Hasta Maracaná

Xavi Iniesta España Focus

Una tanda de penaltis ante Italia, un triunfo contra Rusia -en un partido que todavía se recuerda como uno de los mejores de la historia de la selección- y un gol de Fernando Torres en el Estadio Ernst Happel de Viena iniciaron un ciclo victorioso y ciertamente histórico: una Eurocopa, un Mundial y otra Eurocopa. Este grupo había logrado más títulos en cuatro años que la mayoría de selecciones en medio siglo o un siglo entero. Así de asombroso y extraordinario era el logro de 2008, 2010 y 2012. Hasta que llegó Maracaná. El mítico estadio de Rio de Janeiro asistió en 2013 al primer tropiezo preocupante de esta selección de Vicente del Bosque: allí perdió 3-0 contra Brasil el pasado 30 de junio en la final de la Copa Confederaciones. Faltaban doce meses para la cita mundialista y aquello se valoró desde dentro como un accidente, no como un elemento merecedor de una remodelación de cara al Mundial. Tan solo cinco integrantes de aquel torneo se quedaron sin su billete para Brasil 2014: Víctor Valdés (por lesión), Nacho Monreal, Álvaro Arbeloa, Jesús Navas y Roberto Soldado. Vicente del Bosque entendió que no existían suficientes motivos como para que se produjese una catarsis porque, entre otras cosas, esos mismos futbolistas habían conquistado la Eurocopa el verano anterior y habían solventado una situación bastante complicada a finales del mes de marzo cuando viajaron a Paris con el billete para el Mundial en juego. Allí venció España a Francia. Y allí el billete para el Mundial se lo ganaron también varios futbolistas a título particular.

¿Se cierra un ciclo en Maracaná?

Sí y no. Que la exitosa trayectoria con la selección de futbolistas como Xavi Hernández o David Villa llega a su punto final no es ningún secreto. Además, jugadores como Iker Casillas, Xabi Alonso o Pepe Reina pueden tener en Brasil sus últimos momentos con el combinado nacional, como también cabe la posibilidad de que ese relevo afecte al banquillo, es decir, al seleccionador Vicente del Bosque. Sin embargo, los cambios no necesariamente han de ser drásticos tras caer en el Mundial, ya que solo tres jugadores de campo superan la treintena: los mencionados Xabi, Xavi y Villa. Bien es cierto que futbolistas como Albiol (28 años), Juanfran (29), Cazorla (29) o Torres (30) pueden tener complicada su continuidad en el equipo, aunque en sus casos dependerá de su rendimiento las dos próximas campañas con sus respectivos clubes. Ellos pueden ganarse un puesto en la Eurocopa 2016 por méritos propios, de la misma forma que gente como Jordi Alba (25 años), Gerard Piqué (27), Sergio Busquets (25), Cesc Fàbregas (27) o Pedro Rodríguez (26) no han logrado recuperar un nivel alto tras lo ocurrido en los últimos meses en el Barça. Por edad, son cinco piezas del equipo que pueden seguir teniendo recorrido en España. Pueden remontar. Está en sus manos.

Solo tres jugadores de campo (Xabi Alonso, Xavi Hernández y David Villa) superan los 30 años.

Lo futbolístico, lo físico y lo mental. Esos parecen ser los tres elementos que se juntan a la hora de provocar este batacazo de España: primero la goleada de Holanda y luego la caída definitiva frente a Chile. Difícil entrar a valorar cuál de estos tres elementos ha pesado más a la hora de causar este desenlace en el Mundial de Brasil. En general, no creen que la condición física o el cansancio provocado por la temporada sirvan como excusa. Fernando Torres explicó en la zona mixta tras el partido que el cansancio era el mismo en Polonia-Ucrania o en Sudáfrica y que, pese a ello, ganaron. “No hemos sabido mantener ese hambre, esa ambición. Mentalmente no estábamos preparados y físicamente justos”, aseguró Xabi Alonso también en zona mixta.

