Una final de Primera

MIC copa

En la categoría juvenil, al igual que sucediera en la pasada edición, tendremos final entre dos entidades de Primera: Villarreal-Málaga. Los groguets han impuesto su condición de subcampeón para opositar a un trofeo que se le escapó el pasado año. Sufrió bastante más el equipo malacitano, el cual se encomendó a la fortuna y al acierto de su meta suplente desde los once metros tras no matar un encuentro que ganaba.

Tras unos primeros minutos de cierta igualdad, el conjunto de Javi Sanchís no tardó en hacerse con el pulso de la primera semifinal y rondar con más frecuencia el campo y el área rival. Aunque las ocasiones claras de peligro si se hicieron de rogar. La más evidente fue un mano a mano de Mario González -tras un excelso pase al hueco de Manu Viana- que envió por encima del travesaño. Fue el propio Viana quien se encargó de marcar el gol en la última jugada del primer tiempo. En una acometida amarilla por la izquierda, Pedro cruzó el balón a la espalda de la defensa y el ’10’ del submarino -al primer toque- no perdonó. La selección catarí sólo inquietó de manera puntual y a balón parado, en algún córner. No tuvo situaciones claras de gol pero compitió realmente bien. En gran culpa porque además fue un partido defensivamente casi perfecto del actual subcampeón. Supo cerrar espacios cuando no tenía el balón y fue solidario en ayudas. Aleix pudo sentenciar en otro balón a la espalda de la defensa asiática. Una vaselina -tras la salida del meta- donde el esférico acabó botando lo suficiente como para salir por encima del arco. Al final la victoria acabó siendo justa pese a que el resultado pudo ser más amplio.

villarreal

 

El Villarreal vuelve a la final con gran parte del bloque de la pasada edición (FOTO: marcadorint.com)

Seguramente estemos ante el equipo que mejor aprovecha su dominio del balón. El más vistoso. No es estéril ni horizontal. El que sabe generar más situaciones de peligro a partir de esa posesión y consigue minimizar las opciones que intenta su rival. Contundente y rocoso atrás. A destacar que todavía no ha encajado un sólo gol en lo que llevamos de torneo, por 16 a favor. Obviamente -como ya contábamos ayer- siguen invictos y cuentan todos sus partidos por victorias.

Un Villarreal que en frente tendrá a un Málaga con un estilo algo similar en cuanto a posesión. Al que le gusta llevar el peso del partido pero tal vez carezca de esa profundidad y determinación, en los metros finales, que sí imprimen los amarillos. Los malagueños han ido de menos a más durante el torneo. Empezaron con buen pie pero el tropiezo ante Libertad generó muchas dudas. No sólo por el resultado, sino por el juego. Ante el Athletic Club se vio al verdadero Málaga y frente al Jàbac volvieron a proponer desde el inicio. Mula abrió la lata y parecía que a los egarenses les pesaba la presión de la semifinal. De inicio parecían acongojados en comparación a lo que hemos visto de ellos durante la competición. Presión y favoritismo que asumía el Málaga. Está acostumbrado a ello y también a no acabar de finiquitar el partido, al parecer, según palabras de su míster. Algo de lo que deben aprender porque una jugada desafortunada de su portero les dejó con diez y el rival se creció. Empató desde el punto fatídico y hasta pudo voltear el marcado. Pero no definió y el segundo semifinalista se decidió en la tanda de penaltis.

Aitor Embela, habitual portero del Juvenil B del Málaga, tomó el relevo de Pol y se erigió en el héroe de su equipo al atajar los dos penaltis finales y brindar así el pase a los suyos. El enorme esfuerzo del Jàbac no obtuvo la recompensa. Aquel premio de la temporada no pudo culminarse. Muchos salieron con lágrimas en los ojos y sentirán decepción aunque a buen seguro que, con el paso de los días, valorarán el gran torneo que realizaron.

embela

El héroe del Málaga, Aitor Embela, tras finalizar la tanda de penaltis (FOTO: marcadorint.com)

A partir de las 9:45h de la mañana, Villarreal y Málaga abrirán la jornada de finales del MIC 14′. Dicen que el fútbol siempre concede segundas oportunidades. Los amarillos han conseguido, como mínimo, igualar la trayectoria de la edición anterior e incluso mejorarla. Mañana tienen ante sí la prueba de fuego para demostrar la madurez adoptada tras aquella final perdida de hace un año. De campeonar sabe este Málaga. Se ha impuesto a Sevilla y Betis en su liga y pese a hacer un torneo algo irregular, al final, muchas metas en el fútbol las logra aquel que logra llegar bien al momento decisivo. El equipo de Ruano ha ido a más y eso puede jugar a su favor. Que sufrieron ayer es cierto. También el Villarreal. De maneras diferentes pero al fin y al cabo, la diferencia en los resultados es mínima. La clave seguramente radicará en saber qué equipo impondrá su dominio con el balón y llevará el peso del partido. La espina clavada del subcampeón y la ambición del mejor equipo andaluz en la presente.

El míster malaguista, Francisco Manuel Ruano, ha repasado con nosotros sus impresiones de la semifinal, la trayectoria del equipo en el MIC y la previa del encuentro ante el Villarreal:

 

Related posts

Deja un comentario

*