El Clásico del Pacífico: Chile y Perú

Chile-Focus

El Cclásico del Pacifico, así se conoce el partido entre Chile y Perú, una rivalidad cargada de simbolismo y de cómo una guerra con el transcurrir de los años fue capaz de trasladarse a un estadio de fútbol.

Un duelo que adquirió ese nombre por la guerra del Pacífico, un conflicto entre Chile, Perú y Bolivia que estalló en 1879 y duró hasta 1883. Las fuerzas armadas chilenas, que ya en 1879 habían ocupado también los puertos peruanos de la región del salitre Patillos, Iquique, Piragua y Junín, entraron victoriosos en Lima y al día siguiente la fortaleza de Callao se rindió. La derrota provocó la mutilación y la sangría en Perú. La economía nacional perdió sus dos principales recursos, se paralizaron las fuerzas productivas, cayó la moneda y se cerró el crédito exterior. Bolivia no solo quedó acorralada en el corazón de América del Sur, también perdió la mina de cobre más importante del mundo, Chuquicamata, que se encuentra precisamente en la provincia, ahora chilena, de Antofagasta.

Dentro del fútbol es un partido que ha tenido mucha trascendencia. Para ambos es el rival de siempre. El primer duelo entre Chile y Perú para clasificar a la repesca al Mundial de Alemania Federal fue en 1973, tres partidos donde se enfrentaban futbolistas de la talla de Carlos Caszely, Hugo Sotil o Teófilo Cubillas, leyendas para el futbol chileno y peruano respectivamente. La ida en el Estadio Nacional de Lima acabó con un 2-0 (doblete de Hugo Sotil) para los locales, en Chile igualaron la serie con goles de Julio Crisoto y Sergio Ahumada. La eliminatoria se resolvió en un campo neutral, en el estadio Centenario de Montevideo con victoria por 2-1 de Chile sobre Perú. Por lo tanto, Chile dejaba fuera del Mundial a la selección peruana.

Caszely es una de las grandes leyendas del fútbol chileno. Foto: I. Municipalidad de Santiago (Bajo licencia Creative Commons 2.0).
Caszely es una de las grandes leyendas del fútbol chileno. Foto: I. Municipalidad de Santiago (Bajo licencia Creative Commons 2.0).

En las eliminatorias para clasificar al siguiente Mundial, Perú se tomaría la revancha excluyendo a Chile de Argentina 78’. La selección bicolor llegaba con 14 partidos internacionales (3 de eliminatorias) sin conocer la derrota. El técnico Marcos Calderón mantenía las bases de las últimas eliminatorias sumando a un par de piezas para conformar la selección dorada del futbol peruano que ganaría la Copa América en 1975. En Lima y en un partido tan transcendental no pudieron contar con uno de sus futbolistas más determinantes, una pequeña lesión apartaba a Teófilo Cubillas del encuentro ante Chile. Aun así, la delantera estaría formada por Hugo Sotil, Muñante y Juan Carlos Oblitas. Casi nada. Fue un partido intenso y muy luchado, pero que ni siquiera el gran defensor chileno Elías Figueroa pudo frenar esa noche al “Cholo” Sotil. El primer gol llegaría tras un centro de Juan José Muñante que conecta de cabeza Hugo Sotil. Minutos después, Oblitas sentenciaría el partido con el segundo gol. El Estadio Nacional de Lima era una fiesta, su máximo rival quedaba fuera del Mundial y Perú avanzaba a la siguiente ronda clasificatoria.

Una foto de la selección peruana de 1970, con Cubillas y Sotil, entre otros. Imagen de dominio público.
Una foto de la selección peruana de 1970, con Cubillas y Sotil, entre otros. Imagen de dominio público.

Uno de esos resultados llamativos llegaría en las eliminatorias para clasificar al Mundial de Francia 98’. No fue la mayor goleada entre ambas selecciones, ya que en 1995 la bicolor ganaría 6-0 en Lima a Chile en un amistoso. A Perú un empate en Santiago le ofrecía la oportunidad de llegar a la fecha final en Lima contra Paraguay con la clara opción de ir a un Mundial después de 16 años. La selección que dirigía ya el ex futbolista Juan Carlos Oblitas caería en Santiago de Chile por 4-0 en una exhibición de Marcelo Salas. El hasta el momento máximo goleador de la historia de la selección de Chile anotó un hat-trick. No obstante, el partido estuvo marcado por la hostilidad en el recibimiento chileno: agresiones a hinchas peruanos, los cristales rotos del autocar que desplazaba a la expedición bicolor y, para finalizar, una pitada monumental del estadio nacional de Santiago al himno de Perú.

Otro de los momentos significativo en los cruces entre Perú y Chile en las eliminatorias se dio camino del Mundial de Sudáfrica, en 2010. Los pupilos de Marcelo Bielsa conseguían ganar tras 14 años sin hacerlo en Lima. El partido acabaría 1-3 con Matías Fernández, el “chupete” Suazo y Alexis Sánchez como protagonistas.

Por último y el más reciente, la victoria de Perú en el debut de Jorge Sampaoli como técnico de Chile de cara a clasificarse para disputar el Mundial de Brasil en 2014. A falta de tres minutos para el final, Jefferson Farfán marcaba el único gol del partido.

Hoy Chile y Perú vuelven a verse las caras en una fase de clasificación para jugar un Mundial, el de Rusia 2018. Ambas selecciones con dos Copa América en su palmarés. Chalaca o chilena, términos que definen esta rivalidad tan maravillosa. Un clásico del Pacifico emocionante cargado de historia que seguro no dejará indiferente a nadie.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*