El Espanyol recupera el trono del MIC en la categoría cadete

Espanyol cadete MIC / MarcadorInt

Por primera vez desde el año 2009, el RCD Espanyol se proclamó campeón del MIC en categoría cadete. El club blanquiazul llevaba años merodeando el título, pero por un motivo u otro siempre se le terminaba escurriendo el trofeo en una de las categorías en las que mejor rendimiento suele ofrecer. Sin ir más lejos, el año pasado el Nàstic dio la campanada con un gol en el último suspiro. En 2014 y 2015, una tanda de penaltis terminó con su participación en el MIC, y en 2013 Aspire Football Dreams les derrotó en la final, cuando en el club catalán destacaba un mediocentro bajito, zurdo, técnico, llamado Óscar Melendo. Aunque la consecución de títulos no siempre es el único indicativo de la calidad de una generación determinada de futbolistas, no deja de ser cierto que alzar el trofeo es un premio para uno de los clubes más regulares del país en cuanto a la calidad y cantidad de los jugadores formados en sus categorías inferiores.

El Villarreal, campeón del MIC en categoría juvenil

El Espanyol derrotó al Barcelona en la tanda de penaltis después de que el conjunto azulgrana empatara el partido sobre la bocina, con un remate prácticamente en el último minuto de partido. El conjunto blanquiazul compitió bien durante la final y aprovechó una de sus mejores oportunidades para abrir la lata al término del primer tiempo, cuando Arnau Puigmal apareció en la frontal del área para culminar una transición rápida conducida por Kilian Cabrero.

Arnau Puigmal anotó el 0-1.
Arnau Puigmal anotó el 0-1.

El Barcelona generó varias ocasiones de peligro, pero anduvo poco atinado de cara a portería. Ansu perdonó dos oportunidades muy claras en la primera mitad y se entretuvo en varias acciones que también podrían haber terminado en el fondo de la red. Como ya ha ocurrido en varios encuentros a lo largo del MIC, el cadete del FC Barcelona sufrió para trasladar al marcador sus mejores fases de juego, más todavía sin el lesionado Pablo Moreno, que se perdió los últimos choques del torneo por una rotura muscular. Así, poco a poco, el Espanyol se fue asentando en el choque y empezó a mandar en la medular gracias a una descomunal actuación de su capitán, el mediocentro Daniel Villahermosa. Con personalidad, agresividad y calidad, Villahermosa se hinchó a recuperar balones en la medular y movió la pelota con criterio. Encontró en Nicolás Melamed y, sobre todo, Arnau Puigmal dos buenos amigos para asociarse y entre los tres el Espanyol se desplegó con bastante peligro.

Dani Villahermosa.
Dani Villahermosa.

Sin embargo, también brillaron los centrales. Tanto en el Barça como en el Espanyol, los cuatro zagueros titulares firmaron actuaciones sobresalientes. En el conjunto culé brilló particularmente el capitán, Eric Garcia, que se atrevió a sacar la pelota jugada pero también cortó media docena de contragolpes gracias a su velocidad para corregir situaciones comprometidas. Por su parte, en el Espanyol Jordi Casta y Alejandro Pérez se impusieron en su área, contundentes en los despejes y atentos a los cruces para anticiparse a las jugadas de peligro. Aun así, poco pudo hacer la pareja de centrales blanquiazul en la acción del empate, cuando en el minuto 50 Adrián Bernabé se inventó una asistencia picadita para la incorporación desde la segunda línea de Iván Fuentes.

Eric Garcia, capitán del Barcelona. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).
Eric Garcia, capitán del Barcelona.

La última final del MIC se decidió desde la tanda de penaltis. Arnau Tenas detuvo el lanzamiento de Daniel Villahermosa, pero Ansu mandó a las nubes el quinto penalti que podría haber dado el título al cadete del Barcelona. Poco después, sería el portero blanquiazul Ángel Fortuño quien se convertiría en el héroe al detener precisamente el tiro del futbolista que había provocado la tanda, Iván Fuentes.

El Barcelona, campeón en la categoría infantil

Por tercer año consecutivo, el Barça conquistó el título del MIC en la categoría infantil. El conjunto azulgrana ganó con cierta autoridad al Celta de Vigo en la primera de las finales de Montilivi, que empezó a las 10 de la mañana. Los de Carles Martínez se adelantaron nada más arrancar el choque y jugaron al compás que marcó Xavi Simons en el centro del campo, que a la postre sería elegido mejor futbolista del torneo en la categoría infantil. El Celta no pudo evitar la derrota (3-1), pero el delantero Miguel Rodríguez y el centrocampista Hugo Álvarez dejaron destellos de clase que explican por qué el conjunto gallego era considerado uno de los equipos que mejor fútbol practicó a lo largo del campeonato.

El Espanyol celebra el título del MIC en categoría cadete.
El Espanyol celebra el título del MIC en categoría cadete.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*