Cuando la anticipación llega tarde

Brasil Alemania Maicon David Luiz Focus

Podíamos esperar un gran partido. Podíamos esperar una noche histórica. Pero no lo que sucedió en Belo Horizonte. La superioridad llegó hasta tal punto que Klose tuvo, en una misma jugada en el minuto 23, dos oportunidades para batir el récord anotador de Ronaldo Názario ante la pasividad de la zaga rival. Contra Brasil. En Belo Horizonte, la ciudad donde Ronaldo empezó sus andaduras en el fútbol profesional. Eran cinco goles en el minuto 30 y al descanso, pero pudieron ser varios más. El marcador final, un 1-7 que queda en el recuerdo de la historia de los Mundiales.

Sin Thiago Silva, quedaron al descubierto las carencias defensivas de la zaga brasileña. Quedó especialmente expuesta la banda de Marcelo, atacada por Thomas Müller. Luiz Gustavo le intentaba ayudar, pero también tenía que estar pendiente de un excelso Khedira que presionaba arriba y llegaba constantemente al área rival. También debía echarle una mano Hulk, que vigilaba las incorporaciones de Lahm por ese carril. Si fallaba todo, Dante era quien debía salir a cubrir el hueco. Y claro, Dante no es el central más fiable del mundo. Así pues, la selección germana acribilló a Brasil por ese sector, donde amenazaban los profundos Müller y Lahm. Masacró Alemania al equipo anfitrión a la espalda de los laterales y castigando a una defensa que asumía notables riesgos, pues a menudo buscaba anticipar lejísimos de su portería. Dante y David Luiz perdieron la mayoría de duelos individuales, midieron mal sus acciones y desprotegieron su espalda a menudo.

Julio Cesar Brasil Focus

Júlio César recogió el balón de la red en siete ocasiones. Foto: Focus Images Ltd

Los tres primeros goles llegaron por el costado izquierdo de la zaga brasileña. El mecanismo alemán era claro: recuperación arriba y balón a la espalda del lateral que se había incorporado en ataque, normalmente Marcelo. Así llegó el córner que terminó en el 0-1, en una acción mal defendida por David Luiz, que es víctima de un buen bloqueo en la jugada de estrategia que deja completamente solo a Thomas Müller en el segundo palo. También el segundo gol, facilitado por Fernandinho, que llegó tarde para interceptar un pase y dejó vía libre para Kroos, que explotó el carril libre. No obstante, quizás el tanto más paradigmático es el tercero, que llega poco después, con Brasil tocada emocionalmente y muy desbordada por el arranque alemán. Pase filtrado a la espalda de Hulk, justo al hueco al que no llega Marcelo, centro mal defendido y disparo fácil para Kroos, que también anota el cuarto tras robarle la cartera a Fernandinho un minuto después del 0-3. El castigo de la primera media hora lo redondeó Khedira tras una conducción de Hummels. Salió David Luiz a interceptarla muy lejos de su posición, llegó tarde y quedó un boquete a su espalda para el centrocampista del Real Madrid. Y así en incontables ocasiones.

Esas acciones de David Luiz y Thiago Silva, anticipando en cruces al límite como si de héroes se tratara, quedaron atrás. Alemania supo aguantar el balón lo suficiente para soltarlo al espacio libre, donde ya no quedaba el eterno capitán para bloquear ese disparo que parece destinado a terminar dentro de la portería y explotó los peores minutos de Brasil, superada por los acontecimientos e incapaz de frenar la sangría de goles. Tras el descanso Scolari introdujo a Ramires y Paulinho y Brasil ganó en consistencia, pues se partió tanto al final del primer tiempo que podría haber concedido incluso más tantos. Pero, aun así, el minuto 90 todavía quedaba muy lejos. Tanto que llegaron otros dos goles, de Schürrle.

Más artículos sobre el Brasil 1-7 Alemania:

“Cuando la anticipación llega tarde”, por Tomàs Martínez.

“Los 28 minutos de Sami Khedira”, por Carlos Rosende.

“La prensa brasileña critica a Scolari por descuidar la defensa”, por Axel Torres.

“Los 5 mejores jugadores de la semifinal”, por votación de la redacción de MI.

Foto: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Menudo chiste Brasil en este partido… con 3-0 Scolari ya deberia haber quitado a Fred para poner a Willian. Ya lo dije anteriormente en los partidos previos: echo en falta la presencia en la lista de un revulsivo de garantías como podría ser Lucas Moura, no comprendo por qué no llevó a un lateral izquierdo con un buen balance defensa-ataque como Filipe, prefiriendo a Maxwell, que sufre igual que Marcelo en defensa, y en ataque no desborda ni un cuarto… y si tanto confiaba en Jo Alves, no sé por qué no le ha dado siquiera una oportunidad viendo la baja forma de Fred.
Del partido de anoche salvo a David Luiz, a Óscar y a Bernard.
Los cambios en la segunda parte de Scolari fueron otra broma pesada…

La verdad es que el Felipao de esto no entiende, viendo el roto que le hicieron ayer Brasil tiene una defensa muy limitada y va y deja a Filipe Luis y Miranda en casa.

Al que dijo que Scolari se parecia a Mourinho,vaya ofensa para el portugues. Se paso unos cuantos pueblos.
Por cierto, quedo mas que claro que David Luiz estan bastante sobrevalorado y sin T Silva no es nadie.

es cierto scolari hizo muchos errores pero siempre criticamos cuando pierden y el año pasado cuando ganaron a españa 3-0 todos los alabavamos

Deja un comentario

*