Holanda agranda la herida brasileña

Netherlands v Costa Rica2014 FIFA World Cup

“Este partido no se debería jugar nunca”, había dicho Louis van Gaal en la previa. Leyendo estas palabras, uno podría pensar que Holanda no se tomaría el encuentro demasiado en serio y que Brasil, con mayor necesidad tras la durísima derrota ante Alemania, saldría más metida para tratar de lavar un poco su imagen. Sin embargo, en apenas dos minutos llegó otro golpe para el orgullo brasileño.

Robben ganó la espalda a la defensa y cuando se iba directo hacia el gol Thiago Silva le agarró por el hombro y lo derribó claramente. El contacto fue fuera del área y seguramente para expulsión, pero Haïmoudi señaló penalti y sacó amarilla. Por detrás en el marcador desde el inicio, la canarinha volvió a dar muestras de nerviosismo total, con muchas pérdidas de pelota en zona peligrosa y mostrando una incapacidad total para generar desde atrás. Los europeos, otra vez con una defensa de cinco hombres pero muy adelantada, robaban fácil y salían a la contra. Así llegó el segundo, en el que de Guzmán (titular a última hora por lesión de Sneijder) ganó línea de fondo con claridad, David Luiz despejó hacia el punto de penalti de manera totalmente inexplicable y Blind tuvo tiempo de bajarla, levantar la cabeza y fusilar a Júlio César.

Brasil Alemania Maicon David Luiz Focus La defensa brasileña volvió a fallar. Foto: Focus Images Ltd.

A diferencia de lo que había pasado en la semifinal, con el segundo gol en contra pareció reaccionar Brasil mejor que con el primero. Al menos no se vino completamente abajo. Liderados por un Oscar enrabietado y que mostró su nivel de participación más alto de todo el torneo, poco a poco fueron logrando asentarse en campo contrario aunque las ocasiones generadas fueran escasas. Pese a que el contexto del partido (un tercer y cuarto puesto y tras el Mineirazo) desvirtúa un poco el análisis, en los primero cuarenta y cinco minutos dio la impresión Jô de estar al menos en mejores condiciones físicas que Fred para sumar y Willian de entenderse mucho mejor con Oscar de lo que lo habían hecho Hulk y Bernard a lo largo del campeonato.

Pero por mucho que lo intentó el del Chelsea no logró nunca que Cillessen tuviera trabajo. Sus recepciones en campo propio para sacar la pelota, sus conducciones por dentro y sus caídas a banda siempre acabaron en lo mismo: recuperaciones de la zaga holandesa. Especialmente destacable el trabajo de Stefan De Vrij, que robó más de una decena de balones, y de un Jordy Clasie que a su buen trabajo defensivo en la medular sumó acierto y fluidez en la distribución.

La Holanda de Van Gaal en partidos oficiales: 14 victorias y 3 empates.

Con el paso de los minutos, la segunda mitad se convirtió poco a poco en un homenaje a la segunda era Van Gaal, que se ha cerrado sin derrotas oficiales. La joven defensa que tantas dudas suscitaba antes del inicio de la Copa del Mundo volvió a brillar a un alto nivel, Robben, que generó peligro con cada intervención, dejó claro una vez más que este sistema ideado por el nuevo técnico del Manchester United potenciaba por completo sus virtudes y la sensación de que todos eran importantes para el grupo se escenificó con la entrada de Michel Vorm en el descuento, dejando así de ser el único futbolista que no había jugado ningún minuto.

Ahí, cuando saltó Vorm, Wijnaldum acababa de anotar el 0-3 y la hinchada del Estadio Nacional de Brasília ya abucheaba a los suyos con dureza. El Mundial que Brasil había esperado durante más de seis décadas para vengar el histórico Maracanazo terminó para ellos de una forma aún más terrible. Scolari ha dicho que por ahora no dimite, pero veremos qué tiene pensado la CBF para el futuro. La herida es grande y aún sangra, pero en 2015 hay Copa América y urge curarse cuanto antes.

van Gaal Holanda - Focus Images Ltd Louis van Gaal ha vuelto a demostrar que es uno de los mejores entrenadores del mundo. Foto: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Pues a mí no me gustó tanto la propueta de Van Gaal. De alguna forma me siento defraudado porque traicionó la vocación ofensiva de las selecciones holandesas y, en cambio, ofreció una propuesta bastante rácana, de mucha marca, poca fluidez, espesa y de escasa generación de opciones ofensivas. Entiendo que las lesiones de Van der Vaart y Strootman pudieron afectar, pero igual hubiera podido ofrecer algo mejor…

Algunos intérpretes tampoco me gustarón nada. Martins Indi me pareció limitado, lento y torpe para actuar en esa banda. Kuyt, más allá de su corazón, entrega y recuperación, casi nunca acertó a la ofensiva: de 10 pases ofensivos, sólo daba buenos 2.. esa banda fue un auténtico desperdicio porque casi siempre terminaba mal las jugadas.

También extrañé que Clasie no tuviera más opciones; en mi concepto es muy superior a De Guzman por ejemplo, que no tiene nivel para jugar en esta selección. Depay también debió más opciones….

En fin, espero que con Hiddink, Holanda pueda recuperar la alegría histórica de su fútbol.

Deja un comentario

*