Edad:

33 años – Iker Casillas

31 – Pepe Reina

23 – David de Gea

24 – César Azpilicueta

29 – Juanfran Torres

28 – Sergio Ramos

27 – Gerard Piqué

28 – Raúl Albiol

25 – Javi Martínez

25 – Jordi Alba

25 – Sergio Busquets

32 – Xabi Alonso

34 – Xavi Hernández

30 – Andrés Iniesta

29 – Santi Cazorla

28 – David Silva

27 – Cesc Fábregas

22 – Koke Resurrección

26 – Juan Mata

26 – Pedro Rodríguez

30 – Fernando Torres

25 – Diego Costa

32 – David Villa

Maracaná - España - MarcadoInt

España sucumbió en Maracaná (Foto: MarcadorInt)

4-2-3-1 sin Xavi y sin Piqué, pero con Pedro y Javi Martínez

No hubo revolución alguna en los planes de Del Bosque con respecto a lo ocurrido el primer día con Holanda. Su mala actuación le costó el puesto a Gerard Piqué, mientras que Xavi Hernández fue relegado al banquillo. Oportunidad para Javi Martínez en el eje de la zaga y para Pedro en el extremo derecho.

Nunca fue esta selección un equipo con excesiva facilidad para ver la portería rival. Sí era un equipo con una tremenda solidez defensiva y con una calidad en el mediocampo que le permitía habitualmente hacer dos cosas: tener el esférico y moverlo rápido para generar ventajas a partir de tres cuartos de campo. Lo primero sirve de poco si no alcanzas lo segundo. Y España ante Chile no tuvo fluidez con la pelota, ni tampoco la controló con la comodidad o autoridad de otras ocasiones. España ha fallado en todas sus líneas durante estas dos derrotas mundialistas y cuesta destacar algún aspecto positivo de su juego, por no decir que resulta prácticamente imposible.

La entrada de Pedro en el once inicial dio otro aire al equipo durante los minutos iniciales y, aunque el canario no estuvo lo suficientemente preciso, podía ofrecer lo que Del Bosque buscaba con esa modificación: rapidez y verticalidad principalmente. Fue un espejismo. España, en ningún caso brillante antes del gol de Eduardo Vargas, se diluyó con el tanto chileno como antes se había descompuesto con el gol de Robin van Persie el pasado viernes. Esta vez el equipo tampoco tuvo la suficiente resistencia mental para superar ese revés que suponía encajar el 1-0. Ni resistencia mental, ni tampoco la calidad necesaria en el juego. Hay detalles concretos que resultan difíciles de explicar o de entender: cómo Sergio Ramos firmó ante Holanda una actuación tan pobre (unas semanas antes era el defensa más en forma del mundo) o cómo César Azpilicueta (tras el notable curso realizado en el Chelsea) ha rendido a un nivel tan bajo en Brasil. Es decir, que Alba o Busquets hayan fallado tras sus temporadas y sus recientes problemas físicos no resulta extraño. Lo otro sí se sale mucho del guion.

Xabi Alonso: “No hemos sabido mantener esa convicción, ese hambre. Probablemente la cuota de éxito y de alegría ya estaba prácticamente cumplida y agotada. Y luego futbolísticamente también hemos cometido muchos errores, hemos perdido ese saber estar, ese empaque, esa solidez que nos había hecho ganar muchos partidos.”

Chile empleó el mismo esquema (5-3-2) que Holanda el pasado viernes. Jorge Sampaoli realizó una modificación con respecto a la primera jornada, ya que Francisco ‘Gato’ Silva sustituyó a Valdivia y con ello la escuadra sudamericana dibujó una línea defensiva de tres centrales y dos carrileros. Seguramente Silva, Medel, Jara, Isla y Mena se marcharon al vestuario en el minuto 90 menos exigidos de lo que podían esperar en una cita de esta magnitud. Por ejemplo, Diego Costa, al contrario de lo que se podía suponer, no ganó el duelo con los centrales chilenos en ningún momento. En ninguno. La tranquilidad con la que jugó la zaga de Sampaoli durante muchos minutos tuvo bastante relación con la labor realizada por ese fantástico trío de centrocampistas que componen Marcelo Díaz, Arturo Vidal y Charles Aránguiz. Díaz, en un rol de mediocentro más posicional; Vidal y Aránguiz como interiores. Y la dupla ofensiva fabricó y culminó el primer tanto de Chile, ese gol en el minuto 19 que acabó por derrumbar a España: Alexis Sánchez entregó un pase magistral en la frontal del área. Era el penúltimo pase de una acción rematada por Eduardo Vargas. Chile creyó más que España y superó también en intensidad a la vigente campeona de Europa y del mundo: la mayoría de balones divididos o sprints se saldaban con triunfo chileno. Noche aciaga para los europeos.

