Toni busca el doble milagro: convencer a Prandelli y meter al Verona en Europa

Luca Toni desaprovechó dos grandes ocasiones de gol / FocusImage

Contra el Catania llegó el decimonoveno. Y durante algunos instantes incluso pensamos que llegaba el vigésimo, pero a posteriori el segundo gol del partido se lo dieron en propia portería al guardameta Alberto Frison. Sean veinte o diecinueve, el número de goles que ha marcado Luca Toni esta temporada con el Hellas Verona ha superado todo lo imaginable antes de empezar el curso. Ya casi ha alcanzado la cifra que lo catapultó a la fama cuando era el ídolo de la hinchada del Palermo hace una década, después de haber liderado el ascenso del conjunto siciliano a la Serie A. Hoy, muchos años después, Toni lleva cinco jornadas consecutivas anotando, y su registro está por encima de los de Gonzalo Higuaín, Fernando Llorente y Rodrigo Palacio y a la misma altura que el de Carlos Tévez. Sólo Ciro Immobile ha marcado más goles que él en la Serie A 2013-2014.

Este reportaje tuvo su versión televisiva en el programa “Planeta Axel Camino al Mundial” de Gol Televisión. Si no quieres perderte ningún partido del Mundial 2014, hazte socio de Gol Televisión pinchando en este enlace.

La carrera de Toni ha sido una montaña rusa. Pero este último giro de guión no podía sospecharlo nadie hace justo dos años, cuando se había marchado al Al Nasr árabe, al parecer para firmar su último gran contrato. Se le veía decaído, incapaz de reproducir ese nivel que le había permitido fichar por el Bayern de Múnich. Pese a sus excelentes cifras en sus dos primeros años en Baviera, Louis van Gaal no contó con él en la temporada 2009-2010 y acabó yéndose cedido a la Roma. Sería el primero de los tres clubes italianos en los que intentaría reencontrarse a sí mismo. Pero tampoco sucedió en el Genoa; y menos aún en la Juventus.

Luca Toni Italia  http://www.postproduktie.nlLuca Toni, con la camiseta de Italia que desea volver a vestir en Brasil (Foto: Paul Blank para http://www.postproduktie.nl).

La Fiorentina acudió al rescate. Ante la sorpresa de todos le llamó el club toscano, ese mismo en el que había destacado tantísimo entre 2005 y 2007, cuando se convirtió en el delantero centro de la Italia campeona del Mundo en Alemania. Vincenzo Montella sabía que Toni no podría volver a anotar 31 goles como había ocurrido en 2006 cuando Cesare Prandelli dirigía a la escuadra viola, pero sí pensó que podía ser útil al equipo. Acabó el curso con ocho tantos, una cifra que en otro tiempo se habría visto como discreta, pero que a sus 35 años se entendió como muy respetable. Suficientemente respetable como para que el histórico Hellas Verona lo fichara el pasado verano como apuesta principal en su regreso a la Serie A.

Y aquí es donde todo ha vuelto a empezar. Más cerca de los cuarenta que de los treinta, Toni pelea por ser el cappocanoniere de la Serie A y para meter al Verona en la Europa League. Prandelli, el entrenador que sacó lo mejor de él hace ocho años, lo dejó fuera de una lista de cuarenta y dos jugadores llamados a pasar unas pruebas físicas el pasado mes de abril. La puerta parece estar cerrada. Pero desde entonces, Toni no para de marcar goles. Esa ha sido siempre su forma de responder.

Related posts

Deja un comentario

*