Tres centrales, dos carrileros y buenos resultados

Sampaoli Chile Focus

Dentro de la diversidad táctica que supone un Mundial en el que participan 32 equipos, un sistema está destacando por encima del resto: varias selecciones han apostado por jugar de inicio con tres centrales y dos carrileros largos. Y dicho esquema está dando réditos, pues ha funcionado muy bien en los primeros días de competición. Holanda, México y Costa Rica son tres buenos ejemplos de ello. Pero no son los únicos. De momento, los resultados acompañan. ¿Marcarán tendencia?

Costa Rica

Su condición de revelación mundialista es unánime. Costa Rica ha ganado sus dos primeros partidos ante rivales históricos y de entidad: remontó contra Uruguay (semifinalista en 2010, campeón de América en 2011) y derrotó a Italia (subcampeón de Europa en 2012). Lo hizo en base al 5-2-3 que tan bien funcionó en la fase de clasificación para el Mundial: fue el equipo que menos goles encajó en el hexagonal final, donde terminó segunda.

El sistema de Jorge Luís Pinto potencia a sus dos carrileros, que asumen mucho protagonismo en ataque. Gamboa, que milita en el fútbol noruego, destacó en el debut contra Uruguay. En cambio, fue Junior Díaz (Mainz) quien asumió mayor protagonismo ante Italia. Y eso que no está uno de sus mejores futbolistas, Bryan Oviedo, que se lesionó de gravedad en enero. Los pulmones de los dos carrileros son importantísimos, pues permiten que se junten muchos futbolistas por dentro cuando Costa Rica tiene el balón y actúan a distintas alturas según el contexto: formando línea de cinco atrás cuando toca replegar, a la altura del doble pivote en el inicio de la jugada y cerca del área rival cuando el balón cruza el centro del campo. La presencia de los tres centrales les da total libertad a los futbolistas de banda, ya que en caso de pérdida siempre queden los tres zagueros y al menos uno de los centrocampistas ticos, normalmente Tejeda, más trabajador y con mayor responsabilidad defensiva que el Borges, imaginativo y técnico.

XI base Costa Rica en el Mundial

Once base de Costa Rica en el Mundial. Alineación: Sharemytactics

Así pues, los laterales suponen una habitual línea de pase para sus compañeros en ataque y un soporte defensivo extra en defensa. Pero el 5-2-3 también favorece el contraataque de Costa Rica. Joel Campbell, delantero centro con la selección, es rapidísimo y dispone de dos futbolistas técnicos capaces de suministrarle buenos balones como son Bryan Ruiz y Bolaños. Los dos mediapuntas buscan posiciones interiores una vez los carrileros avanzan su posición. De este modo, en ocasiones Costa Rica coloca a 8 futbolistas en el carril central por dos que ocupan las bandas. Y eso que ya nadie se acuerda de la lesión de Álvaro Saborío, autor de ocho goles en la fase de clasificación.

Holanda

Las bajas de última hora, sobre todo la de Kevin Strootman, condicionaron a Louis van Gaal, que decidió modificar su esquema inicial en los amistosos previos al Mundial. El técnico holandés siguió el ejemplo marcado por Ronald Koeman en varios partidos decisivos que disputó el Feÿenoord y apostó por un 5-3-2 basado en una defensa formada casi íntegramente por futbolistas con pasado en el equipo de Rotterdam.

Van Gaal Holanda Manchester United Focus

Louis van Gaal ha renovado la selección holandesa. Foto: Focus Images Ltd

En el caso de Holanda, el nuevo esquema potencia a sus tres futbolistas más determinantes: Sneijder, Robben y Van Persie. El futbolista del Bayern y el delantero del Manchester United se reparten el frente de ataque a su gusto y han demostrado que pueden castigar a cualquiera si se les deja espacio para correr, tal y como ocurrió ante España. Además, Sneijder es un muy buen lanzador de contraataques y está flanqueado por dos futbolistas de carácter más defensivo que se encargan de guardar la posición y proteger al mediapunta del Galatasaray. De Jong y De Guzmán son importantes para dotar de equilibrio a un conjunto que, en caso de partirse, sólo lo haría con los 3 atacantes descolgados.

