Un punto de inflexión

Zaccheroni calciocatania

Suceda lo que suceda en el partido entre Japón y Colombia, el encuentro será un punto de inflexión para ambas selecciones. Colombia, después de lograr una histórica segunda victoria en la Copa del Mundo (nunca antes ganó 2 partidos en una misma edición), jugará ante Japón pensando en si su partido de Octavos de Final es en Maracanã o en Recife. Para entonces ya se sabrá si el rival es Costa Rica, Italia o Uruguay. Los seleccionados por José Pékerman saben que llegarán los partidos más importantes de sus vidas tras el duelo ante los campeones de Asia. Este de hoy es el partido que antecede a unas eliminatorias en las que podrán inscribir sus nombres en los libros de historia. Llegarán encuentros que serán recordados durante años y que colocarán a sus participantes en la memoria del fútbol mundial junto a los René Higuita, Carlos Valderrama o Freddy Rincón. Por su parte, Japón llega al partido en el peor momento anímico en años y sumida en un ambiente propio del fin de una era. Si Alberto Zaccheroni no consigue ganar tras su promesa de recuperar el estilo asociativo del fútbol nipón, Japón estará eliminada. Esto puede suponer el adiós del preparador italiano como seleccionador de los Samurai Blue y el punto y final a 4 años de trabajo positivos pero dinamitados en el momento clave. Si Japón gana a Colombia y el resultado de Grecia acompaña, Japón accedería a los Octavos de Final y podría vivir una reanimación anímica que cambiase un futuro ya escrito. Pase lo que pase, todo cambiará en Japón y en Colombia tras el partido de esta noche en Cuiabá.

Japón

La polémica en torno al estilo de juego de Japón se ha acentuado mucho tras el inútil y agotador repliegue de una hora ante Costa de Marfil y tras la sucesión de centros al área en la segunda parte ante Grecia. Tras el empate 0-0 ante los europeos, el Director Ejecutivo de la Asociación de Fútbol de Japón, Hiromi Hara, se reunió con Alberto Zaccheroni para tratar seriamente el estilo de juego de la selección y las decisiones sobre los onces que estaba tomando el técnico italiano. El representante de la JFA, exfutbolista y exentrenador, trató con el preparador de Meldola un total de 5 puntos polémicos. El primero fue la decisión de replegar al equipo desde la media hora de juego ante los marfileños. Fue una de las decisiones más criticadas entre el primer y el segundo partido por la prensa y por la opinión pública. No solo desgastó físicamente a futbolistas importantes en ataque como Shinji Kagawa o Keisuke Honda sino que no fue viable al no conseguir tapar los centros laterales que motivaron la remontada y el choque de los fuertes delanteros africanos y los menudos centrales nipones.

Otra cuestión que se le reclamó a Zaccheroni en la reunión fue un uso más equilibrado de las bandas. A pesar de que el seleccionador configuró un nuevo sistema de salida de balón aprovechando la asimetría de su equipo y convirtiendo a Yuto Nagatomo en pieza clave del juego, Japón está abusando de su banda y no está utilizando cuanto podría a Atsuto Uchida y a sus compañeros de banda derecha. Tampoco gustó el hecho de que Maya Yoshida se quedase “como delantero” en los últimos minutos del encuentro ante la selección griega para intentar rematar por alto centros al área, el único recurso utilizado ante un equipo replegado y contragolpeador como el de Fernando Santos (que estaba con 10 desde el minuto 37). Hara le habría dicho que, para intentar practicar este juego, debería haber convocado al espigado ariete del Vitesse Arnhem Mike Havenaar (195cm). Así, hubiese tenido un delantero apto para ganar batallas ante jugadores como Papastathopoulos o Manolas y no hubiese tenido que exponer al equipo a contragolpes por tener a un central fuera de zona.

“El juego directo es una opción, pero solo hablamos de utilizarla unos pocos minutos, no un partido entero. Soy muy consciente de que no está en el ADN del equipo. Somos un equipo que debe intentar controlar los partidos. (…) Pero cuando no podemos hacerlo tenemos que probar esta opción y darle una oportunidad en los últimos minutos”

Alberto Zaccheroni en la conferencia de prensa improvisada del sábado

“En pasados partidos de la selección puse a jugadores fuertes en el juego aéreo en el tramo final, pero a pesar de que lo hice no fuimos capaces de cambiar las cadenas de pases en raso. Los futbolistas japoneses están acostumbrados a jugar así desde su infancia”

