Kerzhakov salva a Rusia y a Akinfeev

Akinfeev Rusia - PAN Photo Agency

Fue un error de esos que circulan por los telediarios y salen en todos los vídeos de bloopers de Youtube. Lee Keun-Ho, gran agitador del partido, le pegó desde la frontal, Akinfeev intentó blocar y la pelota se le escurrió de entre las manos para acabar en la red. Mientras el coreano corría gritando el gol, las cámaras se quedaban con el portero ruso, que si hubiera estado en un lugar íntimo seguramente habría roto a llorar. Sin embargo, apareció rápido Kerzhakov, cuando la realización aún no nos había ni mostrado que había ingresado en el terreno de juego, recogió un rebote en el área y puso el 1-1 definitivo.

Sunderland Ki FocusKi cerró la primera mitad con un 100% de acierto en pases: 48 de 48. Foto: Focus Images Ltd.

Antes de los seis minutos de locura entre el 68 y el 74 en que llegaron los dos goles, fue bastante mejor la República de Corea. En uno de los partidos de ritmo más bajo de lo que va de Mundial, el choque arrancó con dominio alterno pero pronto se empezaron a imponer los de Hong Myung-Bo. Con un Ki Sung-Yueng inmenso que fue de largo el mejor jugador de la primera parte, lograron morder en el centro del campo y asentarse con relativa facilidad en campo rival, pero le faltó conectar más con Son Heung-Min, el único que dio sensación de peligro y profundidad en las pocas veces que la tocó cerca del área rival. Ni Lee Chung-Yong, ni Koo Ja-Cheol ni sobre todo Park Chu-Young lograron generar ventajas para los suyos y amenazar la portería rusa.

Tras el descanso siguió creciendo el conjunto asiático, que entonces sí logró que Koo Ja-Cheol se activara por dentro y empezó a probar el disparo de la frontal. Antes de la hora de partido, Lee Keun-Ho entró por el ex céltico Park y con su movilidad, toques interiores y caídas a las bandas comenzó a poner en muchos aprietos a la lenta pareja de centrales rusos. También rozando el 60 decidió Capello dar entrada a Alan Dzagoev, pero pese a que el encuentro estaba cada vez más abierto y se ponía propicio para sus características conducciones, no logró marcar diferencias el mediapunta del CSKA.

Con el 1-1, que llegó cuando Rusia ya jugaba con dos puntas, se igualó el juego e incluso pareció acabar más entero el cuadro europeo, pero nunca tuvo claridad para ganarlo en un debut sin duda decepcionante. Tras una primera jornada tremendamente equilibrada en la que Bélgica sufrió para superar a Argelia y rusos y coreanos demostraron estar en un nivel similar, el grupo H se presenta como uno de los más abiertos y apasionantes de esta primera fase.

Foto de portada: PAN Photo Agency.

Related posts

5 comments

Como cambia un equipo con un mal técnico.

Más allá de los resultados, comparar el volumen de juego de la Rusia de Capello con las de Hiddink o Advokat resulta hasta escalofriante. Los jugadores mucho no han cambiado: me parece que Rusia tiene materia prima de buen nivel técnico (incomprensible Dzagoev en el banquillo, pero con un técnico como Capello ahora y siempre van a jugar mal.

Siete títulos de liga, una champion y un puñado de copas más. Ah, y el entrenador con el porcentaje más alto de victorias con la Selección de Inglaterra. Te puede NO gustar *personalmente* el estilo de Capello, pero decir que con él “siempre van a jugar mal” es negar hasta la propia historia.

Por lo mismo mencioné que más allá de los resultados; la Rusia de Capello juega horrible, sacrificando el talento por jugadores veteranos y trabajadores. Una propuesta futbolística sin ningún tipo de atractivo. Compara el volumen de juego de esta Rusia con la de Advocaat y Hiddink y las diferencias pues son bastante evidentes y obvias.

Y reitero por si no quedó clara mi idea: hablo siempre en términos de volumen y calidad de juego, no de resultados. Los resultados siempre están matizados por muchos imponderables: Rusia sufrió muchísimo para crear juego y oportunidades ante rivales ínfimos en la eliminatoria y su pobreza futbolística en el mundial creo que no sorprende a nadie.

Deja un comentario

*