Atrás, la renovación es total. Janmaat, De Vrij, Martins Indi y Blind no debutaron con la absoluta hasta la llegada de Van Gaal en 2012. Aunque los dos carrileros tienen presencia en ataque y por Blind pasan muchas de las jugadas de la selección Oranje, la acumulación de hasta 7 hombres beneficia a los zagueros holandeses, poco experimentados en duelos de primer nivel. Así pues, cada jugador debe cubrir menos espacio. La disposición de los tres centrales, además, permite que De Vrij y Martins Indi puedan salir a anticipar algo más lejos del área. Detrás de ellos siempre queda el veterano Ron Vlaar, muy atento a lo largo del Mundial para corregir cualquier desajuste. La lesión de Martins Indi contra Australia provocó la entrada de Memphis Depay y Holanda regresó al 4-3-3. Ante Chile veremos si se mantiene el sistema inicial o si la segunda mitad contra los Socceroos marca un punto de inflexión.

XI Base Holanda 5-3-2

Once base de Holanda. Alineación: Sharemytactics

México

Su camino hasta el Mundial de Brasil fue largo y tortuoso. Demasiado. Se marchó De la Torre, llegó Vucetich para los dos últimos encuentros del hexagonal y finalmente fue Miguel Herrera quien dirigió al Tri en la repesca contra Nueva Zelanda. Continúa el extécnico de América en el Mundial y las sensaciones de México en los dos primeros choques han sido notables, aunque se jugará el pase a los octavos de final en un duelo directo frente a Croacia en el que el empate beneficia a la selección de la CONCACAF.

Importó Herrera a varios de sus futbolistas de confianza en América y, con ellos, el esquema que despliega México en Brasil y que tan buenos resultados dio en la asequible repesca contra Nueva Zelanda. Herrera ha incorporado a varios futbolistas que militan en clubes europeos, como Dos Santos, Herrera, Guardado o Héctor Moreno, que suponen un salto a nivel cualitativo, pero el esqueleto es el mismo. Ante Camerún y Brasil vimos cómo los interiores aparecen en tres cuartos, cómo Guardado a menudo cae por el costado izquierdo, cómo Giovani Dos Santos intenta recibir entre líneas y, sobre todo, la constante aparición de los carrileros en posiciones ofensivas. Además, la línea de tres zagueros permite que Rafa Márquez se sienta más cómodo y protegido. Por la distribución de sus futbolistas en el campo, el sistema mexicano favorece la fluidez en la circulación del balón, pues cada jugador tiene diversas alternativas: pase hacia atrás para los centrales, a la banda hacia los carrileros o una alternativa más vertical para conectar con los interiores y Giovani u Oribe para que toquen de espaldas a portería.

5-3-2 México

Evolución del once mexicano en los últimos meses. Alineación: Sharemytactics

Chile

La selección chilena de Sampaoli ha ido alternando la defensa de cuatro con la de tres centrales y dos carrileros según las circunstancias. Lo vimos en los partidos clasificatorios para el Mundial y lo hemos visto también en Brasil, donde planteó dos esquemas distintos en sus dos primeros partidos. Normalmente la elección de un sistema u otro viene condicionada por la entrada del Mago Valdivia, que se instala en la mediapunta y enlaza el centro del campo (formado normalmente por Díaz, Aránguiz y Arturo Vidal) con Alexis y Vargas. El mediapunta de Palmeiras suma creatividad y fluidez en tres cuartos pero resta intensidad en la presión y el trabajo defensivo, una característica importantísima en el juego chileno.

