Papelón para Francia

Arsenal Giroud Koscielny

Menos mal que las vidas de los franceses no dependen de un disparo aleatorio de Nasri, porque si fuera el caso Nasri habría disparado al muñeco, como hizo con Pyatov cuando pudo meter a los suyos en el partido. En ese momento, pasada ya la hora de encuentro, Francia iba 1-0 abajo en el marcador y el jugador del Manchester City tuvo un balón frontal contra la portería de Ucrania. Dentro del área, Nasri disparó al centro sin casi presión de los defensas. Fácil para el portero. Muy Nasri. Luego se complicó el asunto y a Koscielny se le cruzaron los cables: un penalti y una roja directa, por un buen bofetón en la cara de Kucher. Muy Koscielny. Resultado: 2-0 final y un papelón para los franceses si quieren estar en el Mundial.

Arsenal Giroud Koscielny

Ucrania realizó un partido muy completo. No tuvieron miedo en el primer tiempo, presionando mucho la salida de balón de los franceses desde muy arriba y saliendo con velocidad al ataque cuando recuperaban la posesión. Para ello fueron clave varios hombres. Edmar fue uno de los tres centrocampistas centrales que alineó Fomenko, siendo él el más adelantado. Llegó muy bien al área y se aprovechó de las jugadas de Konoplyanka y Yarmolenko. En la punta de ataque, Zozulya se peleó con los centrales y en una brillante acción colectiva de los suyos en la segunda mitad adelantó a Ucrania. Nasri estuvo poco intenso, Koscielny se precipita al salir, Debuchy se pierde y Zozulya, ante Lloris, la mandó dentro para el 1-0.

Por parte de Francia el delantero fue Giroud y no Benzema, que entró al final del encuentro. El punta del Arsenal anduvo desaparecido y esto se notó aún más porque a Ribéry lo ataron bien los ucranianos, con un gran partido de Fedetskiy que, no obstante, se llevó una amarilla y no estará en la vuelta. Cuando los de Deschamps más cerca vieron el empate llegó el fallo de Nasri, primero, y el penalti de Koscielny, después. El penalti es un balón que le cae a Zozulya, muy luchador en todo momento, y cuando está a punto de disparar con la izquierda aparece el central gunner por el lado contrario y le da en la pierna de apoyo. 2-0 para Ucrania, porque desde los once metros no falló Yarmolenko.

Como ya había fallado en el penalti y en el primer gol, Koscielny decidió cerrar la noche con una señora leche en la cara de Kucher, al que recriminaba una entrada dura ya en el tiempo de descuento. Roja y a la calle. Y como a Kucher le dio envidia, le hizo una falta a Ribéry, vio la segunda amarilla y también se fue a vestuarios. Total, que ninguno de los dos centrales estará en el partido de vuelta, donde ya puede Francia mejorar mucho, sobre todo de cara a portería, si pretenden remontar la repesca.

Related posts

3 comments

Es un autentico desastre para Francia. Tienen mucho mejores jugadores que Ucrania pero igual no tienen mejor equipo. Muy individualistas todos.

Deja un comentario

*