James acaba con el sueño japonés y sigue la fiesta

James Rodríguez Colombia - MULADAR NEWS

Se fue al descanso soñando Japón, a un solo gol de la clasificación y viendo que generaba peligro sobre la portería de Colombia con relativa facilidad. La mala noticia fue que en el descanso entró James Rodríguez y el 10 cafetero es a día de hoy un futbolista incontrolable para una selección como la nipona.

El primer tiempo había sido muy japonés, muy de lo que ha sido el combinado de Zaccheroni en este Mundial o en la última Confederaciones: posesión, velocidad de movimientos, llegadas claras, fallo de ocasiones, errores defensivos que cuestan goles cuando mejor estás jugando y cabezazos a la red de Shinji Okazaki. Nada sorprendente y todo favorecido por el once de Pekerman, que ya clasificado introdujo hasta ocho cambios, incluido un doble pivote nuevo formado por Alexander Mejía y Fredy Guarín que nunca fue capaz de hacerse con el control del juego ni de robarle una a los técnicos centrocampistas asiáticos.

Everton v Manchester United.Barclays Premier LeagueKagawa recuperó la titularidad y cuajó, desde la izquierda, una buena primera mitad. Foto: Focus Images Ltd.

El regreso al once de Shinji Kagawa trasladó al ex del Mallorca Yoshito Okubo a la punta del ataque, que dio un recital sobre virtudes y defectos más habituales en un delantero asiático. Le generó problemas con su movilidad y exquisita técnica a una pareja de centrales nueva formada por Carlos Valdés y Éder Álvarez Balanta, pero todo lo que produjo lo desaprovechó a la hora de rematar. En los cafeteros, Pekerman repitió el dibujo más habitual durante su mandato: un 4-4-2 con Cuadrado en la derecha, dos delanteros -Jackson y Ramos- y Quintero haciendo de James -libertad para partir desde la izquierda y acabar influyendo por todo el frente del ataque-. Un poco por mérito del rival y otro por demérito de la pareja Guarín-Mejía, no funcionó demasiado y en el descanso introdujo el técnico argentino dos cambios que parecían ya preparados para repartir minutos pero que también mejoraron notablemente a su equipo.

Con 1-1 en el marcador -gol de Cuadrado de penalti y el ya mencionado de Okazaki de cabeza-, entraron tras la reanudación James Rodríguez por Quintero y Carlos Carbonero por el de la Fiore y ambos fueron protagonistas. James, con la libertad que le ofrece siempre su técnico, descosió con sus conducciones por dentro a un centro del campo japonés cada vez más cansado y Carbonero se pegó a la derecha para desbordar y combinar con acierto, alargando en su debut en una Copa del Mundo la buena temporada que viene de firmar con River Plate. Del crack del Mónaco salieron dos asistencias para sendos goles de Jackson Martínez, que no sumó mucho al juego de su equipo pero anotó dos -el segundo precioso- y podría abrir el debate sobre la posición de 9, en la que Teo Gutiérrez ha sido de lo más flojo del equipo. La goleada la cerró el propio James con un recorte y una vaselina brillantes, ya en medio de un momento histórico y de fiesta cafetera.

Faryd Mondragón, a sus 43 y 3 días, saltó al campo en el 85 para batir el récord de Roger Milla -42 años en 1994- y convertirse en el futbolista más veterano que ha participado nunca en una Copa del Mundo. Nueve de nueve, buen juego, su crack a un nivel superlativo y pudiendo homenajear a una de sus leyendas. Así está Colombia, feliz y radiante, pareciendo ya ni acordarse de Radamel Falcao García. Espera Uruguay en octavos, prueba de fuego.

Faryd Mondragón Colombia - kleinnickFaryd Mondragón durate su etapa en Philadelphia Union, en 2011. Foto: kleinnick.

Related posts

4 comments

Hola… Excelente versión de la selección Colombia de Pekerman… Una generación triunfadora y que paso a paso va avanzando con firmeza. Difícil rival el que viene pero algo bueno se planteará por el técnico y los jugadores que en un buen día tendrán como sortear la fuerza charrúa… Qué gane el que mejor represente al fútbol suramericano en etapas futuras.

Japón me deja con mal sabor de boca, con la impresión de no haber sabido utilizar sus puntos fuertes: su pareja de carrileros, y el talento de sus mediapuntas. Su debilidad defensiva podrían haberla paliado con 3 centrales, liberando a la vez a sus carrileros… y bueno, Okazaki en banda es un desperdicio.

Colombia a lo suyo: alegría y goles.

En este ultimo partido, vi otra vez a ese Japon con desparpajo,velocidad,verticalidad,presion alta y pues me pregunto porque tuvo que esperar tanto Zacheroni para dejarnos ver la mejor version nipona. Con apuros eran logicos todos esos espacios.

Deja un comentario

*