Alberto Zaccheroni sobre la ausencia de Mike Havenaar en la convocatoria

Otro de los puntos más polémicos y que habrían sido parte de la agenda de la reunión fue la suplencia de Yasuhito Endo en los dos primeros partidos mundialistas. Zaccheroni aparentemente considera que la edad (34) y los problemas físicos han minimizado al futbolista con más internacionalidades de la historia de Japón (146). Desde hace un par de temporadas, su rendimiento en Gamba Osaka es menor del que registró en sus mejores tiempos, y su transformación en mediapunta por Masanobu Matsunami en la temporada del descenso del equipo (decisión que mantiene el actual técnico negriazul Kenta Hasegawa) le ha hecho perder la capacidad de trabajo propia de un interior. La última de las 5 principales reclamaciones de Hara habría sido la colocación de Shinji Okazaki en una banda izquierda desconocida para él. Su rendimiento fue pobre ante Grecia, tanto como volante izquierdo como en la punta del ataque, y el Director Ejecutivo de la JFA habría solicitado al entrenador su colocación en la derecha, donde ha estado casi siempre en los 4 años en los que él ha sido seleccionador.

Zaccheroni habría aceptado estas críticas de buena manera por la relación de confianza que mantiene con Hara. Ante Colombia debería verse a un equipo más fiel al estilo tradicional japonés. Un conjunto que se parezca más al que se asocia en vertical con la pelota jugando casi de memoria y no a un equipo replegado o que, al no tener ideas, llega a cifras de posesión cercanas al 75% pero se limita a servir centros al área ante futbolistas fuertes. Alberto Zaccheroni habría aprovechado la reunión para destacar el sentimiento de unión que hay en un vestuario sin disputas internas. A pesar de esta circunstancia, sus integrantes están cansados física y anímicamente. Las particularidades propias de los dos primeros partidos y las reacciones negativas y frustrantes tras ambos resultados habrían agotado a la plantilla. El propio Zaccheroni suspendió por este motivo el entrenamiento del pasado sábado y dio un día libre a sus futbolistas, pese a lo importante del encuentro ante Colombia en términos clasificatorios.

Zaccheroni calciocataniaAlberto Zaccheroni podría dejar de ser seleccionador japonés tras el Mundial. Foto: calciocatania.

Aunque Hiromi Hara le habría pedido a Zaccheroni la titularidad de Endo, no participó en los ensayos de once titular para el duelo ante Colombia en el último entrenamiento de preparación. Esta sesión preparatoria es la mejor referencia para intentar adivinar un once que se ha vuelto impredecible. Hay dudas en casi todas las posiciones de ataque menos en la del indiscutible mediapunta Keisuke Honda. Según los últimos ensayos, el capitán Makoto Hasebe sería suplente en beneficio del mediocentro de Sanfrecce Hiroshima Toshihiro Aoyama. Jugaría junto a Hotaru Yamaguchi en un doble pivote sin roles definidos, en el cual las labores defensivas y de creación van siendo alternadas por uno y por otro. Por delante, Shinji Kagawa volvería a la titularidad en el costado izquierdo después de haber sido suplente ante Grecia. El volante del Manchester United fue “señalado” por su bajo rendimiento ante Costa de Marfil, aunque este se debió al desgaste físico impropio de un repliegue tan firme y tan prolongado. La banda derecha la ocuparía un Yoshito Okubo que, pese a sus 31 años y pese a que no se lo pudiese imaginar hace 2 años, está siendo de los mejores futbolistas del equipo en la Copa del Mundo. Shinji Okazaki, poco productivo ante Grecia como volante izquierdo y como ‘9’, se quedaría sin sitio en una formación inicial que incluiría a Yoichiro Kakitani como referencia ofensiva. El mediapunta de Cerezo Osaka apenas ha ejercido con éxito como falso ‘9’ en todo su periplo como internacional, pero su entrada sería el penúltimo recurso posible para un Zaccheroni al que no le ha satisfecho el rendimiento de Yuya Osako y que no confía en exceso en el joven segundo punta de Yokohama F. Marinos Manabu Saito. Por último, ha de señalarse que están apercibidos de sanción y se perderían un hipotético partido de Octavos de Final los centrales Maya Yoshida y Masato Morishige y el mediocentro Makoto Hasebe.

Colombia

Colombia llega al encuentro clasificada para los Octavos de Final de un Mundial con antelación, algo que no había sucedido nunca. El equipo de José Pékerman está demostrando saber adaptarse a los rivales y saber manejar tantos registros del juego como son necesarios para competir al más alto nivel. Su estrategia ante Grecia, basada en dos esquemas defensivos, en el trabajo defensivo y ofensivo del diferencial James Rodríguez y en el contragolpe no impidió ver una propuesta más posesiva y veloz ante Costa de Marfil. Esta pluralidad de ideas y de recursos, que hasta ahora es la mayor virtud de Colombia, se debe a la capacidad de trabajo del seleccionado cafetero y al estudio de los rivales por parte del entrenador argentino. Puede proponer en sus partidos sacando la pelota jugada por dentro y con sus profundos laterales (Pablo Armero y Juan Camilo Zúñiga), puede explotar la velocidad de los hombres de tres cuartos de cancha (Víctor Ibarbo, James Rodríguez y Juan Cuadrado), puede ser sólido defensivamente con el sacrificado Abel Aguilar y con Carlos Sánchez (protagonista de una intensa marca al hombre a Yaya Touré hace 5 días), puede cambiar de planes en el transcurso de un partido y puede renovarlos con refuerzos como Juan Fernando Quintero. A Grecia la anuló dándole la pelota, pues los europeos no están acostumbrados a manejar la posesión desde hace más de una década. A Costa de Marfil la venció alternando la posesión con las transiciones, aunque sufrió en el tramo final con los centros al área de Serge Aurier. Ahora tiene enfrente a Japón, y aunque Colombia ya esté clasificada para la siguiente ronda, las ambiciones de Pékerman le llevan a querer ganar el partido pese a las variaciones en el once de base.

