El héroe caído de Uruguay

Uruguay v England2014 FIFA World Cup

Indignación, incredulidad y rabia. Con esas tres palabras puede definirse el sentimiento generalizado uruguayo ante la sanción de nueve partidos y cuatro meses al delantero y estrella de la Celeste, Luis Suárez.

Uruguay anocheció tarde el miércoles, esperando delante de ordenadores y televisores el fallo de la FIFA… Que nunca llegó. En esas horas, hicieron Trending Topic mundial el hashtag #DeOficioTodosOninguno, convocaron reuniones vía Facebook y protestas en las redes sociales. Muy dentro de ellos sabían que el ‘Pistolero’ había dicho adiós al Mundial y, quizás, a la esperanzas de repetir otro Maracanazo en un hipotético cruce de cuartos de final ante Brasil.

Italy v Uruguay2014 FIFA World CupChiellini enseña al árbitro la marca del mordisco de Suárez. Foto: Focus Images Ltd.

Montevideo amaneció tranquila el jueves. Apacible. Con el sol iluminando el Río de la Plata, dando la bienvenida al nuevo día. Nada parecía indicar en el ambiente que el 26 de junio de 2014 iba a ser una jornada difícil de olvidar para los uruguayos.

La noticia estalló como una bomba. Primero, en Twitter y de ahí a las televisiones. Gritos escritos de enfado, voces de conspiración, llantos de amargura. No se hablaba de otra cosa. En el autobús, en la radio, en la calle. En el trabajo. Amantes del fútbol o de la literatura, profesores y periodistas, conductores o amas de casa. Todos daban su opinión sobre un asunto de estado, donde incluso el presidente de Uruguay defendió al ídolo del pueblo.

Uruguay, un país laico, vive el fútbol como su religión particular. Lo es todo. Si Lionel es el ‘Messías’ de Argentina, Suárez es el Dios charrúa. Una figura a la que, a los ojos de sus habitantes, se ha maltratado y vilipendiado. Humillado.

‘Lucho’ abandonó la concentración de la Celeste entre lágrimas, por la puerta trasera. Casi sin tiempo para despedirse, con los ojos húmedos, fue obligado a dejar a su equipo. Sin mirar atrás. No había tiempo, ni ganas.

Suárez no podrá pisar un recinto deportivo en los próximos cuatro meses. “Será que la FIFA tiene miedo de que muerda a algún espectador”, decía con una media sonrisa un hombre que buscó en lo más profundo de su ser el último resquicio de humor que le quedaba.

Hoy, Suárez es un mártir. Alguien a quien arropar, abrazar y dar cariño. Así lo siente el pueblo y así se lo va a transmitir a un futbolista que hace apenas una semana era un héroe, una leyenda capaz de operarse de los meniscos, volver a jugar casi un mes después y derribar al gigante inglés.

Hoy vive el peor momento de su carrera pero es más querido que nunca por su afición. Se pierde el resto del Mundial y, salvo sorpresa mayúscula, también la Copa América-2015. Un varapalo enorme para un jugador con tendencias autodestructivas, acostumbrado a visitar los infiernos y resurgir de sus cenizas como el Ave Fénix, como el ‘Pistolero’ de Uruguay.

Lee aquí todos los artículos del blog Orilla Celeste

Related posts

4 comments

Los uruguayos estan vendados y dicen que Suarez no ha hecho nada.
Deberia de tener un poco de autocritica y ayudarle al jugador.

No, no estamos ciegos y tampoco somos tontos, Suárez se equivoco y eso está mas claro que el agua, lo que nos indigna es la sanción tan desproporcionada que le impusieron, como la ridicules de que no pise un campo de juego por 4 meses, me pregunto que culpa tiene el Liverpool de perder un jugador cuando ni siquiera fue vistiendo esa camiseta?

No mintamos para defender a Suaréz. Soy latinoamericano pero al pistolero se le ha soltado la boca tres veces y una de ellas en un mundial, la Fifa ya le había pueso un strike por el gol q salvò en el pasado Mundial ante Ghana, que algunos entendieron como anti Fair Play, y en estas eliminatorias ante Chile tuvo aquella acción con Jara. Además del incidente racista con Evra. Desgraciadamente Luisito se equivocó en el Mundial, y no era la primera, pero la Fifa tambien se equivoca con una aberrante demostración de poder. Suárez debió pedir perdón por lo sucedido yno negarlo, y aquellos que le defienden igual. Errar no es lo peor, peor es pensar que en un mundial con cientoa de camaras y millones de espectadores esta acción quedaría estéril.

Comparar el mordisco con cometer un penalty por mano es absurdo. Y creeer que Suárez es racista…¿es usted latinoamericano y sabe lo que significa el apelativo negro allí?

Deja un comentario

*