Griezmann y Enyeama, cara y cruz

Griezmann Francia Focus

El portero que más paró en la fase de grupos. Uno de los mejores guardametas del Mundial y el mejor de su continente. La figura en la que todos confiaban, porque siempre aparecía para intervenir de manera prodigiosa cuando lo demás se desmoronaba. Pero en el minuto 79, Enyeama falló. Salió mal y el balón se le escurrió de sus manos. Le cayó a la cabeza de Paul Pogba, que lo puso en el fondo de red. En un instante, la resistencia nigeriana se derrumbó.

Enyeama - SuperEagles

Vincent Enyeama falló en el momento decisivo. Foto: SuperEagles

Compitió muy bien Nigeria. Mucho mejor de lo esperado en la que posiblemente sea la mejor actuación del equipo africano desde que lo dirige Keshi. Sorprendió a Francia con un inicio intenso y agresivo en el que no renunció al balón. Supo conservar el esférico, medir cuándo tocaba ser vertical y cuándo tocaba mantener la posesión hasta encontrar la mejor opción. Efe Ambrose recorría la banda derecha de Evra y Benzema como si de Dani Alves en sus mejores días se tratara y hacía daño junto a Odemwingie, que ha cuajado un Mundial notable. Nigeria merodeaba el área rival. Le anularon un tanto a Emenike, que se encontraba en posición de fuera de juego. No intervino demasiado Lloris, pero la sensación de peligro en los ataques de Nigeria fue constante en la media hora inicial. Una enorme demostración de personalidad. Francia, con Giroud como delantero centro y Benzema algo escorado a la izquierda, no terminaba de salir con claridad. A menudo era demasiado vertical, pero poco precisa, lo que facilitaba que en algunos compases el encuentro se rompiera y Nigeria se desplegara con espacios por delante.

Poco a poco Francia fue creciendo. Encontró el peligro en la banda derecha de Valbuena y Debuchy, que se impusieron al inexperto Oshaniwa, lateral zurdo de Nigeria. Valbuena atraía a los rivales recibiendo entre líneas y soltaba el balón para las incorporaciones del lateral del Newcastle. La mayoría de acciones de peligro de los galos llegaron por ese costado o terminaron cerca de la posición de Oshaniwa. Una de ellas, una volea impresionante de Pogba que detuvo Enyeama. Otra, un disparo que se marchó fuera después de un despeje poco contundente de Oshaniwa. A falta de un gris Benzema y un impreciso Giroud, ese costado fue la mayor amenaza para la selección africana. Aun así, defendió bastante bien Nigeria, con un notable Onazi tapando agujeros entre líneas y un sacrificado Moses, mediapunta en octavos por la baja de Babatunde, que trabajó muchísimo para ayudar a sus dos compañeros en esa parcela.Nigeria Onazi Focus

La lesión de Onazi condicionó el devenir del encuentro. Foto: Focus Images Ltd

La segunda parte siguió un guion similar. Nigeria no regalaba el balón, sino que buscaba acercarse a la portería defendida por Hugo Lloris y minimizaba el impacto de Benzema y Giroud. Sin embargo, se produjo un punto de inflexión alrededor del minuto 60 de partido. Primero se lesionó Onazi tras una dura entrada de Matuidi, lo que supuso la entrada de Gabriel, centrocampista con mucha menos experiencia en un escenario de tanta exigencia. Esto coincidió con la entrada de Griezmann, que sustituyó a Giroud. La incorporación del futbolista de la Real Sociedad permitió que Benzema centrara su posición y que hubiera un atacante que amenazara a la espalda de Ambrose, muy activo en ataque. Intervino más el delantero del Real Madrid y con él todos sus compañeros. Empujó Francia y fue reculando Nigeria, que sacó el balón bajo palos en dos ocasiones. Además, Cabaye se topó con el larguero después de un sensacional disparo desde fuera del área. Koscielny filtraba pases desde atrás, Valbuena y Benzema recibían entre líneas y Griezmann agitaba a la zaga con su permanente movilidad. Sin Onazi, Nigeria concedió más recepciones en el centro del campo y terminó sufriendo. También porque Francia funcionó mucho mejor.

“Creo que no hemos sido inferiores. Todo depende de lo fuerte que sea nuestro deseo por ganar”. Stephen Keshi, seleccionador de Nigeria

Sin embargo, el gol llegó a balón parado. No llegó hasta el error de Enyeama, que quiso salir demasiado lejos para interceptar el centro de Valbuena, se pasó de frenada y no fue capaz de atajar el balón. Ni de despejarlo con los puños. Se quedó a medio camino, palmeó el esférico y este le cayó a la cabeza de Pogba. Erró uno de los mejores de Nigeria en los dos últimos Mundiales. Y al equipo africano ya no le quedaba gasolina. Sus atacantes, los mismos que empezaron el partido, estaban agotados. Un buen ejemplo de ello es el córner que concede Odemwingie en el descuento. Evita que el balón salga por la línea de banda, pero lo despeja, ya exhausto, por la línea de fondo cuando lo último que necesita su equipo es que el esférico se pierda y corran los minutos en favor de Francia. Lo sacó en corto el equipo galo y la pelota terminó en el fondo de la red después de que rebotara en Yobo. Dos goles en dos acciones a balón parado.

Griezmann Francia Focus

La entrada de Griezmann refrescó el ataque francés. Foto: Focus Images Ltd

Avanzó Francia, pero le costó más de lo previsto. Fue Enyeama, uno de los mejores porteros de la Ligue 1 y del continente africano, quien decantó el partido en favor del conjunto galo. Como ocurrió con Gerrard cuando resbaló contra el Chelsea. Como el penalty de Márquez a Robben. Y como ha ocurrido en muchos más casos. Sin él, Nigeria no habría llegado tan lejos. Y en el día menos indicado, cuando todos los focos apuntaban hacia él, Enyeama falló tras realizar varias paradas de mérito. Porque los héroes, en ocasiones, también son humanos.

Related posts

7 comments

Más que nada, es un futbolista más complementario para el juego de Francia. Te permite centrar a Benzema y atascar menos el carril central ante equipos que se repliegan, como fue el caso en este partido.

Un gran análisis, Tomás, gracias, aunque creo que cargas demasiada culpa a lo largo del texto a Enyeama, que también tuvo muchísimas buenas y decisivas paradas y salidas ayer además del fatídico palmeo.

De ahí el final del texto. Para mí ha sido el mejor de Nigeria en el Mundial. En los dos últimos Mundiales. Por eso es tan cruel para los africanos que la eliminación llegue en un error de su mejor futbolista.

Se decia despues del maravilloso suiza-francia que A benzema le encanta jugar con giroud y que nobse entiende tan bien con griezzman, ahora justo lo contrario. Supongo que dependera del partido pero no se puede cambiar todo el rato de idea. Que benzemi decida ya

Deja un comentario

*