A por la corona mundial

Messi - Muller - Argentina - Alemania - Focus - Edición MarcadorInt

Esto no es como la Champions League o cualquier campeonato nacional de liga que se precie. Allí si fallas y chocas de frente contra el sabor de la derrota, tendrás la oportunidad de resarcirte al año siguiente. Tan solo han de pasar unos meses. Aquí no. Un Mundial es distinto, es especial y no concede tantas ocasiones. Se juega cada cuatro años y, a lo largo de su carrera, algunos de los mejores futbolistas del mundo compiten en tres o cuatro Mundiales, rara vez tienen más oportunidades. El 13 de julio de 2014 está señalado en rojo en el calendario.

Alemania y Argentina ya se enfrentaron el 8 de julio de 1990 en la final del Mundial de Italia. Vencieron los germanos y, desde aquella fecha, ni la ‘albiceleste’ había vuelto a acceder a una final mundialista, ni la ‘mannschaft’ ha vuelto a proclamarse campeona del mundo. 24 años más tarde, una final vuelve a estar protagonizada por estas dos naciones de rica historia futbolística. Todo ello tras una semana histórica para el equipo de Joachim Löw: histórica por el 7-1 con el que derribó los cimientos de la selección brasileña.

La contundencia de un marcador sencillamente memorable, el poderío germano a lo largo de este Mundial y la discreta actuación argentina en semifinales otorgan el favoritismo, a priori, al combinado europeo. De poco sirve lograr un 7-1, que quedaría en anécdota en caso de que Argentina gane este domingo, si luego no culminas el trabajo en la final. Ni Alemania va a jugar tan bien como el pasado martes, ni seguramente Argentina genere tan poco ofensivamente como en su duelo ante Holanda.

Thomas Müller en los Mundiales (2010 y 2014): 10 goles y 6 asistencias en 12 partidos.

Müller: fiabilidad alemana

Empezó el Mundial como delantero centro y lo está acabando en la banda derecha alemana. O, al menos, partiendo desde ella para buscar siempre el área, que es lo que lleva Thomas Müller en su ADN y lo que le define como futbolista. No obstante, es razonable la duda de qué demarcación ocupará en la final, ya que Joachim Löw podría dejar en el banquillo a Miroslav Klose y ubicar a André Schürrle como extremo, lo que desplazaría a Müller de nuevo al puesto de ‘9’. Mesut Özil, irregular en este Mundial, parece fijo en el tridente ofensivo.

Sea en una posición u otra, el atacante del Bayern será la principal amenaza a la que haga frente la zaga argentina, que debe ser disciplinada y estar permanentemente atenta a los movimientos, a los desmarques, a la entrega y a la verticalidad de un jugador que pelea por ser el máximo goleador del torneo y que, a sus 24 años, ya ha anotado una decena de goles en las fases finales de los Mundiales. Es, por tanto, un claro candidato a arrebatar algún día el record del que se acaba de apoderar su compañero Klose: el de máximo goleador de la historia del Mundial. Klose suma 16 goles, Muller se acerca ya con 10 dianas.

FIL FRANCE GERMANY 034

Lahm ha ocupado el puesto de lateral derecho en cuartos de final y en la semifinal (Foto: Focus Images Ltd)

Lahm, en la derecha; Kroos, Khedira y Schweinsteiger, en el medio

Jerome Boateng inició el torneo como lateral derecho de Alemania. El zaguero del Bayern pasó al eje de la zaga en octavos de final cuando Mats Hummels causó baja, lo que abrió las puertas de la titularidad en la banda derecha al joven Shkodran Mustafi, que se lesionó en la segunda parte de aquel encuentro frente a los argelinos. Fue esa doble circunstancia -enfermedad de Hummels y lesión de Mustafi- lo que propició en el cuarto partido del Mundial el cambio de posición de Philipp Lahm, que hasta entonces estaba ocupando una plaza en el centro del campo con resultados no plenamente convincentes.

Bastian Schweinsteiger: “No tenemos presión porque tenemos muchos jugadores que ya han jugado grandes finales en el equipo nacional o a nivel de clubes.”

La falta de ritmo con la que llegaba Sami Khedira o las dudas acerca del físico de Bastian Schweinsteiger pudieron influir bastante a Joachim Löw a la hora de situar a Lahm como mediocentro durante los primeros compromisos. Khedira, que lo que más necesitaba eran partidos para coger la forma y ganar confianza, ha crecido según ha avanzado el Mundial hasta convertirse en la principal figura ante Brasil. Kroos y Khedira son los grandes responsables de que el engranaje del mediocampo alemán haya alcanzado su pico en el momento decisivo del Mundial. La presencia de Lahm como lateral derecho y la unión de Schweinsteiger, Kroos y Khedira en la medular dan lugar ahora mismo a la mejor versión posible de Alemania.

Artículo relacionado: “Los 28 minutos de Sami Khedira”

La inspiración de Neuer

Ha logrado Alemania dos resultados de muchísimo impacto en este Mundial: el 7-1 a Brasil y el 4-0 a Portugal. Dos goleadas en toda regla ante dos candidatas al título mundial. Ahí brilló principalmente la faceta ofensiva de los teutones, si bien no ha sido el único argumento que han presentado en el torneo.

