Argelia pone a prueba el neolöwismo

Slimani Argelia Foto:Magharebia

Sin grandes alardes de fútbol, pero con contundencia. Alemania ha superado el primer escollo de este Mundial y se ha plantado como primera de un grupo complicado, algo que vistos los precedentes que nos ha dejado esta competición tiene su mérito. Ha venido a confirmar lo que ya intuíamos: que, pese a que su fútbol no es perfecto, tiene una plantilla formada por una mezcla entre animales competitivos y cracks desequilibrantes capaz de ganar a cualquiera. Y además, este equipo cuenta con algo que no es baladí: la plena determinación de todos los miembros de la expedición por levantar el trofeo. Tras quedarse tres veces relativamente cerca de la gloria en los últimos grandes torneos, Alemania está salvajemente concentrada en no cometer errores que le alejen del objetivo que anhelan de forma casi animal. Tienen meridianamente claro cuál es su meta, están convencidos de que son capaces y su deseo y experiencia les guían por el camino. Sin embargo, hay que ser realistas: Alemania no ha deslumbrado en ninguno de los encuentros que ha disputado en Brasil. Ante Portugal se encontró las cosas de cara muy pronto (fruto, eso sí, de la enorme calidad individual de sus jugadores), contra Ghana empató en un imperfecto intercambio de golpes y el partido ante USA fue bastante plano y espeso, seguramente influido por el contexto. Löw sigue en su búsqueda por darles su sentido a esta generación germana, esta vez matizando hacia un fútbol posicional, pero por el camino la calidad que atesora es suficiente para ir ganando partidos de una forma relativamente cómoda. Argelia es un rival que, por sus características, supone una prueba absoluta para el paso definitivo hacia ese fútbol de posesión total que parece que quiere dar Löw. Tiene la capacidad de sacar partido a los defectos que hemos podido intuir que tiene esta selección alemana y la fantasía de dejar su hazaña para siempre en la memoria colectiva de su país. Va a ser un encuentro interesante y una primera oportunidad para examinar de qué están hechas ambas selecciones.

 

Alemania Müller Khedira Schürrle -

Primer partido a vida o muerte para los de Joachim Löw. Foto: calciostreaming

Löw sobre Argelia: “Son un equipo típicamente francés. Se nota mucho su influencia en ese sentido.”

Slimani trabajando sobre Lahm

Suena duro decirlo así, pero es la impresión del que escribe: Lahm como mediocentro es ahora mismo el eslabón más débil de la selección alemana. Si en el Bayern, por las particulares características del equipo de Pep Guardiola, Philipp se ha acoplado muy bien a esa posición (laterales que intervienen mucho en la salida, menos foco en salida, rol distinto etc.) en Alemania ha quedado claro en estos 3 partidos que ni mucho menos se siente tan cómodo. Löw le da absoluto protagonismo para salir desde atrás y el bávaro, un jugador impresionante que no vamos a descubrir aquí, ante esa exigencia muestra sus defectos en esa posición: no es excelso orientándose, no tiene capacidad para girarse y superar presión y no es un jugador especialmente creativo filtrando pases. Varias pérdidas suyas han costado goles y no sólo eso: Alemania se ha visto taponada en su juego por su poca agilidad en salida. Slimani, una de las sensaciones del Mundial pese a haber empezado como suplente, es un delantero físicamente muy poderoso, con gran capacidad de trabajo que en la presión directa sobre Lahm puede sacar petróleo. No sólo tiene la capacidad de robar, sin0 de conducir por pura potencia al área de Neuer y finalizar. Por ahí pueden sufrir los de Jogi Löw.

Brahimi y Feghouli para salir de la presión

Que Alemania defensivamente no es especialmente sólida es algo que se viene intuyendo desde hace tiempo. Los puntuales errores de Hummels, la fiabilidad de los laterales (centrales reconvertidos)… son aspectos que levantan dudas. Sin embargo, sólo puntualmente los equipos rivales han conseguido sacar partido de este defecto. El motivo es que Alemania trata de someter a su rival con el balón, meterle en su campo y cuando la pierde, recuperar de cara muy arriba fruto del buen posicionamiento de sus jugadores tras su posesión. No es excelsa en este arte, pero digamos que es lo que hace: tratar de presionar con muchos hombres de arriba (esencial Khedira en ese arte) para recuperar el balón con prontitud. Sin embargo, Argelia cuenta en su plantilla con dos regateadores brutales. Brahimi y Feghouli son excelsos en conducir, driblar y superar una marca rival. Si cuando los de Löw pierdan el balón, estos son capaces de superar su presión inicial con uno de sus característicos slaloms… tienen todo el campo por delante para hacer daño. Y la capacidad para matar a la contra.

