¿Será el Espanyol quien derrote a Aspire?

El miércoles empezaron a competir 48 equipos de 16 países distintos en la categoría cadete y ahora sólo quedan el RCD Espanyol y el Aspire Football Dreams. En pocas horas uno de los dos celebrará el título del MIC y el otro observará, cabizbajo, como su rival salta de alegría y se fotografía con la Copa.

El Espanyol llega con una trayectoria prácticamente inmaculada. Dos empates, cinco victorias y tan solo dos goles encajados, ambos en el primer partido ante EC Vitória. El otro empate llegó ante un Gimnàstic de Manresa ilusionante. Poco a poco el RCD Espanyol ha ido creciendo y ha demostrado distintas virtudes. Más allá de la solidez defensiva ya comentada, es un equipo bien dotado técnicamente. Posee a varios futbolistas habilidosos y desequilibrantes, tanto por fuera como por dentro, como el zurdo Melendo. A balón parado también genera peligro.

Aspire Football Dreams, por su parte, es un bloque de características muy distintas. El aspecto más llamativo de la plantilla es la superioridad física que impone sobre los demás, pero no es su única virtud. Es un equipo rapidísimo, con futbolistas muy veloces que ganan casi todas las carreras, tanto los extremos cuando regatean como los defensas cuando están expuestos cerca de la línea del centro del campo. Prefiere salir jugando por los flancos, la zona donde se siente más cómodo. El mecanismo ofensivo dentro del 4-3-3 de este equipo casi siempre es el mismo: los laterales suben con el balón controlado, combinan con el interior de ese perfil y luego o les devuelven la pelota o se la pasan al extremo. Entonces el futbolista de banda escoge si marcharse por fuera y centrar o regatear hacia dentro para seguir combinando y/o disparar a portería.

Dani Fernández habla sobre la final contra Aspire

Sin embargo, hay varios defectos de Aspire que saltaron a la vista en partidos anteriores. Ante Girona y Baix Ter, equipos que taparon muy bien las bandas, les faltaron soluciones a nivel colectivo. Se bloquearon y acabaron precipitándose en  exceso, como cuando el Olimpica United estadounidense salió a apretar y presionar muy arriba. Entonces el Aspire recurrió de manera demasiado frecuente al balón largo y sin demasiado éxito.

Así pues, Aspire Football Dreams también es un equipo vulnerable y varios equipos ya lo han puesto en apuros. Además, el Espanyol tiene las ideas claras y ha reaccionado en los momentos decisivos para seguir vivo en el torneo. Mañana a las 9:30h protagonizarán en Palamós la primera de las tres finales del día.

Related posts

Deja un comentario

*