Sampaoli Chile Focus

Jorge Sampaoli ha mejorado las prestaciones de la selección chilena. Foto: Focus Images Ltd

Los carrileros (Isla y Mena, habitualmente) persiguen a los oponentes hasta campo rival si hace falta con el objetivo de achicar metros y dificultar la circulación del balón. Los centrales, que no destacan por su físico ni por su poderío aéreo pero sí por su capacidad para correr, rectificar, encimar y convertirse en elementos pegajosos e incómodos, acompañan los movimientos de sus compañeros. Aránguiz y Vidal combinan presencia física, presión y calidad en sus botas. Por delante, los dos delanteros son extremadamente móviles y pueden aparecer en cualquier zona del campo. Esta movilidad, la agresiva presión y las características de sus centrales son las grandes diferencias respecto al esquema mexicano, el mismo por la distribución de los futbolistas pero distinto en su puesta en práctica.

Chile es un equipo que, en armonía, es dificilísimo de batir. Desde la llegada de Sampaoli, en diciembre de 2012, los chilenos sólo han perdido un partido oficial: el primero en Perú. Con el técnico argentino, 4 victorias y un empate en los duelos clasificatorios junto a dos triunfos mundialistas. Incluso en los amistosos ha competido bien ante Brasil y Alemania, los dos únicos encuentros en los que ha caído derrotado.

Artículo relacionado: El interesantísimo esquema táctico de la selección chilena de Sampaoli

Otros ejemplos puntuales: Argentina o Italia

Abandonó la Italia de Prandelli la defensa de 3 para el Mundial pese a que es un esquema que no funcionó mal en citas puntuales en la Eurocopa o la Copa Confederaciones. En cambio se encomendó a este sistema Alejandro Sabella en el debut de Argentina contra Bosnia. Lo habíamos visto en algún partido clasificatorio y no funcionó demasiado bien en la primera mitad contra el equipo del Este de Europa. Le gustó tan poco el resultado al técnico argentino que regresó a la fórmula de siempre tras el descanso: 4-3-3, con Messi, Agüero e Higuaín en ataque, el sistema que más beneficia al crack culé, con absoluta libertad de movimientos. De este modo se rompió la rígida zaga de cinco en la que Garay, Campagnaro y Fede Fernández (centrales) fueron incapaces de dar salida y conectar con un espeso centro del campo formado por Maxi Rodríguez, Mascherano y Di María. Únicamente las conducciones del futbolista del Real Madrid eran capaces de desbordar a un organizado combinado bosnio. Rojo y Zabaleta, los carrileros de Sabella en el debut, apenas aportaron soluciones por fuera, a diferencia de lo comentado sobre Blind, Junior Díaz, Gamboa o Layún. En la segunda jornada, Argentina ya regresó al sistema de siempre, al esquema que clasificó a la albiceleste para el Mundial.

Artículo relacionado: Un golazo de Messi y bastantes dudas

Nada nuevo a nivel de clubes

La Juventus ha ganado tres ligas italianas jugando con tres centrales. De hecho, es uno de los sistemas más populares en la Serie A. Además, Roberto Martínez apostó por esta misma base para el Wigan hace un par de años y lo ha probado en alguna ocasión con el Everton del mismo modo que el Hull City, finalista de la FA Cup, también ha seguido ese modelo. No han sido los únicos en Inglaterra. Después del Mundial, puede que lo veamos en más clubes.

Related posts

9 comments

Se veía venir. Y, puestos a desmontar ya el que parece que va a ser el sistema que marque tendencia los próximos años, aventuro que lo que se viene para reducir las ventajas de esos 3+2 defensas es el 4-4-2, con extremos que lleguen a línea de fondo.
Ventajista ahora, pero ya pensé cuando se quedó fuera Navas que en caso de que le jugasen con 3 centrales a españa necesitaría de un extremo que llegue a línea de fondo y meta centros, a la vieja usanza.

