El premio de la temporada

Jàbac Athletic

Para algunas entidades, el participar en el MIC es una rutina que llevan a cabo en cada final de temporada. Es algo que ya tienen planificado con meses de antelación. Otros, en cambio, debutan o incluso vuelven tras un periodo sin participar. Es el caso del Jàbac i Terrassa. Su juvenil de División de Honor se ha clasificado para los Cuartos de Final manteniéndose invicto hasta la fecha. Es el broche a una gran temporada en la máxima categoría, donde han finalizado en sexta posición tras una recta final -23 puntos de 30 posibles en las últimas diez jornadas- en las que sumaron casi la mitad de los conseguidos en total (49).

Uno de los grandes alicientes que pueden tener los equipos más humildes o menos mediáticos en este torneo, es la oportunidad de medirse ante equipos de gran tirón, como Málaga, Athletic Club, Villarreal, etc. Este no es el caso del Jàbac pues en su categoría ya se miden a Barcelona, Espanyol, Mallorca, entre otros, y los nervios que se puedan generar por enfrentarse a un conjunto de esa talla, en Terrassa no existen.

En la mañana del jueves demostraron que ese factor emocional lo tienen desactivado. Después de ganar -con cierta comodidad- en el estreno ante Adelaide United (1-3), los vallesanos forzaron un empate ante Athletic Club (2-2) que les acabó dejando con ganas de más ya que lograron adelantarse en el marcador hasta en dos ocasiones. Sin embargo, primero un grave error de cesión en defensa y la mejoría de los de Lezama en la segunda mitad, acabaron igualando el electrónico. La escuadra egarense destaca por la solidez de su bloque, nadie lo hace por encima de manera individual excepto algunos destellos puntuales.

Jàbac Athletic

Un lance del juego durante el Jàbac i Terrassa y el Athletic Club (FOTO: Marcadorint)

Al final del encuentro ante los vascos pudimos conversar con su técnico, Óliver Ballabriga. De los que viven, y además, leen bien el fútbol desde la banda. Manteniendo siempre en alerta a sus jugadores. En gran parte, él es el ‘culpable’ de que el Jàbac i Terrassa haya vuelto al MIC tras muchos años de ausencia. Fue una petición suya hacia el presidente de la entidad como premio a la temporada realizada por sus futbolistas. Manejaban dos opciones y el MIC era, sin duda, la más atractiva para el míster. Por cercanía pero principalmente por el gran cartel. Más allá del resultado, incluso. Para ellos lo importante ya es participar, como reza el dicho. No obstante, tras dos victorias -la última con goleada al Hostalric- y ése empate, se plantan en la siguiente fase. Aunque la dureza de Cuartos puede devolverles a casa. Deberán lidiar con Aspire Football Dreams y Libertad, equipos con enorme intensidad. En la fase de temporada en la que estamos, sumado al sistema de competición de este torneo, el físico empieza a ser cada vez más limitado.

La cuestión que importa es que el Jàbac i Terrassa ha vuelto al MIC y lo ha hecho con muy buen pie. Un merecido premio por la temporada. Los jugadores se lo han ganado en el césped y el fútbol le ha concedido los resultados. Si el objetivo inicial era disfrutar, ahora todavía más.

Related posts

Deja un comentario

*