Bélgica-Túnez: un nuevo reto para la fluidez belga

Kevin De Bruyne of Belgium during the UEFA Euro 2016 quarter final match at Stade Pierre-Mauroy, Lille
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
01/07/2016

El Mundial ha sido cruel con Mouez Hassen. Nabil Maaloul, seleccionador de Túnez, sorprendió a todo el mundo dándole la titularidad en el Mundial a este portero nacido en Francia e internacional en categorías inferiores con la selección gala. Considerado en su día uno de los mejores guardametas de su generación en Francia y uno de los más prometedores en su tierra de nacimiento, Mouez Hassen cumplía con algunos de los requisitos de los porteros precoces. Debutó en la Ligue 1 con el Niza cuando apenas tenía 18 años y llegó a jugar como titular de forma habitual en la temporada en la que cumplió los 20 años. Sin embargo, Lucien Favre no le transmitió la misma confianza que Claude Puel. Con el técnico helvético, Hassen jugó unos partidos como titular después de que Pouplin se lesionara en la primera jornada de Ligue 1 ante el Mónaco y se mantuvo en el once hasta que lo expulsaron por atropellar a un rival en un choque contra el Toulouse a finales de noviembre de 2015. Desde entonces, Mouez Hassen apenas tuvo continuidad en el Niza. Claude Puel lo pidió como cedido para el Southampton, donde también ejerció de portero suplente, y esta temporada se marchó cedido al Chateauroux de la segunda división gala. En la Ligue 2, tuvo la oportunidad de reivindicarse. Fue indiscutible en un equipo que peleó por entrar en el play-off de ascenso hasta el tramo final de la liga y se ganó la llamada de la selección tunecina.

Mouez Hassen celebró los 23 años el pasado mes de marzo y lo hizo con la primera llamada con la selección absoluta de Túnez, que le permitió debutar en un amistoso contra Costa Rica disputado precisamente en Niza, en el estadio del club al que todavía pertenece. Hassen dejó la portería a cero en el estreno y luego se afianzó como titular tras los amistosos ante Portugal y Turquía, dos encuentros en los que Túnez no perdió. Sin embargo, después de dejar un par de intervenciones formidables en el primer cuarto de hora en el Mundial, en un choque que suponía un escaparate sin parangón para el guardameta tunecino, Hassen se tuvo que retirar lesionado. Quedó tocado después de un choque con Lingard y ya no pudo seguir después de evitar en primera instancia el gol de Stones en la jugada que terminó en el 0-1 de Inglaterra. Duró 15 minutos sobre el césped.

Jesse Lingard of England makes a shot at goal during the England v Tunisia 2018 FIFA World Cup match at Volgograd Arena, Volgograd Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 18/06/2018
Mouez Hassen se lesionó en el partido contra Inglaterra. Foto: Focus Images Ltd.

En el segundo partido de la fase de grupos del Mundial, la artillería de Bélgica pondrá a prueba a Farouk Ben Mustapha, que debutó en competición oficial con Túnez precisamente ante Inglaterra. Nabil Maaloul ha dejado de confiar en Aymen Mathlouthi, el portero habitual en las Águilas de Cartago en los últimos tiempos, y mantendrá la apuesta por Ben Mustapha, que transmitió cierta seguridad ante el conjunto inglés. En el cuadro africano también se espera la inclusión de Haddadi en el lateral izquierdo. La segunda mitad ante Inglaterra será el espejo en el que se mire Túnez después de un arranque de partido dubitativo en el que sufrió para frenar a los centrocampistas que llegaban por sorpresa desde atrás. Por este motivo, Bélgica seguramente se encontrará a un rival que esperará muy replegado, con un planteamiento parecido al de Panamá. En su estreno, el equipo de Roberto Martínez logró instalarse en campo contrario, conectó con frecuencia con Eden Hazard y generó un puñado de buenas oportunidades en el primer tiempo, pero no abrió la lata hasta que Mertens se inventó un golazo que facilitó la tarea belga en la segunda parte. El partido ante Túnez exigirá a Bélgica una fórmula parecida con el balón, pues le tocará armarse de paciencia para construir jugadas de peligro.

Por otro lado, Túnez supondrá una oposición de mayor nivel para su transición defensiva. En un choque en el que Bélgica llevará la iniciativa, el conjunto africano seguramente contará con mejores armas para hacer daño a la contra. Khazri como lanzador y Sliti en conducción son recursos a tener en cuenta para castigar la espalda de los carrileros belgas. Precisamente por el flanco derecho Bronn dejó una grata impresión en sus incursiones en ataque, por lo que es un argumento para intentar poner a prueba la solidez defensiva de Yannick Carrasco, que se despistó en alguna ocasión ante Panamá. El segundo encuentro ante Túnez subirá el listón de exigencia de Bélgica, que estará matemáticamente en octavos si vence al combinado africano.

“Túnez ha evolucionado Sus jugadores han sorprendido a muchos equipos. Son flexibles y seguramente sea el equipo más dinámico contra el que nos hemos enfrentado”. Roberto Martínez.

Alineaciones probables: Bélgica-Túnez, sábado 23 las 14:00h

Belgica vs Tunez - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Si Bélgica toma confianza y llega rodado a las eliminatorias, las posibilidades de ser finalistas aumentan. Sus jugadores no tiene nada que envidiar a las grandes potencias y la competitividad se la puede dar su entrenador, que es alguien más experimentado.

Deja un comentario

*