Holanda disputará el quinto partido

Holanda Van Gaal ING Nederland

El escenario era muy similar al del último partido de la fase de grupos contra Chile. Dos equipos con sistemas idénticos que se anulan entre ellos a través de marcajes casi individuales. Pocos errores y pocas ocasiones. México con algo más de iniciativa ante una Holanda bien replegada, con De Jong cerca de Héctor Herrera, Wijnaldum pendiente de Guardado, Sneijder cerca de Salcido, Blind siguiendo a Gio Dos Santos para evitar sus recepciones y los carrileros encima de Layún y Paul Aguilar. Aun así, Holanda sufrió un revés en los primeros compases: Nigel de Jong, su pilar defensivo en el centro del campo, no podía continuar. Calentó De Guzmán, pero entró Bruno Martins Indi. Blind adelantaba su ubicación y el zaguero del Feÿenoord pasaba a ocupar una de las tres posiciones de la zaga. Seguía Dirk Kuyt como carrilero zurdo.

“De Jong es uno de los futbolistas más importantes”. Louis van Gaal, en la rueda de prensa posterior el encuentro.

El cambio de piezas comportó un nuevo escenario. Blind debía marcar a Herrera, pero dejaba de tener a dos centrales (en especial Vlaar) que se dedicaran exclusivamente a cubrirle la espalda si algo fallaba. Si Daley Blind llegaba tarde, si Héctor Herrera se anticipaba o lo eliminaba con algún movimiento que le permitiera recibir en buena posición, el mexicano podía expotar un latifundio en el centro del campo neerlandés. Al fin y al cabo, Daley Blind todavía no había ejercido de mediocentro en un escenario de tanta exigencia, y menos estando pendiente de marcar a un futbolista en un dulce estado de forma como el centrocampista del Porto. Así pues, debía medir con acierto cuándo debía salir a morder y cuándo no, cuándo debía perseguir a Herrera y cuándo tocaba guardar la posición. No siempre lo hizo bien.

Layún México - Globovisión

Layún creó bastantes problemas por la banda izquierda. Foto: Globovisión

México intentó agitar a la defensa holandesa de forma muy inteligente. Movió mucho a sus centrocampistas y los alejó de Salcido y el trío de centrales. De este modo, Márquez y Héctor Moreno tenían más espacio para sacar el balón jugado, pues siempre se dio situación de superioridad en esa zona: cuatro mexicanos (tres centrales y Salcido) ante tres holandeses (RVP, Robben y Sneijder). A partir de ahí, los centrocampistas mexicanos se situaban cerca del área o de la banda y, como los holandeses los perseguían, sus compañeros siempre tenían metros para avanzar. Entonces emergió la figura de Héctor Herrera, que se movió con picardía y mareó bastante a Blind. Recibía, se giraba y a menudo dejaba atrás a su marcador. A partir del centrocampista del Porto, el Tri ganó metros y generó varias ocasiones de peligro. Se movían Guardado, Peralta y Gio, combinaban de forma rápida y dinámica, y ponían en problemas a la zaga neerlandesa, pues su dinamismo supuso un problema para mantener las marcas individuales. Además, también rindió bien Layún, que sorprendió a menudo apareciendo por la banda izquierda, protegida por Verhaegh y Wijnaldum. El lateral del Augsburgo, pese a sus 30 años, debutaba en partido oficial con la Oranje mientras Wijnaldum todavía sufre cuando le toca desempañar un rol defensivo, pues él en sus orígenes era un futbolista de tres cuartos de campo.

Salcido Mexico Foto:Celso Flores

Carlos Salcido reemplazó al sancionado Vázquez en el centro del campo. Foto: Celso Flores.

Además, se mostró nervioso Cillessen en varias acciones en las que tuvo que intervenir, lo que no transmitió demasiada seguridad a su zaga. Generó varias ocasiones México, sobre todo un disparo de Herrera que se marchó rozando el poste y un remate de Dos Santos que salvó el guardameta neerlandés. Generó poco peligro el equipo de Van Gaal, que se fió a lo que pudiesen generar las carreras de Arjen Robben con espacios por delante o los balones que ganara Van Persie a la espalda de la defensa rival. Aun así, en un error entre Maza Rodríguez y Márquez, el atacante del Bayern estuvo muy cerca de castigar a México. Pidió penalty Holanda, pero la única consecuencia de esa acción fue la grave lesión de Héctor Moreno, que fue sustituido por Diego Reyes tras el descanso.

Sin embargo, el punto de inflexión fue el tanto de Giovani Dos Santos, que recogió un mal despeje en la frontal del área y la clavó en la portería de Cillessen. Un golazo para despejar las dudas en el atacante del Villarreal, que tras un magnífico primer encuentro se había ido diluyendo. México castigó así a una selección holandesa que poco a poco había ido reculando y que sufría para generar peligro. De hecho, estas dificultades se mantuvieron con el paso de los minutos, aunque poco a poco Van Gaal fue agitando el banquillo.

Evolución Holanda v México 2

1) Once inicial. 2) Después de la lesión de De Jong. 3) Entrada de Depay. 4) Minuto 85′, antes del empate de Huntelaar

Empezó el carrusel de movimientos con la entrada de Depay, el hombre que revolucionó los dos últimos choques de Holanda saliendo desde el banquillo. Su ingreso al terreno de juego significó el paso a la defensa de 4, movimiento que se produjo gracias a Kuyt, que pasó a ocupar el lateral derecho a la hora de partido. No obstante, Holanda todavía no generaba mucho peligro. Robben partía desde la banda derecha y encaraba, pero Holanda no terminaba de amenazar con regularidad a Ochoa. Eso sí, el guardameta mexicano dejó varias paradas de mérito, sobre todo una a De Vrij en una acción a balón parado. Ese, junto a Robben, era el recurso holandés para invertir el marcador. Robben también gozó de una ocasión para batir a Ochoa, pero el Memo se volvió a mostrar imperial bajo palos. Parecía insuperable.

