Song golpea con el puño, Croacia golpea con goles

Escocia Croacia Mandzukic Focus

Camerún sigue decidida a dejar mala imagen por estos campos de Dios. Como en 2010, ha quedado eliminada en dos partidos, con jugadores discutiendo sobre el césped. En Manaos, Camerún aguantó como pudo hasta que Song decidió dar un puñetazo a Mandzukic sin balón. Un acto de locura que ejemplifica la espiral decadente de una selección que llegó ya con problemas, y se volverá a casa con incendios.

Camerún le puso las cosas fáciles a una Croacia funcionarial. Cumplió con el expediente, sin más. Jugó a medio ritmo, dosificándose en medio de la humedad de Manaos, y así marcó cuatro goles. Siempre dio la sensación que si quería, Croacia metería goles. Y que Camerún estaba destinada al ocaso. A la división interna. A las batallas individuales.

Alex Song Camerún Barcelona Focus

La expulsión de Song facilitó la goleada de Croacia. Foto: Focus Images Ltd

Sin Eto’o, lesionado, Camerún no pudo con una Croacia que recuperó a Mandzukic. Y qué importante es eso. Jugó enchufado, bajando balones, abriendo espacios. El primer gol nace de su lucha en un centro. Perisic pilló el rebote y Olic, a sus 34 años, anotó 12 años después de marcar en el Mundial del 2002.

Era el minuto 10 y Croacia jugaba sin enamorar. Kovac pusó a Sammir por delante de Rakitic y Modric, trabajando duro. Sammir trabaja más que Kovacic, aunque le falta categoría. Así que se puso a lo suyo, persiguiendo rivales. Mandzukic se ofrecía mucho y Croacia, lista, encontraba espacio en las espaldas de una defensa rival muy floja. Aboubakar dejó detalles, aunque los de los ‘leones indomables’ fue un despropósito. Los balcánicos dejaron pasar el tiempo, observando un rival que luchaba contra sus demonios.

Modric y Rakitic, listos, siguieron lejos de la portería rival, manteniendo el orden, pausando el partido. Srna, por su banda, y Perisic y Olic llegaban en segunda línea cuando Manduzic ganaba balones. No era una apuesta atractiva, pero sí eficaz. Cada intento de Camerún de llegar a Pletikosa no era peligroso y antes del descanso Song se borró del partido. Cosas de la vida, la última roja a un camerunés en un Mundial la había visto su tío, Rigobert, presente en el banquillo.

Sevilla Rakitic Croacia Focus

Rakitic tuvo mucho espacio para maniobrar en la segunda mitad. Foto: Focus Images Ltd

Sin Song golpeó con el puño, los croatas golpearon con fútbol. Contra 10, se gustaron. Perisic marcó el segundo en la segunda mitad, después de un mal servicio de portería de Itandje. El portero le regaló primero el balón y después, el primer palo. Luego llegaron los dos goles de Mandzukic y muchas ocasiones. Si el partido no acabó 6-0 fue porque falló la delantera de una selección croata que puede estar lista para jugarse la vida contra los mexicanos.

Mientras los croatas, con Kovacic y Rebic en el césped, se divertían, Assou-Ekotto intentaba pegar a su compañero de equipo Moukadjo, con Eto’o ejerciendo de casco azul. Camerún, otra vez, se ha destruido a sí mismo.

Y los croatas no desaprovecharon el regalo.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Sólo espero que para el partido contra México juegue Kovacic y no Sammir…

Este partido, en todo caso, tiene un atenuante enorme: Manaos….

Toni, ¿Croacia o México? ¿A quién ves favorita para pasar a la siguiente fase? Yo creo que México parte con ligera ventaja por tener un punto más en la clasificación, pero Croacia también tiene más calidad que México, ¿no?

Deja un comentario

*