La prensa brasileña critica a Scolari por descuidar la defensa

Scolari - Brasil - Focus

Como en todas las debacles, la noche fue larga y no faltaron voces que querían quemarlo todo. Incluso los que reconocían antes del encuentro que Alemania era superior confiaban en esa épica tan propia de esta segunda etapa de Scolari en la selección de Brasil. Hasta algunos podían pensar en la posibilidad de la derrota, pero nadie por ese margen, nadie de manera tan humillante. De hecho, hasta el 0-1 todo siguió el curso de siempre: himno cantado a capela e inicio de encuentro con las emociones aún a flor de piel, intentando que el juego se contagiara de la pasión de las gradas. Seis minutos de agresividad, de ir a morder, de intentar arrollar. Hasta que Alemania tuvo la primera posesión más o menos larga. Hasta que forzó un córner y Müller anotó el 0-1. En ese instante, todo se desactivó. Desde el 0-1 al 0-2 Brasil se apagó. Después del 0-2, murió. Entró en estado de shock. Se vio tan atacada por el impacto del resultado que se desorganizó por completo. Iban dos o tres hombres a la misma marca, se perdían balones fáciles en la salida, nada de nada funcionaba. 0-5 a la media hora, silencio sepulcral. Clase maestra alemana como aquellas que dio en 2010 ante Inglaterra y Argentina: aprovechando los espacios de un rival desesperado, combinando a alta velocidad y llegando a portería con asociaciones vertiginosas. Se fue al descanso goleando y habiendo tenido el 46% del balón. Aunque se hablará de que el estilo del toque le ganó a la rácana propuesta de Scolari, lo cierto es que el toque fue fluido y veloz y lo que se impuso fue el saber qué hacer con la pelota y el saber qué hacer cuando no se tenía la pelota. Se impuso Alemania porque fue mucho más equipo en todo.

De hecho, mientras la mayoría de críticas hacia Brasil que uno puede leer en los medios y en las redes sociales en España se refieren a “la falta de creatividad” de su centro del campo, los medios locales han puesto el acento aquí en otro tipo de cuestiones. De camino al hotel escuchábamos la radio y el comentarista no podía parar de enumerar los defectos de Scolari en la preparación:

“Es un equipo que no entrena. Los titulares no entrenan prácticamente nunca. Alemania entrena siempre, incluso los días después de partido. Aquí no, sesiones leves, recuperación, los titulares al margen, días de descanso… A Alemania le costó mucho ganarle a Argelia, y a nosotros nos ha metido siete. ¿Es Argelia mejor que Brasil? No, sólo es un equipo mejor preparado que Brasil. Mejor entrenado. Un equipo que estudió a Alemania, sabía cómo jugaba y se organizó para minimizar sus recursos. Scolari no sabe todos los nombres de los jugadores alemanes. Es buena persona, pero en cuestiones de estudio del juego o de seguir el fútbol internacional es muy limitado. ¡Todo el mundo sabe que Alemania tiene jugadores de ataque excelentes! ¿Y qué hace Scolari? Apuesta por jugar con cuatro futbolistas arriba que no defienden. ¡Contra Alemania tienen que defender todos! Scolari no merecía ser bicampeón mundial porque no tiene suficiente categoría como técnico”.

Ya en el hotel, ponemos Globo y ahí estaba Ronaldo Luiz Nazario opinando sobre el partido en el que Miroslav Klose le superó como máximo goleador histórico de los Mundiales:

“Creo que el partido lo empezamos a perder en la alineación titular. Elegir a Hulk y a Bernard para jugar en las bandas significaba dejar solos en el medio a Luiz Gustavo y a Fernandinho contra todo el centro del campo de Alemania. Pienso que Scolari no protegió suficientemente el medio campo“.

Un compañero suyo le daba la razón:

“Scolari es demasiado tozudo… Siempre con su 4-2-3-1… Hoy era un día para meter un tercer centrocampista para ayudar a Luiz Gustavo y Fernandinho…”

De hecho, el nombre que está sonando con más fuerza para sustituir a Scolari es el de Tite, el entrenador que hizo campeón de la Copa Libertadores y del Mundial de Clubes al Corinthians con un estilo bastante más defensivo que el de Felipao.

Más artículos sobre el Brasil 1-7 Alemania:

“Cuando la anticipación llega tarde”, por Tomàs Martínez.

“Los 28 minutos de Sami Khedira”, por Carlos Rosende.

“Ya son eternos”, por Guillermo Valverde.

