Moses busca su trampolín

Moses Chelsea Focus

Victor Moses tomó dos decisiones trascendentales para su carrera deportiva a una edad muy temprana. La primera de ellas fue elegir representar a Nigeria en lugar de Inglaterra, país que lo había acogido desde niño y con el que había jugado en categorías inferiores desde que era un adolescente. Llegó hasta la sub-21 inglesa pero Nigeria le proponía lo que con Inglaterra iba a tener más complicado: ser internacional absoluto. A los 20 años, Moses recibió su primera convocatoria y con 22 jugó su primer gran torneo de selecciones, la Copa de África. La segunda decisión que ha marcado su todavía corta trayectoria fue dejar el Wigan para irse al Chelsea, es decir, dejar de ser el mejor jugador de un equipo para pasar a ser suplente en un club de mucho más prestigio. La elección, si bien era ambiciosa por parte de Moses -no pudo rechazar una oferta de primer nivel europeo- le iba a suponer una reducción considerable de minutos sobre el campo y, a la postre, una bajada de rendimiento desde entonces.

Moses Wigan FocusDespués de tres temporadas en el Wigan, Moses se fue al Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)

El Wigan se fijó en Moses porque pudo obtener su fichaje a precio reducido debido a los problemas económicos que sufría el Crystal Palace, que entró en administración. Victor Moses era su activo más potente y aunque sólo tenía 19 años -ya llevaba tres temporadas jugando con el primer equipo- el Wigan de Roberto Martínez pagó casi 3 millones de libras por él. En la decisiva lucha por permanecer en la Premier League, Moses fue cobrando cada vez mayor relevancia hasta que en su última temporada como latic explotó de forma definitiva. Acostumbraba a jugar por la banda izquierda o, a veces, de mediapunta y siempre se metía hacia dentro para crear peligro con la derecha. Terminó el año con 6 goles y el Wigan, una vez más, se salvó de la quema. Moses, eso sí, había aumentado exponencialmente su valor.

“Victor Moses es un extremo a la antigua usanza con un talento increíble que le permite superar rivales. Sabe penetrar muy bien partiendo desde una banda”, Roberto Martínez sobre Moses.

Los 9 millones que ofreció el Chelsea, que tenía que defender título en la Champions League, fueron una oferta irrechazable. Los blues estaban ampliando y rejuveneciendo su plantilla (en ese mismo verano llegaron Oscar, Hazard o Azpilicueta). Sin embargo, el panorama para Victor Moses cambió de forma drástica: de 3212 minutos en liga (jugando las 38 jornadas) pasó a sólo 1215 minutos (en 24 jornadas). Donde sí tuvo un papel mayor fue en las copas y en la Europa League, competición en la que se vistió de héroe en las rondas finales marcando un gol en cada partido de cuartos de final y de semifinales, tanto en la ida como en la vuelta. El Chelsea ganó el título contra el Benfica. Pero Victor Moses no jugó ni un minuto en la final.

Moses Liverpool FocusLa temporada de Victor Moses en el Liverpool ha sido decepcionante (Foto: Focus Images Ltd)

Ante la llegada de Mourinho y de nuevos jugadores que fortalecían la plantilla (véase Schürrle, Willian o Eto’o), Moses ya no tenía su sitio. Ni de titular, evidentemente, ni siquiera en su papel de revulsivo. El Liverpool consiguió su cesión por una temporada. Aunque durante la sanción de Luis Suárez y las primeras jornadas de liga tuvo cierto protagonismo, Moses cayó en el olvido una vez los de Rodgers cogieron carrerilla y empezaron a ganar sin parar. Desde enero, Moses apenas acumuló 45 minutos en la Premier League.

Números de Victor Moses en la 2013/14: 860 minutos (en 22 partidos) entre Premier League, FA Cup y Capital One Cup. 2 goles.

El Mundial de Brasil servirá a Moses de trampolín: una buena actuación con Nigeria puede abrirle las puertas que poco a poco se le cierran en el Chelsea. Todavía tiene 23 años y ha demostrado poder ser más que útil si elige bien su próximo destino.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Me encantaría verlo en el Everton, donde tendría un puesto casi seguro ahora que Roberto Martínez se queda sin Deulofeu y Lukaku. Ahora bien, no sé si el Chelsea pedirá los 9 millones de libras que costó, o rebajará algo el precio. Sería interesante ver una delantera con Moses, Mirallas y el 9 que fichen (porque sólo con Naysmith no es suficiente).

Deja un comentario

*