Revolución argelina e inmovilismo surcoreano

Vahid Halilodzic (Clément Bucco-Lechat)

La República de Corea y Argelia se enfrentan por primera vez en una Copa del Mundo. No hay historias con sabor añejo que apelen a una venganza en la noche de Porto Alegre. No hay similitudes entre el fútbol de ambas selecciones. Ni entre sus ligas. Ni entre sus culturas. Ni entre sus religiones. Ni entre su forma de entender el mundo. La única conexión entre ambas es un coyote que ayuna. Y no es porque sea una mascota que compartan o algo por el estilo, sino porque solo se han enfrentado una vez en un olvidado amistoso en Nezahualcóyotl, México. Esta urbe, para no romper con la falta de similitudes, no tiene nada que ver ni con surcoreanos ni con argelinos. Se asienta sobre un lago desecado y su nombre es el mismo que el de un gobernante del siglo XV y que significa “coyote que ayuna” en náhuatl. Allí se celebró el duelo en diciembre de 1985, cuando ambas escuadras se preparaban para el Mundial que meses después albergaría el país del Tri. Los Taegeuk Warriors quieren que se repita el 2-0 de aquel exótico encuentro, pero ni unos ni otros esperan repetir su mala actuación en aquella Copa del Mundo: 1 punto y colistas de sus respectivos grupos. Para ello, ambas escuadras aspiran a ganar un primer duelo oficial que encaran con actitudes diferentes. Tras muchas críticas, Vahid Halilhodžić cambiará buena parte del once de los zorros del desierto para mostrar una cara más ofensiva ante la República de Corea del inmovilista Hong Myung-Bo.

República de Corea

La República de Corea empezó este Mundial con un empate (1-1) ante Rusia. Fue un encuentro en el que controlaron bien ciertas facetas del juego y en el que se mostraron deficientes en otras, como es tendencia desde la llegada de Hong Myung-Bo al banquillo en junio de 2013. Lo positivo en esta ocasión fue lo defensivo. Inspirados por un técnico que fue central, los miembros de la línea defensiva mejoraron ostensiblemente sus prestaciones ante la escuadra de Fabio Capello. Kim Young-Gwon y Hong Jeong-Ho han crecido en los últimos meses y destacaron ante los exsoviéticos por su buen posicionamiento, su anticipación, su capacidad correctora, su cooperación y su salida bien medida a por los atacantes rivales. También destacó Ki Sung-Yong, quien se erigió líder del equipo al dar siempre un (buen y preciso) primer pase, al ayudar defensivamente y al soltarse en ataque. No obstante, la producción ofensiva fue escasa y estuvo condicionada por polémico once del técnico de Seúl.

Su esquema base es un 4-2-3-1 que tiene a Koo Ja-Cheol como mediapunta. Esta ubicación explota al interior del FSV Mainz 05, que necesita bilocarse para poder cumplir en la presión cuando el equipo no tiene el balón (4-4-2) y ofrecerse al doble pivote y girarse para atacar cuando sí lo tiene. El desgaste físico y mental hace que pierda importancia en los partidos, lo cual ha sucedido ante Rusia y en varios amistosos de preparación. El referente ofensivo con el que juega Koo es Park Chu-Young, elección discutida de Hong Myung-Bo por sus 70 minutos de actividad esta temporada (entre Arsenal FC y Watford). La última vez que jugó un partido entero fue hace 581 días –Celta de Vigo 1-1 RCD Mallorca, con gol suyo– y el año de desconexión le pasó factura en el duelo ante los rusos, en el que sus buenas intenciones no fueron suficientes para el juego de ataque. Park le quita la plaza a Kim Shin-Wook, un punta de 196cm que maneja bien su pierna derecha y que, además de no impedir que el equipo se asocie con la posesión en tres cuartos de campo, hace viable la variante del juego directo.