El alto nivel de Hummels y, sobre todo, la inspiración de Manuel Neuer otorgan una gran seguridad a Löw, consciente de que la estructura defensiva del equipo también está respondiendo. Neuer, de hecho, es un muro. Hizo funciones casi de líbero en octavos de final, apareció en cuartos con alguna gran intervención para evitar que Francia empatase y superó con buena nota el trabajo que tuvo en su semifinal. Está a sus 28 años en el mejor momento de su trayectoria profesional.

Joachim Löw: “Tenemos respeto, pero no miedo.”

Neuer - Alemania - Focus

Manuel Neuer está cuajando un Mundial sensacional hasta la fecha (Foto: Focus Images Ltd)

¿Aparecerá Messi?

4 goles y 1 asistencia. Esas son las estadísticas de Leo Messi en los primeros seis partidos del Mundial de Brasil. El de Leo es un Mundial de altibajos y de destellos que, en la mayoría de los casos, han resuelto partidos. Batió a Bosnia en la primera jornada, marcó en el descuento el único tanto del encuentro frente a Irán, superó dos veces a Vincent Enyeama y asistió a Ángel Di María en la prórroga contra Suiza. Sin embargo, no ha vuelto a ver portería desde la fase de grupos y eso es motivo de preocupación en Argentina. Sus destellos de clase ganaban partidos en la fase de grupos -e incluso facilitaron el triunfo contra Suiza-, pero luego la ‘albiceleste’ ha sobrevivido en dos rondas consecutivas sin que el ’10’ haya marcado diferencias. Cuesta imaginarse a Argentina superando un último obstáculo con una versión gris de Messi.

Argentina ha encontrado la solidez defensiva

Cero goles encajados en octavos de final, cuartos y semifinal. Ese es uno de los grandes avales que presenta Argentina en la final del Mundial. Durante los meses previos a la cita de Brasil, en la mayoría de conversaciones acerca del equipo entrenado por Alejandro Sabella se hacía alusión a que era un conjunto descompensado: potencial inmenso en ataque con varios de los mejores delanteros del mundo, pero una defensa que no estaba a la altura. Sin embargo, Pablo Zabaleta venía de hacer un notable curso en Manchester y Ezequiel Garay una sobresaliente campaña en el Benfica. Las incógnitas eran el acompañante de Garay en el eje, el lateral izquierdo y la portería. Sabella apoyó a Sergio Romero y le dio toda su confianza, pese a su suplencia esta temporada en Monaco y al gran nivel de su compatriota Willy Caballero en Málaga. Llegó Romero a Brasil y, como le advirtió Javier Mascherano antes de la tanda de penaltis contra Holanda, se convirtió en el héroe en semifinales. Esa tanda hace que Romero llegue a la final del Mundial con una confianza que no tenía desde hace mucho, mucho tiempo. Es la confianza que mantienen ahora los defensores y los mediocentros argentinos, liderados siempre por Javier Mascherano.

Artículo relacionado: “Capitán sin brazalete”

Argentina - Focus

El once con el que Argentina derrotó a Holanda en semifinales (Foto: Focus Images Ltd)

Martín Demichelis: “Yo dije, desde un principio, ojalá lo encuentren en los archivos, que Alemania era el favorito. Los conozco muy bien a sus jugadores, sé lo que pueden lograr como equipo, lo demostraron a lo largo del Mundial, en el que pasaron por encima al anfitrión en las semifinales.”

Las dudas: Agüero y Di María

“Viene respondiendo tan bien que nadie descarta su titularidad. ¿Milagro? Fideo quiere estar en el partido más importante de su vida“, leemos este sábado en el diario ‘Olé’ acerca del estado físico de Ángel Di María, que tuvo que ser sustituido hace una semana en la primera mitad del duelo contra Bélgica debido a unos problemas musculares. ‘El Fideo’ se perdió la semifinal, pero quiere hacer todo lo posible para estar en la final, ya sea como titular -difícil- o como revulsivo en la segunda parte.

Más factible parece la participación de Sergio Agüero, que ya disputó más de media hora frente a Holanda, aunque lejos de su plenitud física. Del estado físico del Kun y de Di María depende realmente la titularidad en la final tanto de Ezequiel Lavezzi como de Enzo Pérez.

Alineaciones oficiales (21:00, Gol Televisión)

argentina vs alemania - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd; edición: MarcadorInt

Related posts

4 comments

Lo he dicho varias veces: hablamos de Müller sin darnos cuenta de que estamos ante una futura leyenda, a día de hoy en activo. Lleva, a falta de la final, 10 goles en mundiales, y tiene sólo 24 años. Su compañero Klose tiene el récord con 16, y al delantero del Bayern le queda mínimo otro Mundial, en plenitud (28) para sumar… e incluso quizá llegue a otro más con 32 tacos, eso el tiempo lo dirá.

Yo, por cierto, no puse mis pronósticos en su día, pero haciendo un ejercicio de sinceridad, hubiera puesto esto:

Campeón: Alemania
Sorpresa : Bélgica/Colombia
Decepción: Holanda
Máximo goleador: Neymar
Mejor jugador: Neymar
Jugador revelación: Lallana
Jugador decepción: Messi

Deja un comentario

*