spain - Football tactics and formations

Alineación de España contra Chile

La debacle en Brasil ha sido de carácter colectivo. No deja la selección esa sensación de que dos o tres piezas hayan fallado en el engranaje, al menos a mi no me lo parece. El problema ha sido mucho más grave y profundo que un par de cuestiones individuales. Iker ha estado mal, Azpi ha estado mal, Alba ha estado mal, Ramos ha estado mal, Busquets ha estado mal, Costa ha estado mal, etc. ¿Habría sido distinto este Mundial con otra lista de 23 convocados? Pues la verdad es que no lo creo. Al fin y al cabo, eran cinco o seis nombres -no más- los que formaban parte del debate acerca de si debían viajar a Brasil o no (Carvajal, Llorente, Negredo, Navas, Gabi e Isco quizás). No obstante, le toca tomar el testigo a algunos futbolistas que ya están aquí, que ya han formado parte de este decepcionante paso por el Mundial de Brasil: Koke, Silva, Cesc, Pedro, De Gea, Javi Martínez y cía. Por supuesto también a Thiago u otros jóvenes como Isco y Carvajal. Próxima estación: España-Macedonia, 8 de septiembre (fase de clasificación para la Eurocopa 2016).

Varios hicieron historia con letras mayúsculas y hasta aquí llegaron. Hasta Maracaná, hasta el templo del fútbol en el que querían coronarse de nuevo como campeones del mundo el 13 de julio de 2014. El ciclo de algunos jugadores se cierra en Maracaná, pero de la forma que quizás nadie imaginó.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

12 comments

Gran artículo y con mucha razón.

Todo en esta vida tiene un principio y un fin. Este grupo puede estar más que satisfecho porque la verdad que el pasado reciente debe ser de lo mas laureado a nivel internacional.

La pena es la forma de acabar de algunos jugadores a un nivel tan bajo. Sin embargo nada que reprocharles dado que nos han puesto en la selecta lista de campeones del mundo.

Por cierto aún queda mucho mundial y muy interesante.

Un saludo y seguir así que sois geniales (equipo MI)

Cuando se cae de la forma en que han caido, no se puede reducir las causas a un solo factor. Yo creo que se han juntado muchos factores.Tanto físicos como mentales y de conformación del equipo.

Casillas no jugaría 15 partidos en toda la temporada. Jordi Alba, Busquets, Diego Costa, Pique, han estado con problemas físicos hasta hace unas semanas.

Lo de Sergio Ramos es increible, hace dos semanas era candidato al balón de oro, y de repente hace dos actuaciones desastrosas.

Xavi y Xabi Alonso han estado de pena, parecían lo que probablemente ya son exjugadores, al igual q Villa.

En ningún momento han jugado como un bloque.

Yo creo que hay futuro y coartada para la renovación, no somos a los primeros que nos pasa, a Francia e Italia también les paso, despues de ganar no supieron o no pudieron renovar.

Mucha razón en el problema que hay. No es un par de jugadores es un problema mas complejo. Creo que tenemos base para el futuro. Nos vemos en Francia 2016 si Dios quiere. El fútbol no deja e sorprender.

La verdad es que es una decepción gorda. Por mucho que se pudiera esperar que España no se llevara el Mundial (yo no lo creía, aunque admito que en el fondo pensaba que podían tener alguna posibilidad), no creo que nadie esperara un palo tan gordo y tan pronto.

Lo único que puede hacer España es aprender de estos errores y saber que, a pesar de todo, sigue habiendo jugadores para crear un grupo renovado que pueda volver a luchar por la próxima Euro.

