Argentina se asfixia en la altura

Argentina Focus Di María

Tras enlazar dos victorias consecutivas, Argentina volvió a perder en un partido clasificatorio para el Mundial 2018. La Albiceleste sucumbió en su visita a la siempre difícil Bolivia, donde no vence desde 2005. El mal juego de los de Bauza en las últimas jornadas se juntó con el factor decisivo de la altura, clave tanto a nivel físico como psicológico, y las ausencias en la alineación argentina. A los sancionados Mascherano, Biglia, Otamendi e Higuaín se sumó la suspensión de última hora de Leo Messi y las lesiones de Dybala, Mercado y Mas. En un equipo ya de por sí mermado en el plano anímico, Bauza se vio obligado a apostar por varios de sus futbolistas menos habituales y estos tampoco respondieron en un escenario exigente, condicionado por el temor argentino, más asustado por el contexto que por el poderío del adversario. En el camino a Rusia 2018, Uruguay, Colombia y Perú ganaron en Bolivia y Ecuador logró empatar un partido que perdía por 2-0. Sin embargo, ya desde el primer minuto, la Albiceleste cedió la iniciativa a Bolivia, reculó y esperó cerca de su área, desplegándose al contragolpe con únicamente dos o tres efectivos para intentar administrar sus esfuerzos. Le acabó pasando factura

Bolivia 2 (Arce 31′, Martins 52′)
Argentina 0

Argentina vs Bolivia - Football tactics and formations

Argentina regaló el balón y Bolivia se animó a atacar, bombardeando el área a base centros desde los primeros compases. Pocos minutos más tarde, arrancó a disparar desde la frontal para poner a prueba a Romero. Argentina intentó contragolpear y en algunas fases del choque se aprovechó del ímpetu y del desorden boliviano, pero no culminó sus oportunidades. En el momento en el que más cerca parecía tener el cuadro argentino el 0-1 con sus puntuales galopadas, encajó el primer tanto, de Arce, en una jugada extremadamente simple: balón de Escobar casi desde el centro del campo y cabezazo del 7 boliviano para abrir la lata. Un mazazo.

Deslegitimado el plan de repliegue y contragolpe, a Argentina no le quedó nada firme a lo que agarrarse sin Messi sobre el césped. Los de Bauza carecieron de fútbol asociativo en la medular, a pesar de alinear a futbolistas en teoría capacitados para asumir la responsabilidad con el esférico como Éver Banega o Guido Pizarro. Tampoco intimidó en ataque, limitándose la aportación de Pratto a descargar varios balones de espalda a portería y con un Ángel Correa discreto más allá de un par de conducciones. Una vez se vio por detrás en el marcador, Argentina no creyó en la posibilidad de sumar en La Paz, como si hubiese asumido desde un inicio que estaba destinado a perder en su visita a la capital boliviana. Atacó sin un plan, sin orden, sin diálogo entre futbolistas, a merced de lo que cada individualidad creyese oportuno ante una selección más organizada y en la que el portentoso físico de Escobar y Chumacero brilló con luz propia.

Los cambios del Patón tampoco reactivaron a la Albiceleste, absolutamente resignada tras la segunda diana local, obra del sempiterno Marcelo Moreno Martins. Argentina adoleció de los mismos problemas que han penalizado su recorrido en la fase de clasificación mundialista, y los resultados de la última jornada no ayudarán a hacer más llevadera la sanción de Messi para las tres próximas fechas. Las victorias de Colombia y Chile comprimen aún más una tabla en la que no termina de abrirse nunca una brecha. Argentina ahora mismo jugaría el repechaje contra el mejor equipo de Oceanía y solo tiene dos puntos de margen respecto a Ecuador, que se ha apagado tras su fantástico arranque, pues solo ha sumado cuatro puntos de los últimos quince. Dybala se postula como la única individualidad capaz de cambiar el rumbo del equipo a corto plazo, pero lo cierto es que el futbolista de la Juventus, por varios motivos, solo ha podido jugar de inicio en dos de los trece encuentros.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Argentina es quinto con dos puntos de ventaja sobre Ecuador, quedan 4 partidos, Argentina tiene dos partidos de local contra Peru y Venezuela, esos dos partidos pienso que los gana, Ecuador tiene dos partidos de visita muy duros contra Brasil y Chlle, probablemente pierde los dos, incluso si le gana a Chile ayuda a Argentina quien le recortaria distancia o incluso rebasaria a Chile, asi que pienso que Argentina obtendra al menos la quinta plaza.

Esperá cualquier cosa de Bauza. Ya no podemos decir que Perú y Venezuela son un trámite, más con lo messidependiente que es el Patón.

Echo tantísimo de menos en esta selección a Augusto Fernández que casi puedo llorar. Si no le hubieran castigado las lesiones, era el mediocentro posicional que necesita Argentina. En mi opinión Rulli debería ser intocable bajo palos, Rojo debería jugar siempre como lateral izquierdo, y Dybala tendría que ser fijo en la delantera (salvo lesión, como ahora). También se nota en el rendimiento de la albiceleste que la pareja de centrales Otamendi-Garay se ha deshecho, por mérito propio del ex del Zenit. Ah… me escuece ver a Enzo con la selección, su temporada no merece que esté ahí. ¿No sería mejor Lamela?
Me gusta una hipotética delantera Dybala-Messi-Lamela, una defensa Rulli, Rojo, Otamendi, Musacchio, Mercado, y las dudas, una vez más, en el medio.

Lástima da ver una Selección que tiene potencial para como mínimo no tener que sufrir en su tránsito por las Eliminatorias (aunq las sudamericanas sean las más difíciles del planeta). Viendo el partido pensaba en cómo nunca se probó con hacer un mix entre algunos jugadores consagrados de nivel y jugadores con quizá menos nombre pero que sean funcionales al equipo y gocen de una buena actualidad -más aún viendo las notables carencias en determinados sectores del campo- independientemente de la liga en la que participen. Por aso se me viene a la mente el nombre de Facundo Quignon, mediocampista de Newells que lleva un fantástico rendimiento en el torneo argentina y desempeña un papel en una zona del campo donde argentina no anda muy sobrada precisamente. Quizá así dicho a la ligera suene descabellado, pero siendo que estamos hablando de Argentina, lo descabellado es generalmente la norma.

Deja un comentario

*