“Los 5 mejores jugadores de la semifinal”, por votación de la redacción de MI.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

11 comments

Su compañero no será Walter Casagrande, exjugador del Corinthians, Ascoli y Torino? Globo no me gusta, solo ahora lo critican, antes no decían nada.

Axel, desde el momento de la lesión de Neymar y la baja de Silva me pregunté si Scolari tenía un plan B, C o D. Hace poco que dije: Sí que lo tiene.

Ayer pensé: NO tenía otro plan… aparte de la excelente actuación de los alemanes. que plan tenía Scolari? Y tenía que fallar?

Estoy muy curioso…

Han castigado espectacularmente a los brasileños por su juego primario, rudo, de fuerza más que de creatividad… ¿y el que suena para sustituir a Felipao es un técnico más defensivo? Por lo visto, el 7-1 será un revulsivo, pero no en la dirección en que se hubiera podido esperar (recuperación del jogo bonito).

Creo que el cambio principal que debe dar Brasil es no dar por hecho que por ser Brasil van a estar en cuartos o semis sí o sí. Eso ya pasó a la historia.

En el caso de España pasa algo parecido, pero creo que bastará con el cambio generacional, y casi preferiblemente un cambio de seleccionador. Siempre he defendido a Del Bosque, pero creo que no debería seguir. Si tiene esto claro y hace todo lo posible por facilitar el cambio y el relevo (la RFEF lo mismo), tampoco veo inconveniente en que siga hasta la Eurocopa.

No sólo ayer, pero especialmente ayer y sobre todo el día de Colombia (algo menos Chile y Croacía pero también), era muy evidente que Brasil se volvía loco durante muchas fases del partido y permitía muchas contras de los equipos en igualdad o superioridad numérica. Esto no lo ha corregido Scolari en todo el campeonato (y no he visto partidos previos, pero sospecho que pasaba igual), porque cambiar a Alves (con malas actuaciones individuales) por Maicon no es corregir nada, ni reprender a Marcelo como le reclamó mucha gente (parece que ha sido lo contrario, y ciertamente ha contribuido bastante bien en ataque). No he visto el famoso equilibrio en ninguno de los 6 partidos que han jugado.

El plan A ya estaba cogido con alfileres. Lo dije ya en el artículo de las bajas de Neymar y Silva. Que Scolari no tenía plan B no es ningún ejercicio de adivinación de mente. Desde el momento que anunció la lista se confirmó. Él pensaba que la lucha, la motivación, el jugar en casa, el bloque, el intentar trabajarse el entorno mediático serían suficientes, que eran el punto mínimo de partida. Y el mínimo se quedó en eso porque no lo trabajó más. Podría haberle salido bien.

Y mínima fue su elección de plantilla. Hay que rodearse siempre de lo mejor, simplemente para tener más dónde elegir, aunque tu prioridad sea el plan A, y no hacer caso de presiones exteriores. Bernard no puede ser la alternativa a Neymar, Fred no puede ser casi la única solución en el área (por mucha crisis de nueves que haya), no es posible que no haya más que medios centros y tres cuartistas de trabajo y músculo (y ojo, la mayoría además buenos técnicamente. Y por último no hay quien sea crea que Filipe y Miranda no han hecho méritos para haber estado en este mundial. La falta de mejores o simplemente distintos jugadores en el banco (en la plantilla) estaba para que nadie, sobre todo desde dentro, le discutiera su plan.

Ya dije en las semanas previas que Brasil iba a jugar con 13/14 jugadores y así ha sido. Y ojo, son bastante buenos. No se trata de jogo bonito o no, defensivo u ofensivo, sino de exigir los máximos a partir de los mínimos. Me da cosa soltar la palabra, pero la diré: arrogancia. Ya se le vió el plumero cuando aquello de “en España se creen que han inventado el fútbol”. Eso se le podrá decir a los Manolos (a cierta prensa) o algunos aficionados, pero resulta ridículo. Jamás he visto una actitud arrogante en Del Bosque o la Selección.

