Un club modesto y un centrocampista muy bajito

Quart manipulat MIC

Los primeros días del MIC sirven para descubrir clubes, ciudades y pueblos cuya existencia desconoceríamos de otra forma. Son días para disfrutar de una mañana o una tarde en un estadio pequeño y coqueto, viendo cómo juegan todo tipo de equipos: desde la selección de Brasil hasta clubes locales de nivel muy amateur. En Llagostera descubrí Quart, un pueblo de unos 3.000 habitantes situado a unos 15 kilómetros del estadio donde se disputaba el encuentro. No sabía quiénes eran, pero jugaban muy bien.

Llegué con el partido empezado, antes del ecuador del primer tiempo, y ya ganaban por 0-2. No sé si sus goles fueron bonitos o feos, pero me impresionó cómo avasallaron al Soccer Club Fusagasuga de Colombia. El “10” sudamericano lo intentaba de todas las maneras posibles, pero el club catalán siempre estaba mejor colocado sobre el campo. Recogían todos los balones divididos; todos los rechaces les favorecían. Se juntaban por dentro y el club colombiano apenas era capaz de retener el balón cada vez que lo recuperaba. Su superioridad era tal que no me sorprendía que la ventaja fuera tan amplia transcurrido tan poco tiempo.

Quart manipulat MIC

Y todos rendían a un buen nivel. Incluso los futbolistas menos técnicos lo compensaban a base de esfuerzo, pulmones e inteligencia. Aunque entre todos ellos sobresalía un centrocampista bajito y mágico, capaz de filtrar pases donde otros solo ven muchas piernas. Con el “6”, Toni Torna Tosso volvió locos a los colombianos, que acabaron desquiciados tras pasarse 50 minutos persiguiendo sombras. Ojalá los pueda ver en próximas rondas para valorar a este equipo. Quizás sea nuestro nuevo Gimnàstic Manresa.

Debutar con un 4-0 no está nada mal para empezar.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*