Los billetes africanos para el Mundial (I)

Brasil - Rio de Janeiro

Ha llegado el momento de la verdad en la clasificación para el Mundial 2014. En la sombra por las repescas europeas se están disputando en África los últimos partidos que tienen como recompensa un cupo en el máximo torneo del fútbol mundial. En los 4 días comprendidos entre hoy y el martes se conocerán las 5 selecciones africanas que consiguen el billete para el Mundial de Brasil, y nuestro equipo resumirá en la web cómo han sido los encuentros de la vuelta en la última ronda clasificatoria de la CAF.

En la primera jornada han conseguido el pase los combinados de Nigeria y Costa de Marfil. Así resumimos en MI sus encuentros:

nga2-0eth

Demasiado fácil para las águilas verdes

Nigeria obtuvo una cómoda victoria por 2-0 ante la selección de Etiopía en Calabar. La vigente campeona de África, organizada una vez más en un 4-2-3-1 (Moses mediapunta), comenzó el partido con la intención de dejar a los etíopes sin la posesión del balón. Su técnico, Stephen Keshi, sabía que la tenencia del esférico es algo que los orientales necesitan para dominar los partidos y para practicar su fútbol, sorprendentemente asociativo gracias a la calidad técnica y la visión de su doble pivote (Asrat MegersaTeshome) y su mediapunta Adane Girma. Etiopía fue superior en muchas fases del encuentro de ida pese a perder 1-2 y Nigeria no quería sustos como local: sus hombres más adelantados (Moses, Musa y los móviles Ideye Brown y Emenike) se encargaron de anular a los abisinios con una presión no excesivamente intensa. La posesión fue nigeriana en el arranque y, como consecuencia, también lo fueron las ocasiones, pues Etiopía es inexperta y débil jugando al contragolpe. En una internada del red Victor Moses se señaló un discutible penalti por mano del central Aynalem Hailu. El propio Moses, MVP del encuentro, lo convirtió en el 1-0 y con su gol a los 20 minutos el encuentro cambió de forma radical: los locales se desentendieron del balón y se centraron en defender a una Etiopía frustrada por su inferioridad física, que le impedía construir por dentro. Todo defensor nigeriano se imponía por el físico aunque llegase tarde o estuviese en desventaja. Los acercamientos de Etiopía pasaron a producirse por los costados, donde ningún extremo –ni Bekele ni Getaneh Kedebe– estuvo a buen nivel. Nigeria consiguió que no pasase nada trascendente, siquiera con la entrada de Sunday Mba y el cambio de esquema (vuelta al clásico 4-3-3). Ralentizó el ritmo, no le importó atacar menos y no sufrió en ningún momento. Cerca del final, con el gol de falta directa del recién incorporado Victor Obinna (Lokomotiv Moskva), las águilas verdes sellaron su billete para Brasil 2014.

David Fernández

sen1-1civ

Tercer Mundial consecutivo para los elefantes

Tras conseguir una ventaja interesante en la ida (3-1), Costa de Marfil visitaba el Estadio Mohamed V de Casablanca, hogar de los dos equipos de fútbol más potentes de la capital marroquí: Raja Casablanca y WAC Casablanca. En Marruecos, en el exilio, los esperaba la selección de Senegal, que continúa cumpliendo la sanción (un año) impuesta por la CAF como consecuencia del altercado violento que se produjo en el Estadio Leopold Senghor de Dakar durante las Eliminatorias de la Copa de África. Los locales, bien arropados en las gradas, salieron con un 4-3-3 que supuso el debut internacional en partido oficial de Papy Mison Djilobodji, defensa del Nantes. Enfrente, un 4-2-3-1 con Salomon Kalou y Gervinho en las bandas, permutando constantemente sus posiciones, y Yaya Touré, de mediapunta, con total libertad por detrás de Didier Drogba. Senegal trató de meterle intensidad al partido desde el inicio a través de balones en largo a Papiss Demba Cissé, referencia en punta, y la presión continuada a Bamba y Zokora, eje de la defensa de Los Leones de Teranga. Los de Giresse, con problemas en la creación, llevaron peligro a través de Sadio Mané. El centrocampista del FC Salzburg se movió bien entre líneas, partiendo desde la banda izquierda y superó a menudo a Kolo Touré, que sufría en el lateral derecho cada vez que Sadio lo encaraba. La pelota siempre estuvo en los pies de los locales e incluso Drogba se vio obligado a retrasar unos metros su posición para entrar en juego. El guión al descanso se parecía mucho al previsto por Senegal en los días previos, pero la ventaja global seguía siendo de dos goles para los futbolistas de Lamouchi. Los locales se pudieron meter de lleno en la eliminatoria en los primeros minutos de la segunda mitad, tras un error individual gravísimo de Bamba. Papiss se encontró la pelota franca delante de Boubacar Copa Barry, pero en el mano a mano el portero del Lokeren sacó la pierna derecha de forma milagrosa para evitar el primer tanto del encuentro. Sólo faltaba el gol. Disparos desde media distancia, centros laterales, remates frontales en jugadas de estrategia… hasta que a falta de un cuarto de hora Sadio Mané, a un nivel extraordinario, le sacó un penalti a un impetuoso Drogba. 1-0, Moussa Sow (que había sustituído minutos antes a Dame N’Doye). Continuó el asedio y volvió a aparecer Barry, salvador, en el minuto 92. Sesenta segundos después, en una contra bien llevada por Yaya, Kalou empató a uno en la primera ocasión clara de los costamarfileños. Dando una imagen bastante pobre en este partido de vuelta, Costa de Marfil se une a Nigeria y también viajará a Brasil.

Carlos Rosende
Foto de portada: Indyri

Related posts

Deja un comentario

*