Como bien dice Sergio, material no falta: De Gea, Isco, Thiago, Koke, Carvajal, Jesé, Deulofeu… y hay muchos jugadores de este equipo que tendrán la posibilidad de resarcirse de esta enorme decepción, porque a muchos de ellos les queda cuerda.

En mi humilde opinión, el error más grande de todos ha sido no asumir que el equipo no estaba para jugar a lo mismo que había jugado hasta ahora y, encima, haber dejado fuera a ciertos jugadores que eran precisamente los que ofrecían algo distinto: hablo sobre todo de Navas, Llorente y Negredo. Pero claro, decirlo ahora no tiene sentido. Y no olvidemos la baja de Puyol. Hay centrales con clase como Piqué o Ramos, y luego está Puyol.

Pero bueno, como ya han comentado más arriba, no somos los primeros a los que les pasa esto. Así es la vida y el fútbol, y ahora hay que asumir que España ha caído porque ha sido inferior y tendrá que buscar soluciones para volver a estar entre las mejores lo antes posible.

Ahora hay que pensar en la eurocopa 2016 y empezar a trabajar ya para llegar con un equipo que opte al título, que sea competitivo y que tenga un estilo definido (distinto del actual, no radicalmente, pero si en varios aspectos). Yo empezaría por poner un 11 totalmente distinto ante Australia, dando la oportunidad de jugar a los que no lo han hecho (igual que hacíamos cuando ya estabamos clasificados antes del último partido en los últimos torneos).

¿Alguien puede recomendar una lista de los 5 o 6 mejores partidos de esta selección Española desde 2008 hasta 2013? No los más importantes (las finales), sino los partidos más perfectos, de mayor dominio y de más demostraciónd e estilo. Siempre estarán ahí esos partidos para recordar lo importante que fue esta selección para el fútbol mundial (que siempre decimos cómo cambiaron España, lo que significaron para la historia de la selección, pero no lo suficiene cómo tuvo una tremenda influencia en el mundo del fútbol más allá de nuestras fronteras).

Euro 2012 España 4 – Italia 0.

Mundial 2010 España 1 – Portugal 0.

Mundial 2010 España 1- Alemania 0.

Mundial 2010 España 1 – Holanda 0.

Euro 2008 España 3 – Rusia 0.

Euro 2008 España 1 – Alemania 0.

Este sería mi top de partidos de esta generación de la selección española. Fuera de fases finales me quedo también con la victoria ante Francia en París.

Casillas vuelve a fallar en los goles (mala salida en el primero, mal despeje en el segundo). Echaba de menos esa mención.

A mi me parece que este artículo realmente analiza pocas cosas. Si verdaderamente se trata de causas colectivas, debe decirse cuales son. La única que se apunta es la falta de resistencia mental. Lo cual, seguramente sea cierto, pero tampoco se explica. No es fácil entender que jugadores de primer nivel mundial que juegan en los mejores equipos de las mejores ligas europeas y con una experiencia importante detrás, pierdan de un momento a otro todos a la vez la resistencia mental. Es verdad que aparentemente eso es lo que sucedió cuando Van Persie metió el primer gol antes de acabar el primer tiempo del primer partido. Lo que no se explica es por qué sucedió tal cosa en jugadores acostumbrados a un nivel de responsabilidad y de exigencia muy altos. Por lo demás, el artículo no aporta ningún otro elemento integrante del aludido fracaso colectivo. En cambio si que menciona numerosos factores individuales de contribución al fracaso (tal jugador salido de una lesión, tal otro en baja forma, el otro casi retirado…) que según el autor del artículo deberían ser irrelevantes puesto que las motivaciones habrían de ser colectivas.
En mi opinión, el motivo fundamental es que entre los jugadores que salieron al campo, tan solo dos siguen siendo capaces de jugar a lo mismo que se jugaba en el periodo 2008-2012, Andrés Iniesta y David Silva. Los demás, y particularmente Xavi Hernández, cuando trataban de jugar lo hacían de manera distinta a entonces, mucho más horizontal, y sobre todo mucho más lenta. A eso hay que añadir que en aquel periodo, Villa participaba del modelo combinativo (aparte de su función finalizadora) y aquí no estaba en el campo. La causa de que el ritmo combinativo haya sido bastante más lento que en 2008-2012, no solo se encuentra en el declive de algunos de los intérpretes del juego, sino también en el defectuoso e insuficiente sistema de ayudas que se ha visto, lo cual da a entender que el equipo estaba poco trabajado en su parte mecánica.
A lo anterior añadiría dos factores. La presencia de Diego Costa, que es un modelo de delantero centro anómalo para este estilo de equipo, y la sorprendente falta de liderazgo, disciplina, y seriedad en la defensa, que a mi modo de ver ha sido lo peor del equipo.

