Una prueba para Alemania, una final para Ghana

Alemania Malta U17

Alemania ha viajado a Brasil con la obsesión de no cometer errores. Tanto los jugadores como el entorno están decididos, concentrados, determinados en el objetivo final que es levantar el trofeo y la experiencia les dice que ello pasa por ser regulares en todos su partidos. La gran mayoría del grupo que está disputando esta competición sufrió las eliminaciones ante España en 2010 y, sobre todo, ante Italia en 2012, dos malos días que les costaron irse fuera en semifinales. La prensa local denuncia la frialdad de Jogi y los suyos: en su mirada se observa más racionalidad que entusiasmo, en sus declaraciones más cordura que frenesí. La puesta en escena ante Portugal fue potente, confirmó el favoritismo de una selección que tiene potencial en su plantilla como quizá ninguna otra, pero Alemania no va a cometer errores del pasado. Ahora toca Ghana.

 

Löw Alemania Focus

Jogi tiene claro cuál es su objetivo. (Foto: Focus Images Ltd)

Su partido ante Portugal fue objetivamente bueno, ahí se pusieron de manifiesto las principales virtudes y cambios de esta nueva selección alemana. Un equipo más pausado, más lento, que si puede correr y transitar sigue sabiéndolo hacer, pero que ahora basa su apuesta en el fútbol posicional. El intenso paso de Pep Guardiola por Múnich dejó su huella y Löw ha sabido aprovecharla. Sin embargo, lo que más ha determinado el cambio respecto a la Alemania de Sudáfrica es la baja, o al menos el evidente bajón en su estado de forma, de Bastian Schweinsteiger. En 2010 era el alma del equipo, el box to box que se encargaba de llevar el balón, de llegar al área, de presionar lejos y defender con intensidad. Müller y Özil fueron los más mediáticos de aquel equipo que cautivó a muchos, pero posiblemente sin él nada de eso sería posible. Lo más potengte que tiene Alemania ahora en el centro del campo es a Toni Kroos y a Philipp Lahm, además de por supuesto a Sami Khedira. Los dos primeros, que en esta temporada han demostrado ser jugadores de absoluto nivel TOP, exigen para rendir a su mejor nivel un fútbol basado en la posesión. No es un centro del campo para correr, para permanecer replegado, para no apostar por el balón. Ellos exigen esto y Jogi se lo ha dado.

Otro cambio significativo es el de las bandas. Löw aposto ante Portugal por Götze y Özil en ambos costados, dos jugadores poco profundos, de evidente juego interior, más asociativos y lentos que incisivos y verticales. La apuesta Löw recuerda a la de España con Iniesta y Silva: no me importa perder profundidad si voy a tener el balón todo el rato y tengo jugadores asociativamente tan buenos que pueden solucionar un embudo en cuatro toques. Ante los lusos la apuesta salió bien, aunque estuvo muy condicionada por la naturaleza del partido: Portugal se quedó pronto con 10, un gol fue de córner, un penalti… Las circunstancias se pusieron pronto a su favor. Ghana será otro examen para medir este nuevo fútbol. Atsu, Gyan, Ayew, Boateng y cía o sus incisivos laterales pueden hacer daño a la contra a una Alemania que, por su apuesta, tiene debilidades.

Cubrir la baja de Hummels

Pocas dudas hay en el once germano, más allá saber si finalmente Hummels estará recuperado. Löw ha dejado entrever que no quiere que Boateng abandone la posición de LD, así que si finalmente el jugador del BVB no está disponible, uno de los atractivos del partido sería ver a Mustafi o a Ginter vestir la camiseta de Alemania. Especialmente apetece el caso del segundo, de una proyección brutal y destinado a relevar a Mertesacker en el largo plazo. Es llamativo que Jogi siga apostando por laterales de un perfil tan defensivo como Höwedes y Boateng y hoy Ghana, un rival que en teoría le exigirá que lleve la iniciativa y apueste por replegarse, pondrán a prueba esa idea.

Ghana debe evitar errores

Gustó ante USA en su primer partido, pero se volvió con 0 puntos. ¿El motivo? Entre otras cosas, los errores puntuales. Globalmente y por juego superó a los americanos en varias fases del partido, pero defendió mal un córner y un saque de banda y eso le acabó costando el encuentro. Alemania, en teoría, va a poner a los africanos en muchas más situaciones en las que el error es una posibilidad y si Ghana quiere demostrar que tiene la solidez necesaria como para hacer un papel similar al de 2010, no debe caer en ellos. Se juega muchísimo, una derrota les dejaría casi sin opciones de seguir con vida y eso supondría una decepción mayúscula para una escuadra que viene de hacer historia cuatro años atrás.
usa vs ghana - Football tactics and formations

 Alineaciones probables (21:00, Gol Televisión)

¿Quieres ver a Özil o a Atsu en directo en un partido de la Premier League? Pinchando aquí te explicamos cómo conseguirlo.

 

Related posts

3 comments

Ojo a esa banda izquierda que se prepare Boateng.
Atsu mas Asamoah a por Boateng, pueden hacer bastantes destrozos.
Me diran:”ya paro a CR”, CR no estaba al 100%.
Ese dos contra uno puede ser mortal para Alemania.

Creo que Oz y Goetze puden sufrir hoy con el físico de Ghana. Como dice hola esa banda es complicada, y Ozil tiene poco retorno. Parece fácil para Alemania pero no lo será nada.

Deja un comentario

*