Dos escenarios y un mismo campeón

Málaga campeón - MarcadorInt

Los elogios vertidos a lo largo de los cuatro días de torneo previos a la gran final no eran casualidad y como dijo su técnico al acabar, “cuando llevamos dos ligas seguidas y dos MIC, algo bien estaremos haciendo”. Con especial énfasis en ése cómo, el Málaga de Francisco Manuel Ruano cumplió con los pronósticos y revalidó el título de campeón de la categoría juvenil al vencer al Atlético de Madrid por un gol a dos. Fue una final de contrastes, otro augurio que se cumplió como posteriormente la elección de los MVP’s. Pasamos de un inicio arrollador, de una sugerente exhibición malagueña a una marcada igualdad por la reacción rojiblanca, que puso en peligro la ventaja cosechada por los chicos de Ruano. Una doble corona para repetir la estampa de hace un año.

Artículo relacionado: Francisco Manuel Ruano, el artífice de un Málaga para la historia

 

1-0 Málaga Marcadorint

David Ruano, autor del primer tanto del Málaga. (Foto: Marcadorint)

Velocidad de crucero

Esa brillante superioridad (0-2) que plasmaron David Ramos y ‘Kuki’ Zalazar con dos goles de auténtica bandera –el segundo de falta directa haciendo gala de la ‘herencia’ de su padre- en apenas quince minutos puso ser mayor si Iván Rodríguez hubiera transformado una pena máxima. El campeón se gustaba.

El que a posteriori sería nombrado como mejor portero de la categoría, Guille Pérez –que nada pudo hacer en los goles andaluces-, adivinó las intenciones al lateral malaguista rememorando sus actuación en la tanda de penaltis frente a Aspire y en ‘semis’ ante el Villarreal. Hasta entonces vimos a un Atlético desquiciado, a merced de su rival haciendo de Aitor Embela –guardameta del Málaga- otro espectador más en un abarrotado Palamós-Costa Brava.

 

Amath Atlético Madrid - Marcadorint

Amath Ndiaye desató gran parte de su potencial durante el segundo tiempo. (Foto: Marcadorint)

Cambio de tercio

El punto de inflexión llegó tras el paso por los vestuarios. El cansancio acumulado y la lamento interno por no finiquitar la final desde los once metros acabaron pesando en los malaguistas, que vieron cómo el Atlético recortaba distancias. Diego remachó en el segundo un balón servido de espectacular chilena por Saeid. Sin embargo, los jóvenes que adiestra Armando de la Morena no consiguieron aprovechar la oportunidad de tener al Málaga contra las cuerdas. El propio Diego volvió a tenerla aunque quien más hizo sufrir a la escuadra de Ruano fue Amath, la ‘flecha’ rojiblanca. El extremo incidió con acierto en su banda. Encaró constantemente a su par –desbordado-, creó superioridades y hasta se permitió el lujo de marcharse de hasta tres rivales en una baldosa. Todo en zona de peligro. Su disparo en ese lance no supuso ningún problema para Embela. Hizo lo más difícil y tras ello, se desorientó para el disparo a pierna cambiada, en boca de gol.

 

Málaga juvenil celebra -MIC - MarcadorInt

Los futbolistas del Málaga celebrando la victoria conseguida por segunda edición consecutiva. (Foto: Marcadorint)

Resistencia para revalidar

Durante los primeros diez minutos de la segunda mitad, el Málaga lo pasó realmente mal. El tinte que empezaba a cobrar la situación era de empate. Un asedio tan constante como sorprendente, pues veníamos de un primer tiempo de dominio malaguista rotundo. No obstante, en la mayoría de casos, para alzarse con un torneo siempre se debe superar un momento difícil. Los de Ruano levantaron la ‘semi’ contra el Barça con cierta facilidad aparentemente, pero les quedaba otro reto: ver peligrar un cómodo resultado a favor que pudo ser mayor y no lo fue.

Como el Atlético no acertó en culminar la remontada, el paso de los minutos acabó asentando al equipo costasoleño. Ruano se vio obligado a mover el banquillo para dar refresco a futbolistas con síntomas de agotamiento. Y aunque eso no impulsó la escasa capacidad para generar en unas postrimerías broncas cuyo tiempo corrió en favor de una generación que se consolida de cara a sus próximos retos: la Copa de Campeones y la Copa del Rey.

Related posts

4 comments

Si queréis ver a un gran Juvenil pasaros por la ciutat esportiva Dani Jarque. El Espanyol ha ganado de 15 puntos al barça. Y tiene a grandes jugadores como Aaron Martin, Marc Roca o Marc Gual

Al peor Barça Juvenil de la historia con uno de los peores entrenadores que jamás haya tenido y que como premio le ha dado al Barça B al que acabara bajando a segunda B

Es cierto, aun llegando a Semifinales, ha sido un Barça muy decepcionante, normal y corriente. Hasta vulgar. De todos modos, y no es por justificar a Vinyals ni la decisión de subirle al filial, el año pasado ganó la Youth League (por sorpresa, para mí al menos). Puede que me digas: “sí, pero con Munir y compañía”. Vale. También con este mismo estilo que ha hecho de éste un Barça irreconocible por el fútbol que se suele fomentar desde La Masía. Son muchas cosas que analizar…

Deja un comentario

*