Alguien podrá pensar que a España le ha pasado algo parecido con la elección de la plantilla y la falta de plan B. Parecido, cierto, pero no ha sido lo mismo. En el caso de España hablaría más de falta de confianza, o según se vea, más bien exceso de ella, al fin y al cabo la cosa había funcionado bien. Ellos no lo han ni hecho ni lo van a reconocer, pero sabían perfectamente: no estaban bien. Creo que jamás se creyeron que iban a hacer un buen papel o al menos a igualar lo anteriormente conseguido, y me refiero a la sensación de equipo, de competitividad, no a los resultados. A la primera dificultad se vinieron abajo. La falta de hambre de la que habló Alonso. Algunas decisiones de Del Bosque contribuyeron, obviamente, y no le excluyo de la colleja. En la lista se podían haber cambiado tres, cuatro o cinco jugadores (que no necesariamente es poca cosa), pero en esencia, no era tan discutible, ni creo que haya sido tan decisiva.

Con “arrogancia” me refiero fundamentalmente a Scolari, yo diría que los jugadores pusieron todo de su parte. No conozco las particularidades de la federación, por ejemplo, pero diría que simplemente necesitan evolucionar hacia un concepto de fútbol más moderno, y no sólo en el campo.

Al final me dejé algo en el tintero. No se trata de jogo bonito o jogo moito defensivo, de tiki taka o de juego vertical y vertiginoso. Se trata de equilibrar lo uno y lo otro, y de tener alternativas. Hace ya años, cuando la alegría y la técnica ya no fueron suficientes, a los brasileños les vendieron la moto de que tenían que tener el físico de los alemanes y la tenacidad y la fiereza de los argentinos. Scolari fue uno de ellos, Dunga otro. Scolari ha elegido seguir esa senda, pensando que con 3 alegres y técnicos bastaba para “equilibrar”. Y no. El físico y la organización táctica ya la tiene casi cualquier equipo, y más en un mundial donde prácticamente nadie salvo los 4 favoritos vienen a ganar, sino a no perder, a dar buena imagen a miles de millones de espectadores y a disfrutar con ello.

Soy brasileño, y estoy de acuerdo con casi todo que dices. Al final se trata de tener equilibrio y alternativas, y es exactamente lo que nos faltó, alternativas. Lo que más se escuchaba en los meses previos al Mundial era “y si se lesiona Neymar?”….pues se lesionó, T. Silva no pudo jugar, y todo vino abajo.

Pero la cuestión realmente es bastante más compleja, es un problema estructural de organización del fútbol brasileño. Continuamos formando excelente jugadores, y muchos (país con más jugadores en la Champions desde hace muchísimos años) y siempre habrá 15-20 de alto nivel para tener una buena selección. Pero solo con lo individual ya no se ganan partidos. Hay que organizarse mejor, estudiar más, evolucionar, etc, etc. Lo que hizo el fútbol alemán es un perfecto ejemplo.

Sobre la arrogancia. Efectivamente nunca he visto una actitud arrogante de Del Bosque, pero por alguna parte de la afición, y alguna parte de la prensa sí. Y en Brasil pasa justo al revés, los arrogantes son los técnicos que creen que lo saben todo, que no tienen que ver el fútbol que se juega en otros lugares pues somos los “pentacampeones del mundo”. La afición en general es exigente pero no arrogante, desde que me acuerdo de ver al fútbol piensa que los buenos son siempre los otros, ya sea Argentina de Bielsa, Alemania de Beckenbauer, España de Del Bosque…

La “falta de creatividad” también fue criticada por la prensa de Brasil muchísimas veces. Quizás no tanto en Globo que tiene la cobertura más insoportablemente forofa de Brasil. Pero si lees a Tostão o si escuchas a Falcão en Fox o los comentaristas de la ESPN Brasil (Juca Kfouri, Trajano, PVC, Mauro Cesar) escucharías un mantra: Brasil no tiene medio campo, falta un 10 que organice el juego, hay un hueco entre defensa y delantera. Lo que creo que explica estos comentários que es el equipo de Scolari siempre fue constuido para defender, se alababa a los “mejores (por más caros) centrales del mundo y todo esto quedó en cenizas tras el 7-1. Obviamente que juega un rol importante el sistema táctico de Scolari que concedió el medio campo a una espetacular Alemania. Lo que se dijo en la prensa fue que era mejor poblar este medio campo que tener a Bernard, que no suponía ningún problema para la defensa alemana. Dentro de las posibilidades del elenco de Scolari, donde no hay por ejemplo un jugado como Philipe Coutinho y sabiendo que é iba insistir con Fred hasta la muerte era la apuesta menos frágil. Si con Fred teníamos un jugador menos y si Oscar, Hulk, Bernard y William sólo servian para tapar los laterales rivales, que al menos Scolari posicionara jugadores en el medio para no tener a Fernandinho y Luiz Gustavo tan desbordados.

Deja un comentario

*