Portugal estuvo más cerca de lo que creía

Brasilia Estadio MI

Amaneció en Brasilia con noticias extraordinarias para Portugal, que se sabía con opciones escasas y jugando en territorio enemigo (en la capital construida para alejar el centro de poder brasileño de las zonas fuertes controladas por su antiguo imperio colonial). Antes de desayunar, el equipo de Paulo Bento ya conocía que Kevin Prince Boateng y Sulley Muntari habían sido expulsados de la concentración ghanesa, que un convoy había llegado de madrugada para repartir el dinero de las primas que los africanos habían exigido cobrar antes del partido y que todo había sido captado además por las cámaras de la televisión brasileña, provocando reacciones alrededor del planeta que no dejaban en buen lugar al adversario contra el que debían medirse unas horas después en el Estadio Nacional Mané Garrincha. Había que ganar por tres goles y que Alemania lo hiciera por dos; o por cuatro y que Alemania simplemente ganara. Parecía una quimera, pero incluso Cristiano Ronaldo, en la conferencia de prensa posterior al choque, reconoció que durante el partido se dieron cuenta de que esa carambola era bastante más factible de lo que creían.

Cristiano Ronaldo: “Por las ocasiones que tuvimos, la sensación que nos quedó es que era mucho más factible lograr clasificarnos de lo que pensábamos antes del partido”.

Estadio Salvador Bahía MIPaulo Bento se acordó de la tarde de Salvador de Bahía en la que Portugal cayó ante Alemania: “Lo que aconteció aquel día ha acabado teniendo consecuencias en el resto de los partidos”, dijo tras la eliminación en Brasilia (Foto: MI).

En efecto, Portugal generó muchas más ocasiones que en cualquier otro partido. El de Madeira tuvo hasta cuatro clarísimas. En tres de ellas, el portero Dauda, que le regaló el segundo gol con un mal despeje, hizo paradas de un mérito superlativo. La que marcó las diferencias fue la que llegó justo después del 2-1. Quedaban aún diez minutos, Portugal habría anotado dos tantos en ciento veinte segundos y se lo habría empezado a creer. Por la inercia y porque Ghana debería haberse ido con todo -de hecho, ya se fue con todo, y de ahí que los lusos tuvieran cuatro o cinco oportunidades diáfanas en los últimos compases de un choque que acabó repartiendo frustración-.

Meireles Portugal MIRaúl Meireles se cayó del once titular de Portugal para que Rubén Amorim pudiera ayudar a Miguel Veloso en su nueva ubicación como lateral izquierdo (Foto: Focus Images Ltd).

En general, el de Brasilia fue el partido más completo de Portugal en el Mundial. Willian Carvalho jugó siempre con mucho criterio en la posición de medio centro puro y Joao Moutinho, además de fabricar con la jugada del día el 1-0, filtró pases inteligentes en contextos poco favorables (como la última media hora, en la que el equipo ya se partía mucho con el 4-2-4 y él debía hacer equilibrios para ayudar al pivote y casi ser un media punta). Paulo Bento agotó toda la paciencia y confianza posible que se puede depositar en un nueve: quitó a Éder cuando ya era evidente que no funcionaba, y lo quitó aún sabiendo que no tenía más delanteros y que necesitaba hacer tres goles. El del Braga había sido titular para evitar que Ronaldo, visiblemente afectado por sus problemas en la rodilla tras el partido, tuviera permanentemente encima la marca de los dos centrales.

Vieirinha Portugal FocusVieirinha fue el hombre que entró a los 69 minutos de partido cuando Paulo Bento perdió la paciencia con Éder (Foto: Focus Images Ltd).

Ghana se despidió con una actuación bastante más digna de lo que su movida noche nos podía hacer pensar. Durante más de veinte minutos estuvo a un gol de la clasificación, y Waris lo tuvo en su cabeza tras una asistencia de Asamoah Gyan poco después de que el ya legendario “3” de las estrellas negras empatara el partido. El choque fue el ida y vuelta que se anunciaba en la previa pero a ambos equipos les faltó acierto en momentos decisivos. Se quedaron ambos decaídos, como no entendiendo nada. No había habido pacto ni historias raras en Recife, pero los condenó su propio resultado.

Related posts

9 comments

desde la eurocopa del 96, que fue la primera vez que vi a portugal, siempre, y digo, siempre, les ha faltado un nueve puro de calidad, pauleta quizás fue lo más parecido a tener uno, pero de alguna manera era demasiado blando, como el resto del equipo, daba la sensación de que hacía falta un matador auténtico, alguien más feroz para contrarrestar los centrocampistas delicatessen que siempre tuvieron. lo de eder en este mundial, pensé que al fin había un proyecto de un tanque rabioso arriba pero parecía muy torpe, impráctico, perdido. ¿por qué tendrá portugal esa tendencia a sacar buenos y creativos centrocampistas pero apenas nadie que piense exculsivamente en el gol de esa manera más compulsiva, más impulsiva?… debieron haber sido los primeros que inventaran lo del falso nueve, les hubiera ido mejor.
de todas formas creo que si hoy ambos hubieran sabido qué marcador exactamente tenían que conseguir hubiera sido un mejor partido, parecían ambos algo desconectados, desconcertados.

Cuanta razón en tu comentario crass61, es increíble lo de Portugal si se hacen las cosas bien, ojalá con un nuevo entrenador que proponga y arriegue más puedan dar ese paso adelante en la Euro.

Lo de Portugal resultó siendo bastante decepcionante.

Infortunadamente, Bento se dio cuenta demasiado tarde que Meireles no estaba para ser titular en este equipo. Desde el primer partido, estaba clarísimo que William debió jugar siempre. Me sorprendió bastante no verlo en el once titular los dos primeros partidos: siempre que jugó -como bien mencionas- impuso presencia, distribuyó con criterio y aportó mucho en la generación de juego del equipo.

Tampoco la fortuna los acompañó: la lesión de Coentrao, la roja a Pepe, la condición física de Ronaldo, la ausencia de un nueve mínimamente decente (porque lo de Eder y Almeida fue impresentable) tampoco les permitieron tomar vuelo en ningún momento.

Cada partido se jugó con la oreja puesta en el otro estadio. Alemania lo ganaba solo por un gol, si Portugal o Ghana comenzaban a hacer goles los del “PACTO” fácilmente empataban su partido.

creo que portugal tenia que jugar con un 4-4-2, con estos jugadores:centro del campo veloso,carvalho,moutinho,meireles y arriba cristiano y vieirinha o nani.
No con eder que solo estorvaba.

¿Qué quieres que diga? Mi equipo es el Real Madrid, que este año hizo un doblete ganando la Décima Copa de Europa. La eliminación de Portugal supone que el Balón de Oro y que ha batido el récord de goles en una edición de la Copa de Europa se incorpore antes a la concentración de mi equipo.

En ese grupo quería que pasara de ronda EEUU: por algo he vivido 6 meses allí.

Deja un comentario

*