Más tarde entró Huntelaar por un gris Van Persie. A la postre, la entrada del delantero del Schalke fue el cambio ganador. No obstante, Van Gaal también aprovechó el parón que indicó el árbitro para beber agua para ajustar las piezas de su equipo. Tal y como se ve en la imagen superior (4), Kuyt adelantó su posición y Holanda pasó a cerrar con tres centrales. De este modo, el actual futbolista del Fenerbahçe actuó en ambos carriles como defensor y de delantero centro en un mismo partido. Con dos referencias arriba, Holanda colgó balones y Robben forzó córners. México, poco a poco, fue reculando. Un cambio significativo fue la entrada de Aquino por Giovani Dos Santos. Se quedó solo en punta Oribe Peralta (Chicharito más tarde) y sumó Miguel Herrera a otro centrocampista para defender, aunque al mismo tiempo estaba fresco para salir al contraataque si surgía la ocasión.

“Nos falta el oficio de equipos como Argentina o Uruguay, de mucha tradición”. Miguel Herrera, en la rueda de prensa.

Huntelaar Holanda Tsutomu Takasu

Huntelaar fue decisivo en el triunfo de Holanda. Foto: Tsutomu Takasu

Y llegó el gol. En un córner, la principal vía de peligro de Holanda, y después de una asistencia de Huntelaar, que la dejó de cabeza para que Sneijder fusilara a un Ochoa que se quedó a media salida. No fue un error muy aparatoso, pero dio la sensación de que, con decisión, podría haber abortado el primer centro. Sea como fuere, el guardameta mexicano no pudo detener el disparo de Sneijder tras varias paradas de mucho mérito. Lo peor para el Tri, no obstante, llegó en el añadido. Cuando todo apuntaba a que se jugaría media hora más de partido, Arjen Robben agarró el balón y regateó a Rafa Márquez, que lo derribó dentro del área. El líder y capitán de México, uno de sus mejores futbolistas a lo largo del torneo, cometió la infracción en el tiempo de descuento, sin margen para reaccionar. No falló Huntelaar, que en sus primeros minutos en este Mundial dejó un gol y una asistencia. Se le escapó así a México el famoso quinto partido, pues el Tri cae por sexto campeonato consecutivo en la ronda de los octavos de final y se queda sin el ansiado quinto partido. En poco más de cinco minutos se le escurrió una ventaja que les costó mcho de conseguir. Y lo hizo con un error del referente, para más inri. No jugó bien Holanda, pero ganó. Y remontó por tercera ocasión en este Mundial con un Robben fantástico. El futbolista del Bayern es tan terco que hará todo lo posible para redimirse de la final perdida en 2010. Le quedan tres partidos.

Foto de portada: ING Nederland

Related posts

6 comments

No juegó bien Holanda, efectivamente…

A ver si Van Gaal entiende que con su 5-3-2 es un equipo absolutamente vulnerable, controlado y vapuleado por sus rivales; pasó igual contra Australia y Chile, que con más o menos acierto, fueron superiores y dominadores ante Holanda con este sistema.

Cambia mucho el equipo cuando juega 4-3-3. Para mí la formación correspondiente al recuadro “3” es la ideal. Depay debería ser titular: mejora muchísimo la calidad ofensiva del equipo. Con este sistema Holanda mandó, marcó y remontó siempre.

En mi opinion, con un 4-3-3 no estaríamos viendo a Robben al nivel que está demostrado como segundo punta. Por otro lado, creo que Van Gaal sabe que su defensa no es precisamente una maravilla como para permitirse jugar con 4, así que prefiere paliar las carencias defensivas de Janmaat y la inexperiencia en grandes lides de Martins-Indi y De Vrij usando un esquema con 5: entre Vlaar, más cuajado, para acompañar a los dos jóvenes centrales, y deja libertad a Janmaat y Blind para recorrer los costados. El mediocampo es trabajo, sin más, y lo fía absolutamente todo a la pegada de Van Persie y el maravilloso estado de forma de Robben. Sabe que son vulnerables, pero sabe también que puede permitirse serlo gracias a Robben. Si la cosa no le funciona, tiene dos revulsivos: Depay y Huntelaar… y bueno, para reestructurar el equipo en caso de bajas o sanciones, todo gira en torno a la reubicación correspondiente de Blind.
A mí, en general, aunque no sea vistoso, me está gustando el planteamiento de Holanda, que sabe sus debilidades, intenta ocultarlas, y sobre todo, explota sus virtudes.

Lástima la lesión de Strootman. Era el enlace perfecto: la guinda de esta Holanda a la que le cuesta tanto elaborar..

Impresionante Robben, pero más todavía Blind. Es increíble la lista de cositas que hace bien el todocampista del Ajax. Ah, y una vez más, Van Gaal puede darse por satisfecho por su trabajo. El próximo reto: el United… hay muchas ganas ya!

Muy buen análisis técnico, Tomás, da gusto leer artículos así. Coincido contigo en que cada arrancada de Robben busca vengar esa final perdida en 2010. Van Gaal vuelve a dar otra lección táctica sobre la marcha, espectacular.

No me gusto Blind jugando de mcd, fue desbordado siempre por los mexicanos, se lo vio lento y carecia de intensidad en la marca. Además que estuvo bastante errático en los pases. Por cierto, que ponga técnica que poseen los centrales holandeses.

Deja un comentario

*