Crónica de una muerte anunciada

Colombia v Uruguay2014 FIFA World Cup

Ya han pasado cuatro días desde que Colombia eliminó a Uruguay en octavos de final del Mundial de Brasil. Tiempo suficiente para sentarse, respirar y empezar a asimilar la derrota. Con calma. Sin estridencias ni ruido alrededor. Y es que, desde aquel fatídico minuto ante Italia en el que Luis Suárez mordió a Giogio Chiellini, el recorrido de los charrúas en la competición era la crónica de una muerte anunciada.

Gabriel García Márquez dijo: “La vida no es sino una continua situación de oportunidades para sobrevivir”. Y eso es precisamente lo que hizo Uruguay desde su fracaso ante Costa Rica el primer día. Sobrevivir. Cada día como si fuera el último. Y es que podía ser el último. Inglaterra e Italia como finales obligadas. Forzosas. El ADN de la celeste se ha construido, desde hace décadas, entre triunfos y fracasos, saboreando sus éxitos y levantándose de sus tropiezos una y otra vez hasta convertirse en lo que es hoy en día: un equipo orgulloso, ultracompetitivo, capaz de las gestas más maravillosas.

Colombia v Uruguay2014 FIFA World Cup

Un aficionado de Uruguay antes del encuentro de octavos de final ante Colombia. Foto: Focus Images Ltd.

La suspensión de Suárez creó un sentimiento inicial de indignación, rabia, enfado y tristeza. Con el paso de las horas, la ira se transformó en desolación. Futbolísticamente, Costa Rica había desnudado todas las debilidades de una selección a la que le falta fútbol. Anda sobrada de carácter, sacrificio, solidaridad, lucha y entrega pero tiene grandes carencias técnicas en mediocampo.

Egidio Arévalo Ríos fue la viva imagen de su combinado nacional y cuajó un torneo sobresaliente en lo que él precisamente marca diferencias: robo, presión, recuperación y pases cortos. Él representa lo que es el centro del campo uruguayo desde hace ya demasiado tiempo, donde han destacado Diego Pérez o Walter Gargano recientemente. Sebastián Cristóforo, el hombre llamado a ser diferencial en los próximos años en esa posición para los suyos, sufrió una grave lesión antes del torneo y la celeste le ha echado muchísimo de menos. Sin él faltaron pases profundos, que rompieran líneas, que superaran a defensas cerradas. Él debía poner la luz del talento en una medular en la que brillan trabajos más oscuros.

Brasil dejó nombres propios inesperados como el de José María Giménez, que a sus 19 años ha disputado más minutos en el Mundial que en su año completo en el Atlético de Madrid, demostrando que está listo para mayores lides. Su incursión recuerda a la del francés Raphael Varane con la casaca blanca.

FIL COLOMBIA URUGUAY 060

Alineación titular de Uruguay ante Colombia. Foto: Focus Images Ltd

Ahora toca un profundo periodo de reflexión. La continuidad del Maestro Oscar Washington Tabárez está en el aire y se espera una regeneración de la plantilla. Futbolistas como Diego Lugano, Diego Pérez o Diego Forlán deberán dar un paso atrás mientras que otros lo darán hacia adelante, como el propio Giménez o Cristóforo, Giorgian de Arrascaeta, Jonathan Rodríguez, Nico López, Federico Gino y Gastón Silva. Y habrá más.

No hay que olvidar que Uruguay fue finalista del pasado Mundial sub-20… El relevo está garantizado. 2015 y 2016 serán dos años determinantes para la celeste ya que se disputarán dos Copas América consecutivas. Un buen momento para probar y medir el crecimiento de muchos de estos futbolistas.

“La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos y, gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado”, escribió García Márquez. El pasado es Brasil-2014 pero también Brasil-1950 y Uruguay-1930. Dos Mundiales y 15 Copas América. Un palmarés sobre el que seguir construyendo y sonriendo en busca de un futuro más esplendoroso.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

8 comments

La Copa América 2015 ya estaba prevista, es la que corresponde. La de 2016 la han llamado “Copa América Centenario”, se jugará en Estados Unidos y contará con 16 participantes. Como su nombre indica, será una edición especial por los 100 años del torneo.

Espero que aprovechen la oportunidad para cambiar el calendario y celebrar la Copa America solo a cada cuatro años y junto con la Euro.

Creo que no quieren competir con la Euro. Me parece que no le conviene a la CONMEBOL hacerlo.

La Copa América antes se celebraba cada dos años, siempre en años impares para no coincidir con Eurocopa ni con JJ.OO. Hace poco decidieron cambiarla para que se juegue el año inmediatamente después del Mundial, y dejar libre el año inmediatamente anterior al mundial (2009, 2013…), para no coincidir con la Copa Confederaciones y con la larguísima fase de clasificación mundialista de la Conmebol, que en realidad es una Copa América en sí misma.

Y digo yo, por qué no utilizan la copa America como método de clasificacion para el mundial.

En Balonmano o Baloncesto se hace en funcion del puesto obtenido en el campeonato Continental.

Gran artículo. Tiene futuro la 'celeste'. Me gustaría que hicierais un artículo parecido a este sobre la selección estadounidense, hay rumores de que Gedion Zelalem puede optar por jugar con USA.

Les recuerdo que Sebastián Cristoforo nunca estuvo convocado en la selección mayor y, por tanto, es muy poco probable que hubiese estado en el mundial de no estar lesionado. Lo digo porque podría quedar otra imagen cuando dice “la celeste le ha echado muchísimo de menos”.
De todos formas es un gran jugador y probablemente tenga futuro de selección. Otro jugador que parece tener un gran futuro en la selección, además de los que mencionaron, es Camilo Mayada. Fue sub 20 en 2011 (sudamericano y mundial) y acaba de ser campeón con danubio siendo la figura del equipo.

Deja un comentario

*