El protagonismo de los laterales en el esquema con 5 defensas es espectacular. En los últimos años, la pequeña zona entre el área propia y la banda no conlleva ningún peligro, con lo que los carrileros pueden tener un gran papel en fase ofensiva sin miedo a perder balones, puesto que la pérdida tiene pocas consecuencias por el centro (superpoblado con centrales y pivotes) y nulas por la banda, puesto que los atacantes no tienen las características necesarias para explotar ese hueco.

Creo que la España de 2002 con Joaquín, Vicente, Morientes y Raúl (inferior técnicamente a la actual) daría mucho que hablar en el contexto actual. Pero claro… esto es aventurarse más de lo precavido.

Yo no he analizado demasiado la táctica de los equipos durante el mundial, así que no puedo incidir demasiado respecto al sistema en concreto. Lo que no sé si es percepción mía o es algo generalizado es la tendencia del arbitraje a dejar “rascar” más de lo habitual y no sancionar con tarjeta acciones que normalmente lo serían, lo cual redunda en la eficacia de los sistemas más defensivos y de presión elevada.

Otra cuestión que me llama la atención es la eficacia del famoso spray para las faltas, en las cuales la barrera no se adelanta y se respeta la distancia. Sin embargo al mismo tiempo la ineficacia de los lanzadores a la hora de transformar los lanzamientos de falta en goles es interesante, ya que estos eran los primeros que señalaban que el hecho de que no se respetase la distancia mermaba la eficacia de sus lanzamientos.

Es algo en lo que venía pensando… y la verdad, me llama la atención que Japón e Italia no hayan empleado este sistema, cuando uno lo tenía por esquema habitual desde hace tiempo, y a Prandelli le había dado ya resultado, por ejemplo, en la última Eurocopa.
Costa Rica, Holanda y México lo están empleando con buenos resultados, Argentina a medias (su mediocampo es lo que es) y además de Japón e Italia, otros equipos como Chile pueden utilizarlo.
Buen sistema para emplear carrileros de largo recorrido con carencias defensivas, para usar medios agresivos, y también para delanteros veloces y móviles. Por otro lado, aunque pierdas en la construcción, ganas un plus a la contra y palias carencias defensivas en caso de que tu pareja de centrales sea flojita, simplemente metiendo uno más.
En Italia, ya dije que me encantaba la posibilidad de que jugaran Buffon, Chiellini, Barzagli, De Rossi, Bonucci y Darmian, Motta, Pirlo y Verratti, más Balotelli e Insigne (o Cerci).
En Argentina, bien está Romero, Rojo, Garay, Fede, Campagnaro y Zabaleta, y para el mediocampo, me inclino por Mascherano, Di María, Enzo Pérez y Messi, con Higuain y Kun arriba.
En México, alabando primero el trabajo de Peralta… una pena no poder ver como pareja de puntas a Gio y Vela.
En Holanda, este sistema saca lo mejor de Blind, exprime el talento de Robben sin atarlo a banda (donde siempre hace ese recorte en diagonal), y deja a Van Persie libre para moverse entre lineas.
En Costa Rica, sistema ideal para Campbell, al que está siendo interesante ver como 9.
En Chile, lo mejor es la complementariedad de Alexis y Vargas, y la capacidad de trabajo de Valdivia, unida a su talento. Pensaba que Beausejour jugaría como carrilero izquierdo pese a ser medio, y bueno, en ese esquema Isla es un valladar.

A nivel de club, Guardiola tambien empleó el 3-5-2 en la final de la DFB-Pokal para proteger mejor a sus centrales lentos de los contrataques del BVB. Los centrales eran dante, boateng y javi martinez mientras que un joven Hojberg y Rafunha hicieron de carrileros.

Está claro que el hecho de tener 3 centrales le da más libertad a los laterales para ir al ataque, ya que cada lateral tiene un stopper cubriéndoles las espaldas, y a su vez los stoppers tiene al líbero que está para cualquier cobertura.

Bueno, aunque también puede resultar defensivo para Sabella, ya que no tiene sentido dar libertad y adelantar a sus laterales cuando estos poca proyección tienen, especialmente Marcos Rojo.

