El descaro mexicano desnuda las dudas del campeón

Hirving Lozano - México - Andre Borges/Agência Brasília

Si tienes ambición, nada más bonito que derrotar a un campeón. No existe forma más gráfica de sentir que tú también puedes llegar al cielo, coronado con laureles. En los últimos 5 Mundiales, solamente Brasil ha debutado como campeona del mundo con victoria. Si en Brasil España se estrelló contra los holandeses y en 2010 los italianos empezaron su viaje a un infierno donde aún siguen contra Paraguay, en Moscú ha sido Alemania la que ha acabado ahogada por sus dudas contra una selección mexicana maravillosa cuando, por fin, se centró en el juego. Ahora parecen lejanos los debates sobre fiestas, orgías o vinculaciones de jugadores con narcos. Cuando el balón se puso a rodar, México gustó y ahora deberá seguir creciendo derrotando a uno de sus grandes enemigos del pasado: la euforia.

Alemania no llegaba bien el Mundial después de unos amistosos flojos. Pese a ello, Löw ha demostrado ser terco y ha puesto sobre el tapete verde del Luzhniki exactamente el equipo más previsible, con la novedad de Plattenhardt en un lateral, pues Hector se despertó con fiebres. Con Özil confirmado por detrás de Werner, Alemania salió a jugar como le gusta para descubrir rápidamente que esa camiseta con tanta fama en esta ocasión no le sentaba bien.

Alemania 0
México 1
(Lozano 35′)

Alemania vs Away team - Football tactics and formations

Osorio, amante de las rotaciones y de modificar su equipo cada día en función del rival, se ordenó en un 4-2-3-1 que bloqueó los ataques alemanes, convirtiendo la medular en un centro de operaciones clave. Osorio apostó en esta ocasión por el polivalente Miguel Layún, con Vela por delante del efectivo doble pivote Herrera-Guardado. Kroos y Khedira se encontraron con Vela y Layún encima, en tareas defensivas, rompiendo la circulación de una Alemania que jamás llegó al corazón del área mexicana. Guardado y Herrera siempre mantuvieron el orden, con un buen trabajo colectivo para taponar las internadas de Kimmich. México fue un puñal, vertical y eléctrico, mientras que Alemania era horizontal y previsible. Cada vez que los mexicanos robaban el balón conseguían salir con espacios a la contra. Chicharito Hernández ganó casi siempre las acciones a Boateng y Hummels, descargando el balón de cara a una segunda línea mexicana temible liderada por Hirving Lozano, por momentos imparable. Cada carrera mexicana provocó el pánico en una Alemania que, por momentos, pareció un juguete desgastado, sin demasiada alma. Özil, en medio de debates sobre si siente más la bandera turca o la alemana, se escondió entre sombras verdes, mientras Müller gesticulaba peleado con el mundo. En la banda, alguno se acordaba de Leroy Sané.

México, físicamente impecable y con muchas ayudas en defensa, siempre encontró espacios para salir hacia la portería de un Neuer confirmado como titular por delante de Ter Stegen. Alemania insistía por banda derecha, condenado a depender de Joshua Kimmich, pero el partido tenía acento mexicano y finalmente una contra acabó con el beso del balón a las mallas. Chucky Lozano atacó el espacio buscando un servicio al hueco del ‘Chicharito’, rompió la cintura de Özil y descosió la pelota para batir a Neuer. Fue una presentación mexicana imponente, con Héctor Moreno firme atrás, Ochoa aportando calma a los centrales y una lección de fútbol de Herrera, capaz de dar equilibrio, barrer el centro del campo y liderar los ataques de su equipo con una visión de juego privilegiada.

Joachim Loew of Germany during the International Friendly match at Worthersee Stadion, Klagenfurt Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 02/06/2018 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-ANG-180602-5168.jpg
Joachim Löw mejoró a Alemania con sus cambios, pero no le bastó para empatar el partido. Foto: Focus Images Ltd.

Alemania no podía seguir así y despertó en la segunda parte, jugando más unida, ganando duelos directos a los delanteros mexicanos, muy cansados después de perseguir rivales. Poco a poco consiguió que México se fuera alejando de la portería de Neuer. Cada modificación de Löw, especialmente el cambio de Reus por Khedira, permitió a Alemania ganar metros. Por otro lado, cada modificación de Osorio no ayudó para atacar mejor, pero sí a cerrar mejor la defensa. Primero, con Álvarez por Vela para pasar a jugar con un 4-3-3. Al final, con Rafa Márquez por Guardado para acabar el partido defendiendo la portería como fuera. Fue así como Márquez se convirtió en el tercer hombre que ha jugado cinco Mundiales, junto a otro mexicano, La Tota Carvajal, y Matthäus. Buffon, que no jugó en 1998 aunque lo convocaron, puede decir que vivió cinco Mundiales pese a jugar solamente en cuatro.

