Un partido en mitad de los debates

Van Gaal Holanda Manchester United Focus

Los Países Bajos más futboleros llevan sumidos en un debate largo y profundo desde que comenzaron el Mundial. La victoria de la selección Oranje por 1-5 ante España en la primera jornada gustó más por el contexto que por el estilo. En los 5 días comprendidos entre aquel choque y el momento actual, los debates sobre el juego del equipo y su esquema han llenado páginas de periódicos y conversaciones de bares. Por un lado, hay aplausos a Louis van Gaal por incentivar a sus pupilos a transitar contra la vigente campeona del mundo en la segunda parte de su encuentro. Por el otro, hay quejas y críticas hacia Louis van Gaal por cambiar el esquema tradicional y la esencia del juego de la no tan vieja escuela neerlandesa. El preparador de Ámsterdam, ajeno parcialmente a la reacción a su idea, plantea repetir esquema y fundamentos de juego ante una Australia en la que se valoró positivamente –y de forma unánime– la mezcla de dos estilos. En el encuentro ante Chile, la nueva generación de Ange Postecoglou supo ser pragmática y le quitó el polvo al libro de estilo de las promociones anteriores. Ambas escuadras se ven las caras hoy en Porto Alegre y se espera que sean continuistas para mejorar lo que ya hicieron bien en la primera fecha.

Australia

A pesar de la derrota por 3-1, la nueva generación australiana dejó buenas sensaciones en su primer encuentro mundialista ante Chile. Los hombres de Ange Postecoglou respondieron al mazazo de los dos goles seguidos de La Roja antes del cuarto de hora de forma madura. Su apertura de mente les permitió conjugar el nuevo estilo asociativo que les impregna el preparador grecoaustraliano con las premisas básicas del juego de sus predecesores, más pragmático y directo. Así, Mathew Leckie se convirtió en el hombre del partido al llevar a su equipo con velocidad hacia campo contrario con sus acciones de extremo derecho puro y con sus centros a la cabeza de Tim Cahill. Si Louis van Gaal repite el planteamiento ejecutado contra España, lo cual es muy probable, Australia tampoco podrá mostrar su faceta más constructiva con balón. El repliegue alto neerlandés incomodará una salida de balón que tendrá que ir orientada hacia las bandas, ya sea en raso o en juego directo. En los costados, Leckie y Tommy Oar están llamados a ganar en los duelos uno contra uno a los carrileros Daley Blind y Daryl Janmaat, respectivamente, para encontrar a Cahill. El veterano futbolista del New York Red Bulls deberá ejercer más como falso ‘9’ que ante Chile para no ser absorbido por una defensa que en posicional es de 5 efectivos y que puede anular a un punta puro y a sus acompañantes. Los habituales movimientos horizontales del 4 tienen como destino habitual la banda derecha (es diestro). Esto puede suponer ventajas para los Socceroos toda vez que en ese perfil está uno de los centrales menos experimentados del eje de 3 neerlandés: Bruno Martins-Indi (17 internacionalidades; 22 años). Sacarlo de su posición –y arrastrar al más experimentado Ron Vlaar en consecuencia– puede permitir a Mark Bresciano y a Oar llegar al área y ser destinatarios de los servicios de Leckie o Cahill con la oposición de otro inexperto en el contexto internacional como Stefan de Vrij (13 internacionalidades; 22 años) y sus apoyos.

Tim Cahill FocusTim Cahill probará a los centrales neerlandeses si cae a un costado como falso ‘9’ . Foto: Focus Images Ltd.

Esta vía de ataque se presenta como la más efectiva sobre el papel ante unos Países Bajos muy sólidos en defensa posicional en el encuentro inaugural del grupo ante España. El seleccionado Oranje mantenía a sus hombres más adelantados en tres cuartos de cancha cuando los de Del Bosque intentaban sacar el balón jugado. Así forzaba un juego directo sobre atacantes poco acostumbrados a él que tenían que hacer frente a un sistema defensivo de 7 miembros: el solidario Jonathan de Guzmán, el trabajador Nigel de Jong y los cinco defensores, con los carrileros a baja altura porque era el rival el que empezaba jugada. En este escenario, Australia tendrá grandes dificultades para penetrar por dentro. Con asociaciones es prácticamente imposible: no solo por la evidente superioridad numérica (5 para 3, o 7 para 4 si se computa a Cahill), sino porque Bresciano, casi como mediapunta, ralentizó las transiciones ante Chile y no estuvo en sintonía con el juego veloz que lideró Leckie hace 5 días. La otra vía que le queda a los aussies está relacionada con los desplazamientos en largo de su capitán, Mile Jedinak. El futbolista del Crystal Palace es capaz de lanzar a su equipo a la carrera con un pase preciso aéreo y de larga distancia. La altura en la que lo serviría podría facilitar el desborde de Oar y de Leckie ante los carrileros, aunque será siempre menor de la ideal por el planteamiento neerlandés y por el rol destructivo que Jedinak adquiere cuando Australia es la Australia del pasado.