¿Pero este sistema aporta más en lo ofensivo o en lo defensivo?

Pues por ejemplo en Chile, cuando usan línea de 4, los laterales igual se posicionan varios metros adelante.

Ahí el pivote (Marcelo Díaz) se mete entre los centrales y estos se abren para darle salida al equipo y a la vez ocupar el ancho del campo.

Con esa disposición es casi lo mismo que el 3-4-3 (5-4-1).

¿Entonces cuál es la diferencia?

¿Que con el 3-4-3 (5-4-1) se trata de ser más sólidos en defensa por tener 3 centrales?

En esos casos, una vez el balón avanza unos metros, el centrocampista que ha retrasado su posición suele regresar a la parcela del medio del campo, por lo que a veces puede quedar desprotegido en caso de pérdida unos metros más adelante. Eso es un pequeño matiz, pero suele liberar un poco menos a los laterales.

También hay una diferencia defensiva. Ese centrocampista que se mete entre los centrales para ayudar en la salida no suele incrustarse en la defensa cuando su equipo no tiene el balón cuando sólo hay dos centrales. Así pues, hay más gente en el área. También depende de los matices de cómo se aplique. No es lo mismo Costa Rica que México o Holanda.

Gracias por responder mis dudas.

Cuando se juega con 2 centrales, el pivote suele ser el de la iniciativa para salir con el balón jugado.
Pero cuando se juega con 3 centrales, es el líbero quien inicia las jugadas.
Por ejm. Medel era quien llevaba esa labor.
Pero cuando Chile cambió a la línea de 4, la labor de iniciar la jugada se la turnaban entre Aranguiz y Díaz, ambos componentes del doble pivote cuando ingresó Valdivia a ser mediapunta.
Aquí también hay una variante, se pone doble pivote (alternándose labores de iniciar la jugada, de desprendimiento y la de empezar la presión en campo rival, o en todo caso cada uno con una labor específica) para dar libertad al mediapunta, normalmente sin sacrificio defensivo ni estar habituado a ejercer la presión)

Ya sea línea con 2 centrales o con 3, cuando se inicia la jugada los laterales se sitúan varios metros adelante de los centrales.
Pero en la línea de 3 los laterales están resguardados por un stopper, mientras que con 2 centrales, como mencionas, el pivote inicia la jugada y vuelve al mediocampo para ser apoyo en ataque.

Entonces se podría decir que jugar con 3 centrales no te hace más defensivo, sino que te da respaldo, ¿no?
¿O es un sistema defensivo?
¿También se podría decir que el 4-3-3 es más ofensivo que el 3-4-3 (5-4-1)?
Ya luego claramente que el 4-2-1-3 es más ofensivo que ambos sistemas mencionados anteriormente.

Bueno, también es de acuerdo a las cualidades de los futbolistas que tengas.

Saludos.

Eso es. Para mí, tener a tres centrales da mayor empaque al equipo. Sobre todo en clubes/selecciones con menor calidad, se sienten más seguras porque siempre habrá tres futbolistas para cortar el contraataque y para pasarles el balón si no puedes progresar. Al mismo tiempo, te permite juntar a muchos futbolistas por dentro, pues sólo los carrileros ocupan las bandas.

Lo de ofensivo o defensivo depende mucho de cómo se aplique, de los futbolistas que tengas. Si juegas en 5-4-1, con dos carrileros que casi no suben y dos extremos que ayudan constantemente en el trabajo defensivo, para mí es un sistema conservador. Pero si esos dos futbolistas de banda de la línea de 4 se meten por dentro y los carrileros llegan hasta la línea de fondo el sistema pasa a ser mucho más ofensivo. Al fin y al cabo, el esquema suele ser un punto de partida para distribuir los huecos que ocupas sobre el campo. Para mí depende muchísimo de los futbolistas.

Deja un comentario

*