Ki Sung-Yong Sunderland Focus Son Heung-Min CrofabKi Sung-Yong y Son Heung-Min son los futbolistas clave de la actual República de Corea.
Fotos: Focus Images Ltd. y Crofab. Edición: MarcadorInt.

La solidaridad de Lee Chung-Yong en el costado derecho y la solidez del doble pivote formado por Ki y por Han Kook-Young son las cuestiones que, sumadas a lo anterior, hacen que el ataque surcoreano dependa en la actualidad de Son Heung-Min. El volante del Bayer 04 Leverkusen, conocedor de esta circunstancia, busca el desborde y la ruptura de líneas rivales, pero sus fuera-dentro convierten su costado en la parte más endeble defensivamente del equipo. Andrei Eshchenko lo descubrió y sirvió por ese sector la asistencia en el gol de Kerhakov, y hoy intentará emularlo un Sofiane Feghouli desequilibrante en el debut de Argelia en este Mundial. Para tapar al volante del Valencia serán fundamentales dos cuestiones: que las coberturas de Ki y de Han Kook-Young, interior polivalente, sean efectivas y que el lateral izquierdo Yun Suk-Young, joven y con poco rodaje en la Championship esta temporada, se desenvuelva atrás igual o mejor que ante Samedov. Hong Myung-Bo ha avisado a su seleccionado porque Argelia se mostrará mucho más ofensiva en este partido que ante Bélgica. Por ello, es probable ver repliegues más marcados que ante Rusia y con más implicación de Son, lo cual reduciría notablemente el peligro de gol surcoreano.

Hong Myung-Bo no tiene intención de cambiar a ningún efectivo del once inicial que formó el pasado martes en Cuiabá. El central Hong Jeong-Ho, que tuvo que ser sustituido a los 72 minutos por un espasmo muscular, es la principal duda del once. Pese a no estar completamente recuperado, la intención es que fuerce para jugar ante los argelinos. El estado físico del experimentado Kwak Tae-Hwi, único central puro suplente de la convocatoria, está detrás de esa pretensión. El zaguero de Al-Hilal no ha completado buena campaña en Arabia Saudí al ser víctima de varias lesiones, y su nivel no es el óptimo tan pronto como en el primer encuentro mundialista no fue elegido por Hong Myung-Bo para suplir a Hong (entró antes un carrilero zurdo como Hwang Seok-Ho). Lee Chung-Yong entrenó con los suplentes esta semana, pero el cuerpo técnico confía en su titularidad ante Argelia y ha desmentido que sufra una fractura por estrés o un problema derivado de sus lesiones de rodilla de los últimos años. Son Heung-Min, Ki Sung-Yong y Koo Ja-Cheol están apercibidos de suspensión, y una amarilla les privará de jugar ante Bélgica el próximo jueves.

Argelia

Aunque por momentos atacó con balón, la Argelia actual (bien distinta a la de 2010) se presentó al mundo ante Bélgica como un equipo defensivo. Su técnico, Vahid Halilhodžić, estructuró a su equipo en un 4-3-3 muy sólido y priorizó el repliegue sobre todas las cosas. El equipo, con el planteamiento defensivo presente, atacaba con asociaciones lateral-volante, con juego exterior y con juego directo sobre un El Arbi Hillel Soudani poco preciso. Un centro de Faouzi Ghoulam generó el penalti sobre Sofiane Feghouli y el 0-1 provisional del futbolista del Valencia. Esa jugada intensificó más el repliegue de una Argelia sólida hasta la aparición de Mertens y Fellaini en el cuadro belga, que reactivaron a un Kevin de Bruyne decisivo en la remontada de la escuadra de Marc Wilmots. El resultado ventajoso se perdió en el tramo final con errores puntuales, pero la poca frescura argelina en el ataque y el resultado frustraron a un vestuario en el que ha habido tensiones internas. A pesar de que Halilhodžić ha sido rotundo al negar el mal ambiente en la previa del encuentro de hoy, varios futbolistas (y especialmente Ghoulam) fueron muy críticos con el planteamiento del técnico bosnio, con el que solo el mediocentro Carl Medjani y los centrales Rafik Halliche y Madjid Bougherra (que aislaron a Lukaku) estuvieron cómodos.

