El espejo inglés

Conquest FA MIC

Vienen de Isleworth y sus resultados no han sido buenos. Conquest FA es una academia de fútbol situada a pocos kilómetros de Londres y es uno de los equipos eliminados en la primera fase del MIC. La primera fase del MIC es ideal para las historias de clubes de fútbol limitado y enorme corazón. Este equipo, que compite en la categoría cadete, es uno de ellos. Un gol anotado (en su debut, empate a 1 contra el Futbol Club Cardedeu), pero 12 encajados en tres encuentros. No es el equipo con peores cifras, eso sí. En la tarde del jueves, por ejemplo, el Amman Baccalaureate jordano recibió la mayor goleada de la categoría: 18-0 contra Brasil.

El Conquest FA se deberá conformar con jugar la fase de consolación. No obstante, su tercer partido, disputado en Sant Feliu de Guíxols, transmitió unas sensaciones pésimas. Su rival, el Alboraya, los superó desde el primer instante. La academia inglesa encajó el primer tanto muy temprano y esto afectó el devenir del encuentro. No obstante, lo peor fue la facilidad con la que creaba peligro el club español. Con tres pases rompía los esquemas de su rival, pese a la línea de cinco defensores que presentó la academia británica. El centro del campo y la defensa se separaban demasiado, los compañeros estaban poco coordinados y el Alboraya encontraba espacios por donde profundizar casi sin querer.

Conquest FA MIC

El Conquest FA no usó petos en el calentamiento. Sus futbolistas prefirieron quitarse la camiseta. Foto: MarcadorInt

Por muy encima que estuviesen los miembros de dicha institución -que gritaban y corregían la posición de sus futbolistas como si del entrenador se tratara-, el Conquest FA no fue capaz de contener a su rival. Jugó bien el club valenciano, pero la dejadez táctica de los británicos fue desesperante. En los dos últimos años, hemos visto escuelas similares de Estados Unidos, Rusia o Australia y, pese a disponer de futbolistas menos dotados técnicamente, se les veía más sólidos, con mayor capacidad para reaccionar ante la propuesta del rival. Sólo se salvó el central Toby Sibbick. Espigado y elegante, salvó a sus compañeros en varias ocasiones. Y terminó como delantero centro. Quizas sólo ha sido un problema puntual de un mal equipo. O puede que sea un problema estructural, otro ejemplo de los problemas de la base del fútbol inglés. Para cumplir con los tópicos, hasta sus dos porteros cometieron groseros errores en los goles encajados.

Related posts

1 comments

Hola, soy padre de jugador del cadete A del Alboraya.
Yo vi el partido y tengo que decir que fue lamentable la conducta de los ingleses. Cuando vieron la superioridad nuestra, empezaron a dar patadas y a protestar al árbitro insistentemente y sin razón alguna, lamentable. El Alboraya estuvo muy por encima de los ingleses en todo momento, no entrando en sus provocaciones e intentando jugar al fútbol en todo momento.

Deja un comentario

*