Hostalric asiste asombrada al show de Sergi Canós

Si el ambiente futbolero en Hostalric había sido delicioso en el Espanyol-Cardedeu en el que los blanquiazules sellaron su pase a los cuartos de final de la categoría cadete, el que se vivió en el Barcelona-Aspire Academy que cerraba el turno en la sede más occidental del torneo MIC 2013 fue de máxima expectación. Es posible que en el campo no faltara ningún aficionado al fútbol residente en la localidad de La Selva. La tribuna se llenó y la gente abandonó el campo, tras el 2-0 final, preguntándose quién era ese número 7 del conjunto azulgrana que había firmado una actuación personal portentosa. Su nombre: Sergi Canós.

El aspecto del municipal de Hostalric durante el Barça-Aspire

Sergi nació en Nules, un pueblo de unos 14.000 habitantes situado al sur de Castellón, a solo 18 kilómetros de la capital de la Plana. De hecho, antes de llegar al Barcelona, vistió la camiseta del histórico conjunto orellut. En febrero cumplió 16 años y la prensa inglesa ya publica su nombre en grandes titulares de medios de enorme difusión hablando de un presunto interés del Liverpool. Viéndole ayer en Hostalric, uno puede entender por qué tanto revuelo. Aunque está rodeado de muy buenos compañeros -extraordinario el interior marroquí Ayoub-, Canós es el que marca las diferencias desde un punto de vista individual. En el encuentro ante los cataríes partió desde la banda derecha en el clásico 4-3-3 azulgrana, pero cuentan los que le siguen con asiduidad que también es capaz de jugar de falso delantero centro debido a su facilidad goleadora. De hecho, ayer fue él el autor de ambos tantos.

Sergi Canós en acción

Obviamente es complicado hablar de un jugador habiéndole visto solo dos partidos, pero en Canós apreciamos algunas virtudes muy interesantes: su facilidad para armar la pierna a altísima velocidad, su capacidad de desborde en carrera -hubo una jugada en la que, arrancando desde campo propio, se fue de cinco rivales en conducción y su pase final no encontró rematador- y lo imprevisible que resulta debido a su gran cantidad de recursos técnicos -nunca sabes por dónde te va a salir ni qué regate se va a inventar-. Hostalric quedó maravillada con el show de este chico castellonense que reacciona aún con cierta timidez a los elogios: “He tenido suerte”, comentaba, retirándose a vestuarios, cuando alguien del público le dijo que había jugado un partidazo.

Related posts

Deja un comentario

*