“Todo va bien en nuestra concentración. Todo lo demás son mentiras. (…) Algunos dicen que le pedí al equipo que no atacara [ante Bélgica]. Eso son tonterías. Mi equipo juega un fútbol ofensivo desde hace 3 años. (…) Habrá cambios. Este es un partido muy importante: Argelia busca una victoria [mundialista] 32 años después y le he pedido a los futbolistas que la consigan”

Vahid Halilhodžić en la rueda de prensa previa al República de Corea-Argelia

El técnico ha anunciado cambios para el duelo ante la República de Corea y todos los esperados configuran un cambio importante en la mentalidad del equipo. Pretenderá llevar la iniciativa, y su planteamiento será más ofensivo y más posesivo que ante los belgas. A pesar de que Ghoulam generó el penalti de hace 5 días, no fue constante en sus subidas, al igual que no lo fue un Mehdi Mostefa atareado con Hazard y con De Bruyne en campo propio. Los laterales serían dos de los cambios con respecto al once del debut en Belo Horizonte: Aïssa Mandi está llamado a desdoblarse por el perfil derecho, el de Son Heung-Min, y Djamel Mesbah por el izquierdo. A estas incorporaciones habría que sumar el nombre de Yacine Brahimi, a quien se le espera como mediapunta o incluso como interior en el lugar de un Saphir Taïder desgastado por su excesivo trabajo defensivo ante Bélgica. El futbolista del Granada, al que se le ha visto más en banda en sus partidos de La Liga, jugaría centrado en un centro del campo escalonado y lanzado al ataque por Nabil Bentaleb. Su objetivo principal sería dañar con su desborde a un Ki Sung-Yong y a unos centrales surcoreanos cómodos ante el poco protagonismo de los interiores de Rusia su primer partido. La amenaza por los costados estaría representada por el indiscutible Feghouli y por Abdelmoumene Djabou, volante zurdo del Club Africain tunecino que jugaría en su perfil natural y que sacaría del once titular al volante del Leicester City Riyad Mahrez. En punta, el escaso éxito de Soudani en el juego directo y en el ataque de los espacios ante Bélgica le daría la titularidad a un Nabil Ghilas que ha jugado más como volante izquierdo que como delantero en el FC Porto esta temporada.

Vahid Halilodzic (Clément Bucco-Lechat)Vahid Halilhodžić hará cambios para su ofensivo planteamiento de hoy. Foto: Clément Bucco-Lechat.

Ante una escuadra tan ofensiva, la República de Corea empleará más a Koo Ja-Cheol en labores de presión que de construcción, pues, aparentemente, será necesario impedir que Argelia conecte desde Medjani con sus atacantes. Esto podría facilitarles a los africanos la tenencia de la posesión y el control de un encuentro decisivo para el devenir del grupo. Además de todos los cambios señalados, que son altamente probables, hay una duda en el once de Halilhodžić. El central de Académica de Coimbra, Rafik Halliche, a quien se le acusa de falta de contundencia ante Fellaini en el gol del empate de Bélgica, tiene muchas opciones de repetir, pero la buena actuación en los amistosos de preparación del txuri-urdin Liassine Cadamuro, favorito de la afición, le da posibilidades de colarse en un once titular mundialista en el que esperaba estar. El interior del Tottenham Bentaleb es el único futbolista que vio a amarilla en el debut mundialista, con lo que una más en la noche de hoy le impediría jugar ante Rusia la próxima semana.

Republica de Corea vs Argelia - Football tactics and formations

Alineaciones probables (21:00, Gol Televisión)

Related posts

3 comments

slimani ha hecho mejor temporada que ghilas para mi deberia ser titular. y que salga del once ghoulam no lo veo por mucho que hiciese un mal partido contra belgica.

Deja un comentario

*