Las patadas chilenas, la tensión emocional y Henrique en el Palmeiras

Scolari Brasil Focus

Scolari acabó el partido ante Chile indignado con el comportamiento del rival tanto dentro como fuera del campo. “Creo que estamos siendo demasiado generosos con los extranjeros. Vienen aquí, lo protestan todo, montan shows en el banquillo visitantes, no dejan de dar patadas durante todo el partido… Somos un pueblo acogedor, pero creo que nos estamos pasando. Quizá ha llegado el momento de que nos empecemos a hacer respetar”.

La dureza con la que se empleó el equipo de Sampaoli ha sido un tema recurrente en todos los programas de televisión nacionales en los últimos días. En cada entrenamiento de la selección se resaltaba el parte de guerra: hasta cuatro jugadores acabaron el encuentro con molestias debido a la agresividad chilena. Uno de ellos, Neymar. El mensaje ha sido claro: hay que proteger a los cracks.

Sampaoli Chile FocusA Scolari no le gustó la actitud de Jorge Sampaoli durante el partido de octavos de final (Foto: Focus Images Ltd).

Seguramente, Scolari respiró aliviado al conocer que el rival en cuartos sería Colombia y no Uruguay. Cuando le preguntaron que a qué adversario prefería, hizo un análisis de las características de ambos conjuntos sin pronunciarse: “Son dos equipos muy diferentes. Colombia es un equipo más de posesión, de envolverte con la pelota, de someterte combinando. Es un equipo más técnico. Uruguay es más defensivo, más intenso, más agresivo, más de transiciones. Será diferente según nos toque uno o el otro”. No lo dijo, pero se le entendió que prefería enfrentarse a Colombia. Los rivales de ese perfil, como quedó claro en la final de la Copa Confederaciones del año pasado, le gustan más.

El segundo tema de conversación de esta larga semana (Brasil jugó el primero de los cuatro días de octavos de final, por lo que lleva sin competir las tres jornadas siguientes más las dos de descanso) ha sido el estado emocional de los jugadores. Las tertulias futbolísticas podrían haber pasado a llamarse perfectamente “Los hombres también lloran”. Se analizan las causas de tanto llanto. Lo que antes parecía ser un factor favorable (cantar el himno reforzaba la conexión con el público y aumentaba el compromiso colectivo, decían) ahora ha pasado a ser algo preocupante. “El equipo está sometido a demasiada presión”, es la conclusión unánime. Hasta un argentino, Daniel Passarella, que analiza cada noche el campeonato en SporTV junto a Carlos Alberto, Lothar Matthäus y Fabio Cannavaro, les dio la razón: “Yo jugué en casa el Mundial del 78 y puedo asegurar que es más una desventaja que una ventaja. Aquella vez ganamos, pero la presión que supone sentir que no puedes fallarle a la gente es mayor que la ayuda que te puedan dar sus ánimos”.

Artículo relacionado: “Toda la presión rodea a Brasil”, por Sergio Santomé

El tercer asunto, claro está, es la identidad del sustituto de Luiz Gustavo, un asunto que nos ha servido para aprender la diferencia entre el “primer volante” y el “segundo volante”. A Fernandinho le preguntaron si estaba preparado para jugar de “primer volante”, ya que en el partido ante Chile actuó como “segundo”. Él contestó que lleva toda la temporada en el City jugando como “primero”. De todos modos, las posibilidades son varias. A Henrique, el ex defensor del Barcelona y del Rácing, se le menciona como alternativa seria desde el primer día. Los medios locales recordaron que Scolari ya lo utilizó como medio centro en el Palmeiras, pese a que ahora su nombre cobra fuerza como tercer central en un hipotético cambio de esquema. “Tengo dos alternativas. Variar simplemente un nombre y mantener el dibujo con el que venimos jugando o pasar a utilizar el sistema del Mundial 2002, con una línea de tres que libere mucho a los laterales para que se incorporen constantemente al ataque. Lo decidiré pocas horas antes del partido”, comentó Felipao.

CONSULTA AQUÍ TODOS LOS ARTÍCULOS DE AXEL TORRES DESDE BRASIL

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Scolari… que viejo zorro. Como si su Brasil no fuese agresivo, es más, en la final de la Confederaciones su equipo fue aún más agresivo que Chile en la recuperación. Lo que pasa que hasta ahora en el Mundial siente un aura de que eran superiores a todos los rivales que se enfrentó, hasta que la selección de Sampaoli lo trajo de vuelta a la realidad. Sin embargo, la mística brasileña frente a sudamericanos, exceptuando a sus clásicos, Argentina y Uruguay, pesa mucho.

Es una presion insorportable la que tiene encima Brasil y hay que decir que no aguantaran demasiado, los veo fuera contra Colombia.

que reclama Scolari? Si fueron tanto Fred como su jefe de prensa quienes agredieron a jugadores chilenos. Aparte q es cosa de preguntarle a compatriotas q fueron a Belo Horzonte el sabado, cosa de preguntarles a ellos como fueron de acogedores, gritando goles en la cara, tirandoles cerveza en la cara a niños, y un largo etc.

Deja un comentario

*