A un penalty de dar la sorpresa

panenkazo Paradou juvenil - marcadorint

El Paradou AC juvenil puso contra las cuerdas al Villarreal en uno de los cruces más igualados de los octavos de final del MIC, que este sábado entra ya en la recta final del campeonato. El Submarino Amarillo se topó con un equipo argelino que reflejó muchos de los (buenos) tópicos del fútbol del norte de África, pues se mostró como un conjunto técnico, con buen gusto para tocar el balón, pero al mismo tiempo con una fortaleza física superior a la media. Esta combinación entre técnica y poderío físico sorprendió al Villarreal, que durante largas fases del encuentro se vio sometido por el combinado africano, y también al público de Cassà de la Selva, que empatizó con el oustider.

6 Paradou.

El Paradou provocó la tanda de penaltis contra el Villarreal juvenil.

Llamó la atención la obsesión del Paradou por salir jugando desde atrás en absolutamente todas las jugadas de ataque. La formación argelina desplegó una propuesta atractiva, ofensiva, que priorizó el juego en corto sobre los pases largos. Pero, ante todo brillaron tres figuras. Una por línea. La primera, Abdeldjalil Tahri, central zurdo de elegancia descomunal y espectacular salida del balón. Abdeljalil se atrevió a salir en conducción en situaciones comprometidas en las que varios futbolistas del Villarreal presionaban arriba, y demostró cierta facilidad para eliminar adversarios tanto con su zancada como con su preciso desplazamiento en largo. Aun así, su baja estatura puede resultar un hándicap para su posición. Por delante, destacó el despliegue físico de Hichem Boudaoui. El centrocampista argelino, con el 6 a la espalda, abarcó muchísimos metros y exhibió una capacidad gigantesca para cumplir en múltiples facetas del juego: se mostraba preciso en la asociación en espacios relativamente reducidos, pero también se animaba a pisar área, finalizar jugadas y se sacrificaba en defensa, pues también robó muchos balones. Fue el socio perfecto para el mediapunta africano, Salah Ishak Harrari, futbolista de inmensa clase, imaginativo en el regate y deslumbrante en el último pase.

Paradou 5.
Abdeldjalil Tahri, central zurdo del Paradou.

Sin embargo, en poco tiempo Harrari pasó de héroe a villano. Tras firmar una fantástica actuación a lo largo de los 50 minutos del encuentro y mantener el 0-0 que provocó la tanda de penaltis, Harrari falló su lanzamiento. El mediapunta argelino no solo erró desde los once metros, en el tercer tiro de la tanda, sino que se atrevió a disparar a lo Panenka. Y el balón se marchó por encima del larguero. Destrozado, recuperó la esperanza durante unos segundos cuando el portero detuvo el quinto penalti del Villarreal, pero el Paradou se estrelló con el poste en el lanzamiento definitivo. Aun así, su actuación frente al elenco castellonense sirvió para situar en el mapa a varios futbolistas interesantes y localizar al técnico catalán Josep Maria Nogués, que entrena al primer equipo del Paradou en la segunda división argelina y coordina todo su engranaje deportivo. Por su parte, el Villarreal se cruzará con el Alboraya, en un choque que permitirá la público del MIC seguir disfrutando de la calidad de futbolistas como el delantero Nacho Díaz, el mediapunta Eric Primo y, sobre todo, el lateral izquierdo Gregorio Medina, que compiten habitualmente con el Juvenil A del Roda.

Lamento final.
El Paradou acarició los cuartos de final del MIC en la categoría juvenil.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados)

Related posts

Deja un comentario

*