Palacio no fue Boca Juniors

Germany v Argentina2014 FIFA World Cup

Llevaba todo el Mundial pensando que Rodrigo Palacio iba a marcar cada vez que saltaba al campo. Desde su primer partido hasta el último. Irán, Suiza, Bélgica, Holanda y Alemania. En todos salió con empate en el marcador, en todos pensé que lo ganaba él.

No es algo que se puede explicar con facilidad en cuanto a temas puramente tácticos o técnicos. Es algo distinto, más especial, más irracional. Palacio es, sin discusión, el delantero de menor nivel individual de los que había citado Alejandro Sabella para la Copa del Mundo; pero Palacio, criado como futbolista al lado de Martín Palermo, es puro Boca Juniors. Y Boca Juniors no suele necesitar ser el mejor ni el más virtuoso para ganar. Simplemente, gana. Porque sí. Porque es Boca. Pero esta vez, Palacio no fue Boca Juniors.

Palacio Argentina Alemania - Focus Palacio tuvo la ocasión de su vida. Foto: Focus Images Ltd.

El de la famosa coletita había disputado hasta ayer cinco finales, todas ellas como xeneize, y había marcado en cuatro. En concreto, siete goles repartidos en nueve partidos -en Sudamérica los títulos se deciden a ida y vuelta-. La única sequía fue en la primera, en el año 2005, cuando aún no era titular indiscutible y el equipo entonces dirigido por el Coco Basile superó a Once Caldas. Después, São Paulo en la Recopa de 2006, Grêmio en la Libertadores de 2007, Milan en el Mundial de Clubes de ese mismo año y Arsenal de Sarandí en 2008, también en la Recopa, fueron sus víctimas.

Seguramente eso, ser un futbolista de grandes citas, ser clutch, fue uno de los aspectos clave que hicieron que el Pachorra -muy ligado también a ese gen ganador que va por encima del juego-, confiara en él por delante de jugadores como Carlos Tévez.

Y Palacio, maestro del estar en el sitio justo en el instante preciso, tuvo su momento en el Mundial. Tras un pelotazo de Rojo que se comió Hummels, se quedó solo, ante Neuer, a dos toques de la gloria. La bajó con el pecho, un poco larga, y ya forzado decidió levantarla por encima del portero en vez de buscar un remate abajo, a una esquina, como gesticuló Sabella desde el banco. Se fue fuera.

Ahí tuvo el Mundial Argentina. Ahí, en esa acción de oportunismo que Palermo le enseñó a Palacio cuando vestían de azul y oro y que Rodrigo falló cuando el error ya no perdona. Seis minutos después, apareció Götze.

Artículo relacionado: Cuando fallar no está permitido

Related posts

5 comments

En octavos, cuartos, semis y final Agüero ha marcado 0 goles, Lavezzi ha marcado 0 goles, Palacio ha marcado 0 goles, Messi ha marcado 0 goles e Higuain ha marcado 1 gol. Así que en realidad Higuain ha marcado más goles que todos los demás atacantes de Argentina juntos en los partidos más importantes.

Deja un comentario

*