École AST Haití, el equipo que no llegó

En todos los acontecimientos, grandes y pequeños, siempre hay lugar para la noticia curiosa. Aquello que empieza por ser una simple anécdota y acaba siendo noticia. A veces más o menos significativa, dependiendo de la habilidad para solventarlo y de la importancia de quien se ve envuelto en ella.

En la crónica del partido inaugural ya informamos de que el Kawasaki Frontale – École Ast Haití, segundo encuentro de este MIC 13, no dio comienzo a causa del retraso de la expedición caribeña. Una demora que provocó la no disputa del partido y, por lo tanto, la victoria fue adjudicada al equipo japonés por tres goles a cero.

En la mañana de hoy, esperábamos ver a los caribeños en acción a las 11h ante el Racing de Sarrià en el Municipal de Santa Coloma de Farners. Sin embargo, la demora seguía alargándose, de manera que tampoco se iba a disputar el encuentro programado para las 17h de esta misma tarde ante el Sevilla. Algo pasaba con los de Haití.

Según se nos informó desde la organización, los problemas con el visado impedían a la escuadra caribeña salir de su país para disputar el torneo. Al parecer, la pasada madrugada ya aterrizó parte de la expedición de la École. En concreto siete personas, que se encontraban esperando al resto de la plantilla para poder competir. La cosa no quedaba ahí. Los haitianos denunciaban que les habían vendido billetes falsos como otro de los motivos para justificar su ausencia. Por si fuera poco, esa pequeña parte de la expedición que había aterrizado en tierras catalanas no sabía indicar el paradero del resto del personal. Unos decían que estaban en Madrid haciendo escala, mientras que otros les situaban en Santo Domingo. Ver para creer.

En cualquier caso, la intención de los caribeños sigue siendo arreglar el problema para poder viajar y competir. No obstante, desde la organización del torneo se muestran un tanto escépticos con la posibilidad de que acaben llegando. Aunque la esperanza existe. En caso de llegar, la École disputaría directamente la fase de consolación como último de un peculiar grupo A compuesto por cinco equipos y no por cuatro, como el resto. La dirección se cubrió las espaldas intuyendo de antemano que podía surgir algún problema con este equipo del único país caribeño donde el deporte principal es el fútbol.

Related posts

Deja un comentario

*