Por fin alguien que dice, primero lo que piensa, y después algo con mucho sentido común.

Habría que mirar más hacia el banquillo. Y no porque Del Bosque sea del R. Madrid, ni porque saliese mal del mismo, ni porque esté enfrentado a Florentino Pérez ni demás memeces que se quieren vender desde determinados sectores de la prensa (casi el 99%, vamos; tanto a favor como en contra). Sino porque este hombre se aprovechó de la herencia recibida de la mano de Luis Aragonés, y de que encontró al F. C. Barcelona en su mejor momento. Y la selección era eso: un equipo que entrenaba todos los días junto, con tres o cuatro retoques con parte de los mejores jugadores del mundo en su posición. Es decir: 7 u 8 del seguramente mejor F. C. Barcelona de la historia (y uno de los mejores equipos del mundo), con 3 o 4 de los mejores equipos del mundo en el mejor momento de sus carreras y siendo de los mejores, si no los mejores, en su puesto.

A partir de ahí, Del Bosque empezó a tomar decisiones contraproducentes para la selección: doble pivote posicional (cuando el F. C. Barcelona jugaba con uno más dos interiores, y le salía siempre -o casi siempre- que ni pintado, porque uno de los factores importantes es que Iniesta defiende mucho más de lo que se ve; y Xabi Alonso no es el Keita del primer año de Guardiola en el Barça, porque este último era mucho más vertical, y mucho más de presionar al rival en la salida), poner a Xavi de media punta siempre, hacerle, por ejemplo, perseguir a Pirlo por todo el campo en las semifinales de la Copa Confederaciones, etc.

Es un hecho, y se ha dicho varias veces por parte del propio entrenador y de los jugadores de la selección, que España quería la pelota, desde el 2008, para defender, no para atacar. Mientras, la España anterior, y el F. C. Barcelona de Guardiola la quería para lo contrario. El problema, por tanto, no es la posesión, sino para qué, con qué finalidad, se quiere. Y Del Bosque eso no lo tiene muy claro.

Y por último, está la selección de jugadores, la tan repetida renovación, etc. Pero esto lo considero incluso más secundario: con un buen planteamiento, con buenas decisiones, etc., aun se huebiese podido estirar la actual selección hasta este Mundial, sin llegar a ser un fracaso. Harían falta, quizá, un par de cambios en el once inicial: Koke por Xavi, quitar el doble pivote, un delantero que concordase más con el juego de la selección y poco más.

Mikel, gracias por la lista. Concuerdo bastante, pero no incluirías el partido frente a Uruguay de la pasado copa confederaciones? Aunque sea un torneo menor, el dominio del balon y su alta circulación fueron brutales creo recordar.

Yo es que haciendo una analogía con el barcelona, creo que el pico máximo de este equipo, fue la final de la eurocopa contra Italia, al igual que el pico máximo del Barcelona con Guardiola fue la final de la Intercontinental contra el Santos. Probablemenete hayan jugado partidos mejores los dos equipos, pero en esos partidos jugaron muy muy bien y con una identidad como equipo muy marcada. A partir de ese momento los dos equipos mostraron una curva descendente en su juego y fueron mutando su identidad.

Ahora no quiero ir de listillo, ya que yo confiaba que esta selecciónpodía demostrar mucho más, pero en la pasada copa confdereaciones, España dio alguna muestra de decadencia, no anivel de resultados, pero su juego ya no era el mismo,más posesión intrascendente, menos verticalidad, menos trabajo táctico.

Deja un comentario

*