Los billetes africanos para el Mundial (II)

Makoun

Ha llegado el momento de la verdad en la clasificación para el Mundial 2014. En la sombra por las repescas europeas se están disputando en África los últimos partidos que tienen como recompensa un cupo en el máximo torneo del fútbol mundial. En los 4 días comprendidos entre ayer y el martes se conocerán las 5 selecciones africanas que consiguen el billete para el Mundial de Brasil, y nuestro equipo resumirá en la web cómo han sido los encuentros de la vuelta en la última ronda clasificatoria de la CAF.

En la penúltima jornada ha conseguido el pase el combinado de Camerún. Así resumimos en MI su encuentro:

cmr4-1tun

Makoun, Moukandjo y Song en el Eto’osistema

Camerún ha ganado con comodidad por 4-1 a Túnez en Yaundé. El técnico de los leones indomables, Volker Finke, cambió de esquema táctico y desplegó un flexible 4-2-3-1 tras comprobar en la ida que el equipo fue inferior y que fue incapaz de tener posesión y ocasiones con el 4-4-2 en rombo. El alemán no convocó al nazarí Nyom y colocó al sevillista Mbia de lateral derecho. Además, prescindió del “mediocentro” Joel Matip para colocar a Alex Song y a Enoh en doble pivote, con Makoun de mediapunta y Eto’o partiendo desde la izquierda (por detrás de Webó) pero con libertad absoluta. El futbolista del Chelsea FC y líder espiritual de Camerún se movía por los tres cuartos de campo y se intercambiaba con frecuencia con Moukandjo, el volante diestro del Nancy. Este factor aportaba a los locales una línea de pase extra por dentro, más allá de la que constantemente ofrecía Makoun. Las águilas de Cartago sacaron casi el mismo once que en la ida, con solo Haggui (central diestro) y Fakhreddine Ben Youssef (delantero caído a la banda derecha) como novedades.

En plena fase de tanteo, con pocos minutos de juego disputados, Jean Makoun le robaba el balón a un débil Ragued y Webó se deshacía fácilmente de Haggui para poner el 1-0. Ese tanto tempranero fomentó que Camerún fuese el autor del guion del partido: posesión controlada, defensa adelantada, Song líder de la fase defensiva y de la creación (ante lo apagado de Enoh), Makoun profundizando en busca de Webó y Moukandjo y Eto’o desbordando por fuera. Túnez defendía con excesivo temor y sin presionar, y solo era capaz de poner peligro en el arco de Itandje a balón parado. Poco tiempo tardó Makoun en penetrar por dentro y asistir a un Moukandjo que, entrando por la izquierda, se deshizo de toda oposición tunecina, entre quien estaba de nuevo el mediocentro Ragued. El billete mundialista de Camerún solo peligró en los primeros 20 minutos de la segunda parte. El seleccionador de Túnez, Ruud Krol, metió a Fabien Camus para ejercer de mediapunta tras el descanso, y su colaboración con el interior Ben Yahia permitió que el centro del campo de Túnez eclipsase momentáneamente a Song. El dominio de Túnez en esa zona del campo –complementado con la relajación inercial de los locales por el marcador– hizo que Camerún perdiera la posesión y el control del juego. Así, Ben Yahia pudo asistir con un desplazamiento largo magistral al punta Akaïchi (incorporado en el descanso) para el 2-1.

Túnez quiso volcarse, pues estaba a un gol de Brasil 2014, y Camus se separó del doble pivote. Camerún estaba sin ideas pero se topó con el 3-1 de Makoun (pese a sus 173cm) a la salida de un córner mal defendido. Song se hizo de nuevo con los mandos del centro del campo y la superioridad camerunesa volvió a ser manifiesta. La escuadra norteña desapareció en ataque y flaqueó en defensa. Tardó demasiado en llegar el merecido cuarto gol toda vez que Moukandjo, Makoun y Eto’o marraron bastantes ocasiones. Al final lo logró el mediapunta del Rennes, el jugador más decisivo en la tarde de hoy, tras un disparo al palo de un Choupo-Moting que jugó como ‘9’ desde que entró pasada la hora de juego. 4 goles merecidos tras sufrir en Radès que le dan a los leones indomables la 7ª participación (2ª consecutiva) en un Mundial.

David Fernández

Repasa aquí cómo se clasificaron para el Mundial Nigeria y Costa de Marfil.

Foto de portada: seriouslysilly.

Related posts

Deja un comentario

*