Colombia Jimmy BaikoviciusColombia está cumpliendo con las expectativas generadas en los Clasificatorios Sudamericanos. Foto: Jimmy Baikovicius.

El desorden en la transición defensiva de Japón es uno de los puntos débiles del equipo asiático pese a su ligera mejoría ante Grecia. Lo más probable es que Pékerman reproduzca un planteamiento similar al de Costa de Marfil, en el que su equipo tenga una voluntad posesiva que incomode a Japón y a la vez explote la velocidad de sus atacantes ante unos nipones desordenados cuando corren hacia campo propio. Para hacer esto último es indispensable Juan Cuadrado, uno de los pocos fijos de Pékerman. El volante de la ACF Fiorentina, que ha asistido en 3 de los 5 goles de Colombia en este Mundial, es de los pocos hombres que no rotarían en el encuentro de Cuiabá. Tampoco lo haría un Armero que fue desequilibrante con sus subidas por el costado izquierdo contra Grecia pero que sufrió defensivamente ante Max Gradel ante Costa de Marfil. Se espera la titularidad de David Ospina entre palos, pues Pékerman no estaría dispuesto a cambiar su portero para que este no pierda regularidad competitiva. Esta decisión, aparentemente invariable, ha causado cierta polémica en Colombia. Se esperaba que, ante la intrascendencia del partido, fuese titular Faryd Mondragón. Un solo minuto competitivo en este Mundial lo convertirá en el futbolista más veterano en participar en un partido de una Copa del Mundo a sus 43 años y 3 días. Batiría el récord del delantero camerunés Roger Milla, que consiguió en un mismo encuentro este registro y el de goleador más veterano de la historia de los Mundiales: jugó y marcó a sus 42 años y 39 días en el Rusia 6-1 Camerún de la última jornada de la Fase de Grupos en Estados Unidos 1994.

De acuerdo con las últimas informaciones, el once titular de Colombia ante Japón se parecerá poco al de los dos primeros encuentros. El veterano (38) central Mario Yepes, que acabó el encuentro ante Costa de Marfil con molestias musculares, sería suplente y sustituido por Éder Álvarez Balanta. Junto a él, formaría el eje de la zaga otro futbolista de la liga argentina como Carlos Valdés. El puesto lateral derecho sería cubierto por el joven Santiago Arias, que ha entrado en las segundas partes de los dos encuentros mundialistas en una banda izquierda atípica para él (sufrió ostensiblemente ante Serge Aurier). El trabajador doble pivote de los dos primeros encuentros descansaría esta noche. “La Roca” Carlos Sánchez, único apercibido de suspensión del equipo, sería sustituido por Alexander Mejía, que ya ha participado en los dos primeros encuentros saliendo desde el banquillo. Junto a él formaría un Fredy Guarín que se perdió el partido ante Grecia por sanción y el de Costa de Marfil por el buen rendimiento del hombre al que sustituiría hoy en Cuiabá, Abel Aguilar. Por delante, Pékerman juntaría a dos delanteros como Jackson Martínez y Adrián Ramos para dar descanso a Teófilo Gutiérrez y al mediapunta James Rodríguez. Carlos Bacca no es una opción para el preparador argentino por su lesión muscular de la semana pasada. En las bandas estarían el indiscutible Cuadrado y un Quintero que se centraría partiendo desde la izquierda. La titularidad de este último escorado supondría, de nuevo, un descuido del costado izquierdo en fase defensiva. Ya ante Costa de Marfil James Rodríguez acabó escorado a la izquierda y no ayudó a un Arias que no se manejó con solvencia a pierna cambiada. Este factor, combinado con la posible titularidad de Yoshito Okubo y con la petición hecha a Zaccheroni para emplear proporcionalmente las bandas, podría hacer que la banda izquierda fuese el punto débil de Colombia.

Alineaciones actualizadas al oficilizarse (22:00, Gol Televisión)

Japon vs Colombia - Football tactics and formations

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*