Francia arrolla a Suiza y mete miedo

oimoko0014

La victoria ante Honduras en la primera jornada, por la forma en la que se produjo, hizo intuir que Francia había construido un equipo potente para este Mundial. Sin embargo, por la teórica debilidad del rival, no saltaron las alarmas: había que ver a les bleus medirse ante una selección más exigente. Tras verles hoy ante Suiza, se puede afirmar con rotundidad:  Francia es un equipazo. Francia es uno de los equipos del Mundial hasta ahora.

Un equipo coherente, una idea de juego definida

Deschamps introdujo ante la selección helvética variaciones respecto a lo que había mostrado en su primera toma de contacto con el césped de Brasil: sentó a Pogba y a Griezmann, dio la oportunidad a Giroud y a Sissoko y escoró a Karim Benzema a la izquierda. Sorprendieron estos cambios, especialmente porque los dos sustituidos fueron protagonistas en la victoria ante Honduras, pero Didier sabía lo que hacía. Tenía sentido.

 

Deschamps-Francia-FocusDeschamps ha formado un equipazo. (Foto: Focus Images Ltd)

Da la impresión de que el seleccionador francés ha construido un sistema que se adapta perfectamente a las características de sus jugadores. La generación francesa que ha viajado a Brasil destaca por una cualidad por encima de todas las cosas: su poderío físico. Matuidi, Pogba, Sissoko, Varane, Sakho, Mangala, Evra… Son auténticos animales en lo que a condiciones físicas se refiere. Sin embargo, especialmente en las posiciones de arriba, Francia cuenta con Benzema y Valbuena, que tienen otra característica muy distinta, pero absolutamente valiosa: la pausa en el área, la calma cuando todos están nerviosos, la decisión correcta cuando el ímpetu se apodera del resto del mundo. Didier ha encontrado la forma para que ambas tendencias sean absolutamente complementarias.

Francia defiende bastante arriba. Evra, Debuchy, Varane y Sakho son poderosos en la anticipación, rápidos corrigiendo y capaces de defender a varios metros de su área. Mientras que Cabaye reguarda, Matuidi y Sissoko presionan con muchísima intensidad, buscan el robo con agresividad y muchas veces lo consiguen. Y cuando este se produce, generalmente cerca del área rival, Benzema, Valbuena y Giroud son auténticos maestros de la transición. Es llamativo que, pese a que ninguno es especialmente rápido, por su interpretación del contraataque y sus permutas son ideales para el veloz juego de la selección gala. Asociativamente interpretan tan rápido que al final son fulgutantes: Karim puede caer a banda, Giroud tirar un apoyo, Valbuena irse hacia el centro…  Y tienen la pausa necesaria para dar tiempo a que lleguen los animales que tiene Francia en el centro del campo desde segunda línea: no es casualidad que Matuidi y Sissoko hayan marcado goles en la noche de hoy. Por ahí se puede entender que Deschamps haya decidido escorar a Benzema al sector zurdo: desde ahí su movimiento natural es recibir, esperar y, o bien conducir hacia dentro o bien ceder a los que vienen de segunda línea, mientras que Giroud fija. Benzema es el delantero ideal para ordenar, coordinar y aprovechar el potencial ofensivo de su línea de centrocampistas: él le da sentido a todo. Francia es intensa atrás, rápida en el centro, pero cuando llega al área es helada: calma la jugada y sabe decidir bien.

Karim superstar

oimoko0014Benzema está inspirado en Brasil. (Foto: oimoko0014)

Si Karim Benzema no es el MVP del Mundial hasta ahora, anda cerca. Su brillante temporada en el Madrid, en la que por fin ha explotado mediáticamente y conquistado la Copa de Europa que tanto ansiaba, le ha dado la madurez en su juego que necesitaba para convertirse definitivamente en el crack mundial que su talento venía sugiriendo desde que era un chaval. A Benzema ya no se le pueden poner peros: Karim ya es un jugador global, constante y decisivo. Ya ha dejado su sello en Brasil en forma de dos exhibiciones brutales en sus primeros dos partidos: no solo es que ya lleve 3 goles, es que si no hubiera marcado ninguno su rendimiento sería igualmente extraordinario. Verle asociarse, pararse, moverse sobre el campo es una absoluta delicia ahora mismo que no deja de dar ventajas a su equipo. A su habitual brutal comprensión del juego le ha añadido una determinación y un liderazgo que convierten al 10′ de Francia en uno de los nombres de la competición. Karim se sabe líder, este es su año y quiere volverse con la copa. De momento, va por buen camino.

Foto de portada: oimoko0014</>

Related posts

7 comments

Sin duda; Francia es un gran equipo. Pocas selecciones combinan tan bien la potencia y la técnica como esta selección francesa.

Pero ojo! Suiza fue un coladero atrás y ojalá, por el futuro del equipo, una victoria tan rutilante y abultada no cigue a Deschamps. Francia sigue siendo mejor con Pogba por Sissoko y Griezmann por Giroud. Aunque, en algunos escenarios, el delantero de Arsenal sí que puede resultar muy útil…

Ahora, lo de Suiza fue un desastre en defensa. Sigo sin entender que jueguen Djouru, Senderos teniendo a Schar en el banco. Lo de Dzemaili por Behrami tambien era necesario. Al parecer el técnico se dejó conmover por la última jugada contra Ecuador, pero al mediocampista de Napoli no se le escapó una idea. No corrigió los defectos y ahí está: Pésimo el manejo de Hitzzfeld.

Y no mencionaste a Cabaye. También la pausa, el talento, el fantástico golpeo en largo en un mediocampo de portentos físicos.

Que estén Schar y Dzemaili en el banquillo es totalmente incomprensible, sin paliativos. Y Sommer en menor medida, porque Benaglio es un buen portero. Omar Hitzfield estuvo muy mal ayer. Supongo que Dzemaili recuperará la titularidad no?

Tendra que recuperar la titularidad.

Futbolista con mas idea que Behrami y en un partido en el que tiene que ir a por todas. Me gusta el doble pivot,Inler-Dzemaili.

Coincido en lo de Schar y Sommer deberian de ser titulares los dos.

“Sorprendieron estos cambios, especialmente porque los dos sustituidos fueron protagonistas en la victoria ante Honduras, pero Didier sabía lo que hacía. Tenía sentido.”

Pensé, despues de leer esta línea, que más adelante en el artículo se explicaría por qué tenía sentido, pero no es así. Me gustaría saberlo, por que Sissoko me pareció de lo peor de Francia y Pogba al salir hizo bastante más. Giroud sí que funcionó, y su capacidad asociativa es superior a la de Griezmann, pero aún así si los otros dos atacantes ya son muy asociativos me parece mejor opción que el tercero sea más de desborde y regate individual.

Me refiero sobre todo al cambio de Benzema a la izquierda y la entrada de Giroud y eso sí se explica.

Lo de Pogba por Sissoko creo que obedece a motivos disciplinarios, especialmente tras algún comportamiento dudoso ante Honduras.

Deja un comentario

*