A sus órdenes, Louis

Kuyt Holanda Foto-Arne Kuilman

Esfuerzo solidario. Cumplimiento de órdenes sin cuestionar al entrenador nunca. Delantero de origen y herramienta para incomodar al rival con el paso de los años, Dirk Kuyt se ha erigido como una figura importante en la Holanda de Van Gaal. En esta selección tan joven y fresca en defensa y con tres cracks en ataque a la que Nigel de Jong da empaque, el técnico neerlandés no ha apostado por una revolución absoluta. Ha confiado en futbolistas experimentados para ocupar posiciones clave en su equipo. Y, con la lesión de Martins Indi ante Australia, ha aprovechado para introducir a un nuevo veterano para las rondas decisivas del Mundial. Porque Dirk Kuyt ha entrado para ocupar el carril zurdo de la zaga holandesa. Y el derecho. Y lo que haga falta.

Junto a Daley Blind, Kuyt es el gran comodín de Louis van Gaal. Lo vimos en octavos de final, ante México, donde desempeñó tres papeles distintos a lo largo de los noventa minutos: carrilero izquierdo en defensa de cinco para tapar las subidas de Paul Aguilar, lateral derecho en zaga de cuatro cuando buscó arriesgar y delantero centro en los instantes críticos, cuando Holanda se volcó en busca del tanto del empate. Esto en un futbolista que hace ocho años llegó al Mundial de Alemania como uno de los jugadores de moda en su país. Anotó 22 goles con el Feÿenoord justo antes de la cita mundialista. El año anterior había marcado 36 tantos entre todas las competiciones con el conjunto de Rotterdam.

Robben Kuyt Sneijder Ivo Kendra

Robben, Kuyt y Sneijder, la vieja guardia de la Holanda de Van Gaal. Foto: Ivo Kendra

Un tipo resistente que disputó 179 partidos seguidos entre 2001 y 2006. En Inglaterra aprendió sus limitaciones y trabajó con Rafa Benítez para disimularlas. Poco a poco se convirtió en un futbolista de banda que sumaba tanto en defensa como en ataque. Se redujeron sus cifras realizadoras, pero se transformó en un futbolista tremendamente útil. A su manera, me recuerda mucho a Kevin Großkreutz, ese jugador que acepta brillar menos para beneficiar al colectivo. Una herramienta versátil, una pieza que se puede usar de distintas maneras en función de cómo juegue el oponente, consciente de sus limitaciones para potenciar sus virtudes.

Con Martins Indi ya recuperado y la baja de Nigel de Jong, podríamos seguir viéndole en las alineaciones de Van Gaal si mantiene la línea de cinco defensores, adelantando a Blind al centro del campo y dejando al defensa del Feÿenoord junto a De Vrij y Vlaar en el eje de la zaga para ubicar a Kuyt en el carril zurdo. Y, como en los dos partidos anteriores, el ahora futbolista del Fenerbahçe trabajará para el equipo, correrá una decena de kilómetros y se esforzará sin esperar una recompensa individual a cambio. Quizás un día lo acabaremos viendo de central o incluso poniéndose los guantes bajo palos. Cumplirá con lo que le mande el general Louis. Sin rechistar.

Foto de portada: Arne Kuilman

Related posts

6 comments

Tengo la sensación de que si yo fuera futbolista también diría eso de "a sus órdenes Luis". Como su homónimo Luis Aragonés, Van Gaal es un enfadado entrañable, pero tiene pinta de que en las distancias cortas es un tipo de los que te gana, te convence, te arrastra a su terreno. Me parece un entrenador como una casa.

Totalmente. Aunque también cuentan que está tan encima de los jugadores que en ocasiones, sobre todo cuando las cosas van mal, a veces se convierte en “insoportable”. Pero a mí me encanta Louis.

Buen artículo-homenaje, Tomás, gracias. Incuestionable el trabajo de este hombre a lo largo de toda su carrera. Un auténtico currante que se está doctorando como tal en este Campeonato. Muy acertada la comparación con Grosskreutz, nunca lo había pensado. Me gusta mucho escuchar a la gente que no sabe pronunciar “Kuyt” en neerlandés, le han puesto ya de nombres…

Jugadorazo tampoco… un currante sí, pero vamos que es un futbolista profesional con su buen sueldo y con limitaciones técnicas bastante considerables, lo que faltaba ya es que no trabajara para el equipo…

Deja un comentario

*