A semifinales sin Neymar

David Luiz - Brasil -  Nicson Olivier/Brazil Photo Press

Si algo caracterizó al Brasil-Colombia fue su dureza. Casi desde el minuto inicial hasta el final. Esa dureza se cobró una baja muy sensible en Brasil: Neymar se marchó lesionado a pocos minutos del final tras un fuerte rodillazo de Juan Camilo Zúñiga en la espalda. Se fue en camilla, con gestos de mucho dolor y, según las explicaciones de Luiz Felipe Scolari en la rueda de prensa, Neymar se perdería la semifinal del próximo martes. Scolari aún no tenía la certeza poco después de que hubiese finalizado el partido, pero contaba que las informaciones que recibía desde el hospital al que habían trasladado al jugador indicaban eso: que su participación en la semifinal estaba casi descartada. La peor noticia posible para Brasil se confirmó noventa minutos después de derrotar a Colombia: Neymar tiene fracturada una vértebra y estará varias semanas de baja. Se acabó el Mundial para la figura estelar del conjunto anfitrión.

Lo cierto es que la actuación del árbitro español Carlos Velasco Carballo dejó mucho que desear en el aspecto disciplinario y eso marcó en exceso el desarrollo de un partido muy duro y en el que las tarjetas amarillas brillaron por su ausencia. Especialmente significativo fue el caso de Fernandinho, que ha adoptado en los dos últimos encuentros un papel muy distinto al que ha desempeñado durante todo el curso en el Manchester City: cometiendo muchas faltas duras y sin el castigo de la cartulina amarilla. No recibió ninguna contra Chile, ni tampoco este viernes ante Colombia. Extraño.

Brasil y Colombia cometieron la elevada cifra de 54 faltas.

El que mantuvieron Fernandinho y James Rodríguez fue uno de los duelos más representativos del choque. La estrella colombiana no decepcionó, ya que fue el mejor de su selección incluso en una discreta primera parte del combinado de José Néstor Pékerman. Empezó como enganche en un claro 4-2-3-1 y creció en la reanudación cuando Pékerman retiró a Ibarbo -estaba como extremo izquierdo- y situó a Adrián Ramos en ataque junto a Teófilo Gutiérrez. Regresó Colombia ahí a esa especie de 4-2-2-2, dio un paso atrás Brasil y destacó una vez más en este Mundial el mediapunta ‘cafetero’.

La pauta del partido la había marcado Brasil en un primer tiempo de dureza, pero también de intensidad bien entendida, de presión alta y varias llegadas al área de David Ospina, al que no le faltó trabajo en la portería durante esa primera mitad. Hulk inició el partido de la misma forma que acabó el anterior: siendo el más activo de la ‘verdeamarela’ en ataque. Pero tiene un problema el jugador del Zenit de San Petersburgo desde que Scolari lo ha ubicado en la banda izquierda -Oscar actúa en la derecha y Neymar de ’10’- y es que Hulk tan solo confía en sus remates con la zurda, sus recortes en el área son hacia fuera para acodomarse y se queda a menudo sin el suficiente ángulo para buscar la portería. Pero al menos esta es una versión mucho más reconocible del ex-jugador del Oporto que en el inicio del Mundial.

David Luiz - Brasil - Joao Bourbon

David Luiz ha anotado en dos partidos consecutivos (Foto: Joao Bourbon)

Brasil no derrotó a Colombia gracias a su arsenal ofensivo, sino que la pareja de centrales fue el gran sustento del equipo. Ambos marcaron y ambos cuajaron una actuación notable, aunque en el caso de Thiago Silva esta se vio empañada por una absurda acción que le costó una tarjeta amarilla en el segundo tiempo y, por tanto, le aparta de esa semifinal contra Alemania. Silva estaba apercibido y ahora Scolari debe buscar un nuevo acompañante para David Luiz: Henrique o Dante son los candidatos. Enfrente estará un tal Thomas Müller.

Al inicio de la retransmisión del Brasil-Colombia en Radio Marca, hice referencia a las precauciones que debía tener la anfitriona con el tema de las tarjetas: Neymar y Thiago Silva, quizás sus dos futbolistas más valiosos, jugaban apercibidos. El riesgo era grande y una hipotética semifinal con la baja de alguno de los dos no era ni mucho menos el escenario idóneo. El partido tuvo incluso peores consecuencias para Brasil: amonestado Thiago Silva y lesionado Neymar. El capitán de la selección debía cuidar mejor esos detalles en Fortaleza, ya que una amarilla por obstaculizar un saque de portería de Ospina es el motivo exacto por el cual no podrá jugar la semifinal.

Y Neymar se pierde por lesión lo que queda de Mundial, lo que implica que el equipo de Scolari debe superar ahora tres obstáculos para ser campeona del mundo dentro de nueve días: el hecho de no poder contar con Neymar (y en semis tampoco con T.Silva), el duelo con Alemania del próximo martes y una hipotética final el día 13. Brasil ha de demostrar que puede sobreponerse a la baja de Neymar y ganar los dos últimos partidos sin él.

Foto de portada: Nicson Olivier/Brazil Photo Press

Related posts

8 comments

Pésima actuación del colegiado español. Se ha perdido la oportunidad de pitar la final del mundial. La acción de T Silva parece involuntaria, no merecía tarjeta en mi opinión. A parte de eso, partido bastante más fácil de lo que se podía esperar para Brasil, jugando con jerarquía e intensidad, a pesar del juego espeso y poco estético.

Partido ganado con cierta solvencia por Brasil, esperaba bastante mas de una Colombia descafeinada.
Cierto la intensidad que metio Brasil al partido, cierto la dureza de Fernandinho, pero siento en falta alguna observacion sobre el juego sucio y desleal de Zuñiga, no hablo solo de la entrada a Neymar por la espalda, minutos antes entro von los tacos a la rodilla de Hulk.
Mal el arbitro, peor Zuñiga, practico y otra vez victorioso Felipao Scolari

En cuanto al arbitro: Era una actuación bastante pobre.

En cuanto a Zuñiga. Lo que la gente dice ahora que era un entrada BRUTAL, SUCIO, de HORROR, y todo esto… me parece nada más que RIDÍCULO… cuando vi a Neymar en el suelo pensaba que iba a hacer tiempo para su equipo, porque la entrada no me parecía nada grave. No suficientemente rápida y dinámica para romper un hueso o algo en el cuerpo del rival.
Claro que quería molestar a Neymar, pero romperle ¿la vertebra?
¡Por favor!

Bien, puede ser que soy un ingenuo…

Pero está claro: Es futbol: No importa como ocurrió, sino lo que salió… Lo valoramos todo partiendo del resultado sin mirar bien, que y porque..

La verdad que coincido contigo, me parece que Zuñiga salta y se lleva por delante a Neymar sin intencion de quebrarle una vertebra claro esta. He visto gente que dice que lo suspendan por 4 meses etcetc pero a mi en lo personal me parecio parte del juego, un contacto mas que lastimosamente tuvo feas consecuencias.

Zúñiga eres una verguenza de profesional: patada a la rodilla de Hulk y entrada con la rodilla a la espalda de Neymar.

Deja un comentario

*