Kramer pide paso

kramerr

Finalizó el partido amistoso de preparación ante Polonia y Joachim Löw no quiso comparecer ante los medios. “No tengo tiempo para hablar, tengo que tomar algunas decisiones importantes”, se excusó. Al día siguiente supimos qué tenía tanta prisa en realizar el seleccionador alemán: Christoph Kramer, que originariamente no había entrado en la lista de 30 que Jogi había presentado hace poco días, pasaba a formar parte de los 26 hombres que viajarían al stage de preparación del Südtirol. La actuación del centrocampista del Gladbach encendió algo en su mente que le hizo cambiar de planes. Como mínimo, le quería conocer mejor.

Christoph Kramer beim Yoyo-Test von Borussia MönchengladbachChristoph Kramer tiene opciones de formar parte de la expedición alemana que viaje a Brasil. Foto: David Nienhaus

La maldición de los centrocampistas alemanes

No ha sido una temporada fácil para los jugadores de la selección alemana en términos de lesiones, pero especialmente en el centro del campo la situación es crítica: Khedira ha llegado a la concentración con menos de 3 partidos jugados tras 6 meses recuperándose de una gravísima lesión de cruzado, Schweinsteiger ha estado toda la temporada renqueante de ese tobillo que le obligó a operarse y que le hizo perderse la final de DFB Pokal, los hermanos Bender se han quedado ambos fuera de Brasil por problemas físicos, Gündogan sigue de baja por esa extrañísima lesión de espalda que le ha hecho perderse prácticamente toda la temporada (todavía nadie se atreve a anunciar cuándo volverá) y encima Phillip Lahm, una alternativa para el centro del campo que Löw considera seriamente, acabó tocado de la final de la DFB Pokal. Ni siquiera Toni Kroos está al 100%. Kramer está fresco, es joven, tiene ganas de comerse el mundo y las bajas en la enfermería pueden darle la oportunidad de establecerse.

Su bautizo en Bundesliga ha impactado

Lee blogs de táctica, lleva un diario sobre todos sus partidos desde juvenil y, cuando tiene la oportunidad, ve los partidos del Bochum, su exequipo, sentado junto a los ultras. Christoph Kramer es un futbolista atípico. A sus 23 años, su deslumbrante temporada de debut en Bundesliga le ha convertido en una de las revelaciones del año en Alemania. Desde el principio fue un fijo en el centro del campo para Favre, solo se ha perdido un partido de liga por acumulación de tarjetas y ha sido una de las claves por las que el Borussia Mönchengladbach ha conseguido una plaza europea para el próximo año. Pertenece al Bayer Leverkusen, aunque está cedido en el club de la cuenca del Ruhr hasta 2015.

Así juega Christoph Kramer

Pese a que su físico de piernas largas y envergadura kilométrica invite a pensar que se trata de un interior volador, de recorrido, lo cierto es que su rol en el Borussia Mönchengladbach ha sido más posicional. De hecho, ha sido el principal foco de salida de balón de su equipo en muchos partidos, imponiéndose al propio Granit Xhaka. Esa es una de las características de su juego: está continuamente ofreciéndose, posicionándose, buscando ofrecer una opción de pase. Una vez su equipo ha dado ese primer paso con el balón, sí vuela más, sí se posiciona en alturas superiores, aprovechando su físico. Con el balón en los pies destaca por su claridad en el pase, sobre todo en corto, pero también en largo, por su velocidad en la ejecución y es capaz de crearse espacio con sus conducciones y su regate en espacios cortos. Sin él, es un jugador intenso, muy inteligente tácticamente. Si acaba entrando en la lista final, sorprenderá a más de uno.

Joachim Löw: “Kramer tiene muchas opciones de entrar en la lista final. Es un jugador muy presente en el juego”.

CALENDARIO DE LA FASE DE GRUPOS DEL MUNDIAL 2014

Foto: AFP Photo/Patrick Stollarz

Related posts

3 comments

Hay algún equipo interesado en él? (no cuento al Leverkusen que imagino querrá repescarlo pronto

Como lo haga bien al Mundial, si finalmente va, habrá que estar atentos…

Un saludo.

Viendo este tipo de noticias, convocatorias de jóvenes talentos, uno siente envidia. No se entiende muy bien el conservadurismo reinante en este país, extensible a la mayoría de ámbitos, por desgracia, en el que pocos entrenadores, y menos seleccionadores, apuestan por jugadores jóvenes. A los que nos emocionamos con estos detalles nos quedará ver a Oxlade-Chamberlain, Sterling, Kramer, si finalmente va, y una larga lista, eso sí, ninguno en la lista de Del Bosque.

Deja un comentario

*