La hazaña argelina

Argelia 3 Foto:Magharebia

Argelia se quedó a las puertas de superar la primera fase de grupos en el Mundial de 1982. La pactada victoria de Alemania por 1-0 contra Austria de la que tanto se habló esta semana por el encuentro Klinsmann-Löw perjudicó al combinado africano, que se quedó fuera antes de tiempo. Ha tardado 32 años Argelia en superar esa primera barrera mundialista con un merecidísimo empate ante Rusia. Los de Halihodzic compitieron bien ante Bélgica en el primer encuentro, dejaron una grata imagen venciendo a Corea en el segundo y se rehicieron de un mal inicio en el choque decisivo frente a Rusia. El tanto de cabeza de su referencia, Islam Slimani, les clasificó para los octavos de final. Su rival, Alemania. El equipo que los dejó fuera en su mejor participación en una Copa del Mundo.

Artículo relacionado:Renovación en Argelia

Argelia 3 Magharebia

Argelia ha hecho historia clasificándose para los octavos de final. Foto: Magharebia

Empezó con fuerza Rusia, que sorprendió a Argelia con un espectacular cabezazo de Kokorin a los 6 minutos de juego. Golpe duro para los africanos, que sufrieron a lo largo del primer tiempo. El tanto dio confianza a Rusia, que movió muy bien el balón, y legitimó la apuesta de Capello, que introdujo a un segundo delantero para acompañar a Kokorin en la punta de ataque. Con Kerzhakov fijando a los centrales, Kokorin se movía con libertad y resultaba indetectable para la zaga rival. El mejor ejemplo, el golazo de cabeza llegando por sorpresa desde la segunda línea. Aunque Argelia enlazó varias acciones positivas cuando se juntaban Fegholui y Brahimi por el carril central, Rusia se sentía cómoda y salía con peligro al contraataque. Y cuando mantenía el balón, Shatov centraba su posición para asociarse con sus compañeros y a Argelia le costaba bastante recuperar la posesión.

Kokorin Rusia Focus

Kokorin cuajó un primer tiempo notable. Foto: Focus Images Ltd

Sin embargo, la dirección del encuentro cambió tras el descanso. Lo que estaba siendo un partido bastante plácido para Rusia, que controlaba el marcador y apenas sufría en defensa, se convirtió en un final de campeonato decepcionante. Apretó Argelia, que inclinó el campo hacia la portería rival. Y antes de que empezaran a gotear las ocasiones de gol, llegó el empate en una acción a balón parado. Cabeceó Slimani a la red con la ayuda de Akinfeev, que salió mal y se comió el centro de Brahimi desde el costado izquierdo. Segundo error del guardameta ruso en el Mundial, pues también falló en el debut contra Corea. Con el empate, Rusia desapareció del estadio de Curitiba. Capello intentó agitar el banquillo en busca de soluciones que acercaran a la victoria a su selección, pero Argelia se mostró sólida y rocosa. Apenas sufrió y M’Bohli casi no tuvo que intervenir. Se apagó la pareja de delanteros que tan bien había funcionado en el primer tiempo y se difuminó la seguridad que transmitió Rusia en los primeros minutos de encuentro. Sin haber tenido ninguna oportunidad clara en el desenlace del choque, llegó el pitido final. Sin haber hecho sudar a los correosos defensores argelinos. Se protegió un poco Halihodzic con Yebda, pero tampoco se encerró demasiado atrás. Simplemente, Rusia no se lo exigió.

Sorprendió la personalidad de Argelia en varios tramos de la primera fase. Sobre todo cuando dejó atrás la propuesta más reactiva del debut para alinear a Brahimi, Feghouli y Djabou en tres cuartos. Futbolistas finos, técnicos, para combinar y activar a Slimani, magnífico delantero tanto fuera como, sobre todo, dentro del área. Detrás de los cuatro atacantes, Argelia no goza de grandes nombres, pero se ordena y trabaja bien. Medjani equilibra al equipo desde el mediocentro y los cuatro zagueros no desentonan, sobre todo si no defienden a campo abierto. Cumplen como hormigas que suman esfuerzos para alcanzar un objetivo común. Un objetivo muy ambicioso, eso sí. El siguiente obstáculo es incluso de mayor. Pero no sería la primera vez que lo superan.

Foto de portada: Magharebia

Related posts

3 comments

Soy aficionado del sportingbe estoy encantado con la copa de slimani. Solo ocho goles en la liga lusa pero gran copa esta haciendo

Quizas suene injusto pero me pareció lamentable el papel de Rusia y de Capello en este mundial… cobrar tanto dinero para eso, por Dios…

Deja un comentario

*