Alemania por momentos desordenó el partido como le encanta, con modificaciones de posición y permutas en ocasiones difíciles de defender, como en un remate de Kimmich, un lateral con alma de centrocampista, de chilena dentro del área. Un desorden que no consiguió alterar la calma mexicana y sí provocó alguna duda entre los alemanes, capaces de recuperar el control del partido aunque no de abrir la lata rival. Draxler, incapaz de aportar soluciones en banda, y Müller acabaron centrado su posición, con Brandt entrando por un desaparecido Werner. Su plaza en el centro del área la ocupó en el tramo final Mario Gomez, quien tampoco tuvo opción de rematar demasiado, pues pocos centros intentó una Alemania que mostró orgullo y cierta capacidad de reacción. Aunque poco para poder romper la resistencia mexicana.

Alemania ahora sabe que no podrá fallar contra a los suecos y a los coreanos, después de perder contra una selección mexicana que en el pasado ya ha ilusionado. Ahora le falta serenidad para dar continuidad a todo lo bueno que dejó sobre el césped del Luzhniki.

Foto de portada: Andre Borges/Agência Brasília bajo licencia Creative Commons 2.0.

Related posts

10 comments

¿En el gol al que rompen no es a Ozil?

Partidazo de Mexico. Impecable la defensa y rl doble pivote, por momentos parecian el Barça de Pep y luego supieron sufrir. Los 4 de arriba fueron una pesadilla!

Como echa Alemania de menos a Lahm y Bastien, mas si Ozil es una sombra de lo que fue en el Madrid.

Ese mediocampo hay que reforzarlo con Gundogan y sacar a Werner. Tambien sacaria a Ozil por Brandt y pasaria a jugar con un 4-3-3. Ozil lleva decepcionando mucho tiempo…

Este resultado demuestra que un mundial es un mundial y no una eurocopa mas Argentina y Brasil, hasta el momento todos los europeos habian ganado todos los juegos y los que no era porque jugaron entre ellos o contra Argentina y Brasil, a ver si Corea, Panama o Tunez dan la sorpresa manana.

Como nota, a quien le rompió la cintura Lozano fue a Özil. Que el del Arsenal haya tenido que bajar a marcar a Lozano y se haya visto involucrado en esa jugada, habla mucho del desconcierto alemán.

México transmitió unos 45 minutos salvajes, y los segundos 45 transmitieron algo que como mexicano es difícil de sentir: seguridad. A pesar de los cambios tan extraños de Osorio, estos ahogaron por completo a Alemania. Cada movimiento es previsible y se encontraron con un monumental Ochoa.

Noche de mucha esperanza para los mexicanos ^^

partidazo, sin duda uno de los mejores que he visto. Si solo tuvieramos un hugo sanchez en el equipo hubiera sido goleada

Muy mal Alemania, sobre todo muy mal su técnico, tácticamente desbordado y sin ideas. Alemania puede pagar el haber llevado a vacas sagradas o amigos de Low como Ozil, Khedira….Muller en banda un desastre, Platenhardt quien es? No toco un balón…
Quizás deberían jugar con tres centrales para paliar el horroroso repliegue defensivo, dar la titularidad a Goretzka y Gundogan…y menuda cagada lo de Sane.

Totalmente de acuerdo. Esto se veía venir desde que dejas fuera a gente con hambre como Weigl, Sané, Volland para seguir llevando a Khedira, Ozil, Muller… No obstante muy buen partido de México. Curioso lo de Carlos Vela, cuando jugaba en la Real Sociedad al más alto nivel le costaba hacerse un hueco en el 11 mexicano y ahora que se ha ido al “retiro”, está a su mejor nivel con la selección.

La razón principal de que Vela no jugara con México cuando fue la estrella de la real sociedad (para mi, de 2011 a 2014) era una decisión personal y no técnica. También hubo una sanción de 6 meses por mal comportamiento previa a eso. Varias veces lo llamaron, incluso rechazó ir al mundial de Brasil. Los siguientes años (eliminatorias y este mundial) sí volvió a estar dispuesto pero ya tampoco tenía aquel nivel y coincidió también con más competencia y las rotaciones.

Lo de Ozil es ya para hacérselo mirar… no hay jugador que me ponga tan nervioso. Lleva arrastrándose desde que se fue del Madrid y todavía sigue siendo una estrella para muchos. Khedira por lo menos ha rendido bien en la selección y Muller es de los máximos goleadores de los mundiales. Pero lo del amiguito de Erdogan es que ya roza la ofensa.

El problema de Alemania no fue Ozil, que si, también, pero fue organizativo, cada vez que perdían una pelota Vela, Chicharrito y Lozano encaraban solos a dos centrales que de rapidos no tienen precisamente solo… El desconcierto táctico fue increible, y con algo tan simple como poner a Vela sobre Kross (a alabar el trabajo de Vela que nunca ha destacado por eso pero ayer lo hizo fenomenal) y a destacar tambien a Ochoa, que ya estuvo genial en Brasil y a empezado muy bien en Rusia, parece que el Memo se crece en los mundiales de forma brutal, porque luego en sus clubs no destaca tanto.

Baño táctico de Osorio a Joachim Löw en el primer tiempo y en el segundo, como ya se dijo en un comentario anterior, el equipo mexicano transmitió seguridad. Gran mérito de Osorio sobre todo en las sensaciones que dejó el equipo, que estuvo concentrado en todo momento y se apegó al plan de su entrenador. Este partido es la confirmación del excelente trabajo que ha hecho el DT colombiano, no siempre comprendido y a menudo menospreciado por la prensa.

Deja un comentario

*