Ghana destapa las carencias de Alemania

Asamoah Gyan - Ghana - Globovision

Alemania y Ghana empataron a dos en una memorable noche de sábado que hizo pegarse a la TV hasta el más antifutbolero. Los africanos necesitaban ganar, ya que de perder se quedaban casi matemáticamente fuera de la Copa del Mundo y es por ello que salieron al campo con una apuesta valiente, decidida, arriesgada e intensa. Salieron a presionar a Alemania a todo campo, fueron a buscarles directamente a la salida de balón pese a los riesgos que eso entrañaba e intentaron forzar el robo cerca de Neuer para que los Boateng, Ayew, Atsu, Gyan y cía puedan salir como búfalos a la contra. En la primera parte no hubo mucho emoción fruto de una Alemania que fue conservadora y poco profunda con el balón y que apenas tuvo pérdidas comprometidas, pero a partir del descanso fueron cayendo los goles y el partido, convertido en un duelo de transiciones para el disfrute del espectador, fue pura épica, puro ida y vuelta, pura mezcla de emociones. Ambos equipos pudieron llevarse el partido.  Por un lado una Alemania que en los duelos de transiciones tiene un par de piezas incomparables: Özil lanzando, Müller  (otro gigante partido del jugador del Bayern) tirando desmarques, cargando área, asociándose… Por otro, una Ghana liderada por ese jugadorazo llamado Asamoah Gyan (¡qué memorable partido!) que no dejó de buscar problemas a los centrales alemanes y que pudo sentenciar especialmente al final. África dejó por fin la gran actuación que faltaba en esta Copa del Mundo y le enseñó al mundo las debilidades de esta selección alemana, cuyo favoritismo se ve matizado.

 

Götze-Kroos-Alemania-Focus

Alemania lo pasó mal ante Ghana. (Foto: Focus Images Ltd)

Lahm deja dudas como mediocentro

Pep Guardiola decidió este verano adelantar a Philipp Lahm a la posición de mediocentro. Una decisión brillante, condicionada por las bajas, pero que se adapta a la idiosincrasia del equipo que había construido el genio catalán: el Bayern contaba con una salida de balón trabajadísima en la que el mediocentro no tenía tanto protagonismo. El rol del bávaro en el Bayern, pese a lo que mediáticamente haya podido trascender, no es el de una figura creativa ni que cree excesivas ventajas con el balón, sino el de una figura de apoyo, que conserve el balón, que ofrezca siempre una opción asociativa y que pueda mover el balón de un punto a otro. Jogi Löw, guardiolista declarado, ha decidido copiarle la idea, sin embargo al verle jugar con Alemania se observa perfectamente que ni mucho menos se siente tan cómodo. Löw le ofrece todo el protagonismo de la salida de balón germana, le coloca de 5 posicional como encargado de ofrecer una salida limpia a la Nationalmannschaft y en los dos partidos que llevamos de Mundial ha fracasado, aunque en el primero no fuera tan evidente debido a la superioridad teutona. Lahm, un jugador absolutamente extraordinario, como mediocentro puro no se posiciona bien, no tiene buen giro para deshacerse de rivales, ni una visión de juego privilegiada. Para determinadas funciones puede ser útil, pero para lo que le pide Löw se le ve desorientado. Eso provoca que, si presionas a Alemania arriba, le crees bastantes problemas. El mundo tomará nota.

Schweinsteiger deja buenas sensaciones

Entró Bastian Schweinsteiger en la segunda parte y dejó una sensaciones que recordaron ligeramente al gran Basti que fue el mejor mediocentro del Mundial 2010. Personalidad, ímpetu, recorrido físico para subir de arriba a bajo… No ha tenido una temporada fácil en el Bayern de Múnich, se ha operado, ha estado mal físicamente y se ha perdido el último tramo. Parecía que llegaba a Brasil en un bajo estado de forma, más con un rol espiritual que con importancia futbolística, pero en el ratito que jugó volvió a despertar ilusión. Si Schweini está bien, quizá Jogi reconsidere la posición de Philipp Lahm.

Problemas defensivos de Alemania

En los dos goles que recibió Alemania quedó claro que en el aspecto defensivo deja bastantes dudas. No sólo porque su transición defensiva sea mediocre, sino porque individualmente atrás las individualidades fallan. Los errores de concentración de Hummels, la velocidad de los laterales, la defensa de los balones aéreos… Sin el absoluto bastión defensivo que supone Lahm en ese sentido, la Nati es vulnerable atrás.

