México se hace mayor en Fortaleza

Arena Castelao Fortaleza

Los mexicanos llegaron a Fortaleza dispuestos a disfrutar íntegramente de la fiesta mundialista. Mientras sus jugadores dormían en el hotel, los hinchas bailaban con chicas brasileñas en el paseo marítimo, justo en frente de donde el Tri tenía aparcado el autocar. Los más exitosos hasta acabaron en la arena de la playa, haciendo bueno el tópico de que en el fútbol los adversarios pelean en el campo pero pueden confraternizar fuera de él.

Playa FortalezaLa playa de Fortaleza. Foto: marcadorint.

Cuando la policía dio por finalizada la fiesta a eso de las tres y media de la madrugada, todos se citaron para la noche siguiente. La fiesta post-partido iba a ser más multitudinaria, contaban los propietarios de los bares. “Mañana no bailaréis tanto”, le dijo un mexicano a una brasileña. Vinieron a por todo: a dar satisfacción al cuerpo y a dársela también al alma. Lo primero lo lograron unos cuantos. Lo segundo, todos los hinchas del Tri que durante muchas fases del encuentro parecieron jugar en casa en el Arena Castelão, silenciando a una afición local que había empezado la tarde superando incluso a la de São Paulo en la vehemencia y la pasión de la interpretación del himno pero que acabó enmudecida, entre asustada por el miedo a perder debido al portentoso segundo tiempo del conjunto de Miguel Herrera y la decepción por lo poco fluido del juego de la canarinha.

El análisis del partido parte de dos conclusiones aparentemente contradictorias: Brasil decepcionó en la generación y el portero de México fue el mejor jugador del partido y el mejor guardameta de lo que va de Mundial. Poca gente podría discutir ambas afirmaciones. Y entonces, ¿Brasil mereció ganar o no? Se lo pregunté al joven conductor que nos llevó al estadio, aficionado del Ceará y tan apasionado de la selección brasileña que se presentó con una camiseta canarinha. “No, no merecimos ganar, por mucho que parara Ochoa. Jugando así no ganaremos el Mundial”. ¿Qué hubieses cambiado? “Willian debió jugar en vez de Ramires. Ramires es un medio centro defensivo y lo ponemos de extremo…”. Sin duda, nuestro conductor no había leído por la mañana el Diario do Nordeste, que intentaba explicar a sus lectores que en el Chelsea han transformado al ex jugador del Cruzeiro y que su velocidad y su determinación lo convertìan en una opción muy válida para la banda derecha.

Con Ramires, Brasil estuvo discreta, pero cuando lo quitó para poner a Bernard, extrañamente, estuvo aún peor. Sin el trabajo defensivo del futbolista del Chelsea, México se hizo con el control del centro del campo y acabó el partido dando mejores sensaciones que el rival -especialmente cuando ingresó Marco Fabián por Hector Herrera. Estuvieron especialmente bien el medio centro Vázquez y el central Héctor Moreno. En Brasil, poca cosa: desaparecido Oscar, totalmente sujetado Fred por los tres centrales, el peligro sólo llegaba cuando Neymar asumía responsabilidades a nivel individual o cuando Thiago Silva se sumaba al ataque en acciones de estrategia. Y cuando esto ocurrió, el gol estuvo muy cerca. Pero el ex portero del Ajaccio tenía otros planes.

Empate, nadie perdió: todos pueden bailar en la playa de Fortaleza.

Related posts

8 comments

A Ochoa le están haciendo ya una estatua tamaño titán en cada pueblo de México. Por cierto, qué buena pinta tiene Layún, y qué derroche el de Peralta (Herrera no se queda atrás), peleando arriba. Me sorprende la longevidad competitiva de Márquez, y el Maza a lo suyo. A ver cómo queda la cosa, porque se tiene que jugar un interesantísimo México-Croacia.
En Brasil, son Thiago Silva, Neymar y 9 más. El central del PSG es tremendo, me encanta, el mejor del mundo incluso por delante de Ramos.

¿Por qué no jugó Willian en lugar de Ramires… y por qué ni siquiera entró como suplente? ¿No creéis que Scolari echará en falta a Moura? ¿Es posible ver a Fernandinho por Paulinho contra Camerún?

Partidazo de Mexico, Guardado jugo bastante bien, y es un jugador que no me gusta nada, Mexico en todas sus lineas hizo un partidazo. Brasil es un rival muy flojito, que si no es por una genialidad de neymar o de Oscar no consigue abrir la lata, ademas de la poca verguenza de Scolari pidiendo penaltis para asi conseguir el mundial. Brasil cuando le toque un rival fuerte y no haya ayudas arbitrales se ira para casa. Es la peor Brasil en años

A mi personalmente me gustó mucho México: Layún fue una grata sorpresa al igual que el LD Aguilera, que subió la banda y aparecía bastante, con un buen nivel defensivo. Guardado, Miguel Herrera y Ochoa, de lo mejorcito del mundial hasta hoy. De criticados por "casi" no meterse en el mundial a héroes. Fútbol.

¿Dónde están los que descartaban a México (único país junto a Brasil y Alemania que ha pasado a octavos de final en todos los Mundiales desde 1994? Esta vez tampoco será la excepción.

Deja un comentario

*