Philipp Lahm: “Controlar durante los 90 minutos es lo más bonito para un jugador. Pero queremos también salir a la contra, queremos esa mezcla entre posesión y contraataque.”

Reaccionar ante un contratiempo

Aún no hemos tenido que ver a Alemania superar un gran contratiempo. Sólo Ghana se le adelantó en el marcador (2-1) y fue tan puntual que no sirve para analizar la capacidad de reacción este equipo. Por su mentalidad, fría y competitiva a más no poder, está claro que psicológicamente sabrán reponerse si Argelia se adelanta puntualmente, pero futbolísticamente… ¿tienen la paciencia necesaria para seguir con su plan cuando virtualmente estén fuera? ¿Están lo suficientemente convencidos de lo que hacen para mantenerse firmes cuando sus instintos le sugieran lo contrario? En caso contrario, si Alemania opta por el ida y vuelta en transiciones… está claro que calidad tienen para imponerse, pero un centro del campo formado por Kroos, Lahm y Schweini/Khedira no parece lo más apropiado del mundo para ese juego.

 

Argelia Magharebia

¿Sabrá Argelia gestionar emocionalmente el partido? Foto:Magharebia

En cambio, a Argelia le hemos visto todo lo contrario en esta Copa del Mundo: problemas para gestionar una ventaja a favor. Llamó la atención especialmente en el duelo ante Corea del Sur, donde tras una primera parte en la que barrieron a los asiáticos sufrieron muchísimo para mantener su ventaja en la segunda. ¿Tiene un equipo que vive un sueño y que es pura intensidad emocional la frialdad para gestionar un 1-0 frente a Alemania y no hacer locuras? Digamos que hay dudas. El duelo emocional que se va a jugar también tiene su relevancia.

Khedira o Schweini, la gran duda de Jogi

Confirmada la baja de Lukas Podolski, la gran duda de Jögi Löw y el debate que está copando las tertulias del país es si Khedira o Schweini debe ser el interior que acompañe a Kroos y a Lahm en el centro del campo teutón. ¿El despliegue físico, la asfixiante presión o la profundidad del Real Madrid o el mejor trato de balón, ímpetu y liderazgo de Schweini?

Löw: Creo que Khedira y Schweini no están para jugar 90′  en todos los partidos en lo que resta de Mundial. Tengo la impresión de que es mejor que se repartan ese trabajo.

Republica de Corea vs Argelia - Football tactics and formations

 

Alineaciones probables (22:00, Gol Televisión)

Foto de portada: Magharebia

Related posts

9 comments

Totalmente de acuerdo en relación a Lahm. Me parece es eslabón defensivo más débil, sobretodo porque es bastante flojo en el uno contra uno a campo abierto. Sinceramente me parece un desperdicio ponerle de mediocentro, y más no teniendo laterales.

Alucinante de lo del redactor de esta noticia, todo malo en Alemania, y por ejemplo le he leído decir que Brasil juega muy bien…

Vamos Argelia-quiero que ganen para que llegue un buen tecnico a la seleccion alemana y si les saque todo el potencial, Low lo desperdicia.

Todos hablan de que Lahm en esa posición no lo hace bien, pero a mi me parece que lo hace muy bien, muy intuitivo, maneja las dos piernas, es un gran defensor, comete pocas faltas, y da seguridad a los centrales. Su salida de balón no es nada mala, no es un xavi, pero su trabajo lo hace muy bien acompañado por Kroos.

Yo también creo que ha rendido espectacularmente de mediocentro, al menos los partidos que le he visto, algo que no hubiera esperado si me lo dicen hace 2 años.

Respecto al partido, un alemán que conocí el otro día sólo me decía "Algeria nos ha ganado las 2 veces que nos hemos enfrentado en un Mundial" y no las tenía todas consigo. Pero yo creo que es de largo el octavo más desequilibrado.

La línea defensiva de Alemania es de terror…

Mertesacker-Boateng-Mustafi-Howedes no tienen ni la calidad técnica ni la velocidad, ni la salida para sustentar tantos jugadores ofensivos…

Totalmente de acuerdo. La defensa en general es horrible y lo que yo pensaba sería un partido desigualado no lo ha sido, por la afición de la defensa alemana de dejar espacios por todos los lados a los argelinos.

Aún así, el ataque de Alemania, bastante bueno, salvo el remate final, ha tenido muchísimas ocasiones (escribo esto en el min.90) y alguna debería acabar entrando.

Deja un comentario

*