Eterno Miro Klose

No se puede redactar este texto sin mencionar el mito que es Miroslav Klose. El alemán de origen polaco, que con 21 años jugaba en quinta división hasta que un ojeador del Kaiserslautern le echó el ojo, no necesitó ni 10 minutos de Mundial para marcar su gol número quince en una Copa del Mundo e igualar el récord del Ronaldo Nazario. Hay jugadores que simplemente tienen el don de saber crecerse en estas competiciones, da igual que tengas 36 años, que vengas de una temporada mediocre y que hayas perdido mucha importancia en tu selección: si te dan 20 minutitos son suficientes para aprovechar tu experencia, intuir hacia dónde va el córner antes que nadie y meter la planta del pie. Su nombre ya está escrito en letras de oro en los libros de historia.

Foto de portada: Globovisión

Related posts

12 comments

Genial artículo!!! impresionante análisis y no puedo estar más de acuerdo con todo lo que mencionas.

De hecho, desde la victoria de Portugal (condicionada por la debilidad de la selcción lusa), mencione estas fallas que, afortunadamente para Alemania, empiezan a vislumbrarse desde ahora y que, en ese orden de ideas, podrían corregirse.

Lo de Lahm como mediocentro es mediocre. Está desperdiciando un magnífico lateral por ponerlo en una posición donde en el Bayern, efectivamente, representa un rol secundario, pese a lo mediático que haya resultado ese cambio posicional. Alemania no ataca por los laterales y éso me resulta una falla garrafal.

Sólo me faltó en tu artículo una mención a un “eslabón débil”, el más débil de la selección teutona: Kehdira. Kedhira no PUEDE ni DEBE ser titular en esta selección. Ni tiene contundencia defensiva ni mucho menos creatividad: no aporta absolutamente nada… erró decenas de pases durante todo el partido.

También, definiivamente, adolece de verticalidad para momentos importantes de partidos complicados. No hay quien rompa con velocidad… como dije desde el primer partido: en el transcurso del mundial seguirá extrañando muchísimo a REUS…

La verdad cada vez me decepciona más el manejo de Low con esta selección…

Espero de corazón que Ghana se clasifique. ¡Cómo he disfrutado del partido de hoy!

A diferencia de muchas selecciones africanas les he visto muy bien organizados atrás y con bastante solidez defensiva, los dos goles encajados son errores puntuales. Y arriba, dinamita. Asturias, Ayew y Gyan le pueden hacer un traje a cualquiera. Selección a seguir.

Saludos

Ghana se aprovechó de los errores en la creación y de la debilidad defensiva. Alemania salió al campo con cuatro centrales, dos de ellos especialmente lentos. Además Neuer comete fallos de concentración graves.

Ghana fue un equipo ordenado y rápido, con un gran trabajo de los centrales, que cortaron muchísimos pases al área de los alemanes. La velocidad por las bandas de Atsu, Ayew, Asamoah y Harrison fue un problema grave para Howedes y Boateng, que apenas recibían ayuda ni de Khedira y Lahm ni mucho menos de Gotze y Ozil.

Creo que Alemania pecó de “soberbia” y de no tener claro si querían tener el balón o esperar al rival. Algo de lo que ha pecado en toda la era Low, y que le ha condenado a ser un equipo a remolque.

Alemania sigue siendo la misma que fue masacrada por Italia en la última Eurocopa. No llegará nunca a la excelencia de la cima del tiki-tika (con Kedhira Kroos y Lamh es imposible) y pierde en intensidad, verticalidad y defensa. Nunca serán lo que pretenden ser y en el camino están dejando de ser lo que siempre fueron.

A mi Low no me gusta nada nada.

Vaya bestialidad de seleccion tuvieramos si estuviera JURGEN KLOPP.

Tecnico con variantes, que busca nuevas ideas,innovador,futbol mas vertical.

Soy de los que cree que Löw se está cargando a una generación entera. Carece de una identidad de juego, cada torneo juega de una forma distinta, en este mundial absorbiendo a Guardiola. En los últimos 15 minutos me dio la impresión de que el equipo se quedó sin resto físico. Me gustaría que Lahm vuelva al LD y a Schweinsteiger titular. No me ha gustado lo de Özil por lo que va del mundial

Grande Klose, dichoso de haber visto tus 15 goles. Recuerdo que la primera vez que vi a Klose fue frente Arabia Saudita en WC 2002, en la Alemania de Kahn, Ballack, Klose, + 8.

Echo en falta destacar más las virtudes de Ghana que el descubrimiento de las “carencias” de la Mannschaft.
La segunda parte de Ghana es un escándalo. La forma de achicar balones atrás de Boye y Mensah, el ímpetu de André Ayew, la solidez en medio campo de Muntari, y obviamente, la magia de Gyan Asamoah (la elástica a Howedes, uf), jugador que se borró del fútbol europeo demasiado pronto.

Deja un comentario

*