El habitual socio de Jedinak, el mediocentro del Melbourne Victory Mark Milligan, es baja para el partido por una distensión en uno de los músculos isquiotibiales. Ange Postecoglou tiene hasta 4 posibles sustitutos para su posición: los mediocentros James Holland y Massimo Luongo y los interiores Matt McKay y Oliver Bozanić. Holland, ‘5’ puro del Austria Wien, tiene más papeletas que sus compañeros para acompañar a Jedinak en el doble pivote. La presencia de un mediocentro más rocoso que el propio capitán puede liberar a este en busca de los mencionados desplazamientos largos en altura. Además, en fase defensiva habrá 2 mediocentros que amparen y ayuden a una línea defensiva que debe aguantar las transiciones de los veloces y móviles Robben, van Persie y Sneijder. La concentración y la disciplina en la zaga, ausentes en el primer tramo de partido ante Chile, resultarán fundamentales para evitar la ruptura de una línea en la que no estará Ivan Franjić. El lateral derecho de Brisbane Roar se lesionó en el primer encuentro y Ryan McGowan, central en el Shandong Luneng chino, volverá a adaptarse a esa demarcación ante la ausencia de más laterales derechos en la convocatoria.

¿Quieres ver a Mile Jedinak o a Robin van Persie en directo en un partido de la Premier League? Pinchando aquí te explicamos cómo conseguirlo.

Países Bajos

El plantel de Louis van Gaal llega motivado al duelo ante Australia tras la imagen de solvencia y de manejo de varios registros del juego dada en el 1-5 ante España. A lo largo de los clasificatorios mundialistas se mostró como una escuadra asociativa y vertical, pero hace 5 días demostró en Salvador que también es capaz de replegar alto, de presionar muy bien y de jugar directo. Las críticas por el cambio de esquema y el estilo han sido repelidas por van Gaal, que pretende repetir el dibujo y el planteamiento del pasado viernes pese a haber probado en el último entrenamiento un 4-3-3 con todos los titulares del día de España menos Ron Vlaar, suplido por Jeremain Lens en la posición de volante izquierdo (con Wesley Sneijder de interior). El seleccionador es consciente de que su propuesta actual tiene una buena base argumental: en posicional, la defensa se solidifica y el ataque se potencia con la subida de los carrileros y los desbordes de los “volantes no abiertos” (Arjen Robben y Sneijder); y en transición, el equipo es capaz de dañar en ataque y apenas tiene que correr hacia campo propio por el atrevido repliegue alto y por la presión. Nigel de Jong y Jonathan de Guzmán estuvieron prácticamente en paralelo para evitar asociaciones españolas en el carril central y para que la línea más corta de las 3 del esquema no se fragmentase. Ante una Australia sin Milligan y con un más que probable doble mediocentro Jedinak-Holland, el futbolista del Swansea City podría despegarse de su protector para aparecer más en tres cuartos en fases de partido más posesivas.

Robben FocusEl futbolista del FC Bayern, Arjen Robben, puede volver a ser el encargado de las transiciones. Foto: Focus Images Ltd.

Las veloces transiciones y los mordaces contragolpes vistos ante España en la primera jornada pueden repetirse con facilidad. El principal lanzador del equipo aquel día fue el carrilero zurdo, Daley Blind, quien hoy tendrá una ventaja: enfrente estará un central adaptado como Ryan McGowan. Su buen desplazamiento largo podría propiciar situaciones en las que Robben, Sneijder y el móvil ariete Robin van Persie bajan balones y velozmente buscan la confrontación con el sistema defensivo aussie. La posible entrada de Holland en el once y el probable repliegue de una Australia pragmática y no posesiva por necesidad harían más difícil la penetración de los atacantes neerlandeses. No obstante, estos consiguieron percutir en multitud de ocasiones a la defensa española y no tendrían reparo en intentar repetirlo ante los Socceroos, cuyo perfil diestro de la defensa (Jason Davidson-Matthew Špiranović) ya sufrió ante un inspirado Alexis Sánchez –que atacaba sin transitar– en el arranque de la primera jornada.

“Sneijder y Robben no me han dicho su preferencia ni nada en contra del 5-3-2. Yo siempre escucho la opinión de los jugadores, pero tomo mis propias decisiones. (…) Siempre habrá críticas, si juego en 4-3-3 o si juego en 5-3-2. Los medios de comunicación siempre tienen que escribir cosas. Unas veces positivas y otras negativas. En mi caso, por desgracia, son a menudo negativas”

Louis van Gaal en la rueda de prensa previa al Australia-Países Bajos

El once de los Países Bajos será, salvo sorpresa, el mismo que ante España. A pesar de que hace 48 horas se daba por supuesto el cambio al 4-3-3, Van Gaal no cerró las puertas en rueda de prensa a repetir el 5-3-2 (que más bien es 5-2-3) y la prensa neerlandesa lo da por seguro en el partido ante Australia. No hay ninguna baja en el equipo, pues Blind se ha rehecho de un golpe en la rodilla y Vlaar se encuentra a disposición de van Gaal tras reponerse de unas molestias en los músculos isquiotibiales.

AUSvsNED

Alineaciones probables (18:00 CEST, Gol Televisión)

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*