Fase de clasificación europea para el Mundial 2018: Grupo A

Francia Focus

Países Bajos: Aunque Danny Blind formó parte del cuerpo técnico que fracasó de manera dramática en la fase de clasificación para la Eurocopa 2016 (primero como asistente de Hiddink y después ya como seleccionador), el ex defensor central del Ajax permanece en el cargo. La presión será elevada desde el inicio, y con partidos ante Suecia y Francia ya en las jornadas iniciales, cualquier tropiezo prematuro podría comprometer su continuidad. Pese a que últimamente está llamando a jugadores jóvenes para afrontar por fin una regeneración que se está revelando complicada, la vieja guardia de figuras que alcanzaron el subcampeonato del mundo en 2010 sigue presente -entre otras cuestiones, porque no se adivina a nadie por abajo que pueda alcanzar el mismo nivel-. Las selecciones sub-21 y sub-20 no han logrado buenos resultados en los últimos tiempos, quedándose fuera incluso de citas como los Mundiales juveniles más recientes. Pero en los absolutos, el equipo oranje fue segundo en Sudáfrica y tercero en Brasil, por lo que el listón está muy alto para Blind.

Vincent Janssen es una de las novedades en los Países Bajos en los últimos meses. Foto: Focus Images Ltd.
Vincent Janssen aspira a convertirse en el delantero titular de los Países Bajos. Foto: Focus Images Ltd.

Francia: La decepción por la derrota en la final de la última Eurocopa ante Portugal siendo anfitrión y con Cristiano Ronaldo lesionándose en los primeros minutos fue mayúscula. Pese a ello, no se modificó la hoja de ruta prevista, y Didier Deschamps buscará redimirse en su tercer proyecto como seleccionador nacional tras alcanzar los cuartos de final en el Mundial de Brasil y el mencionado subcampeonato continental el pasado verano. El ex técnico del Marsella, la Juventus y el Mónaco renovó su contrato en febrero, prolongándolo hasta después del Mundial de Rusia. Y aunque puede existir la sensación de que pocas oportunidades mejores se van a presentar para lograr un título, sí hay razones para afrontar este nuevo ciclo con optimismo. Deschamps podrá contar con algunos futbolistas importantes que no participaron en la Euro (Varane, Zouma) y además las categorías inferiores parecen asegurar la promoción de talentos más que interesantes (la sub-19 se proclamó campeona de Europa este verano y cinco de sus jugadores fueron incluidos en nuestro once ideal del torneo).

La derrota en la final de la Eurocopa fue un duro paro para Francia. Foto: Focus Images Ltd.
La derrota en la final de la Eurocopa fue un duro palo para Francia. Foto: Focus Images Ltd.

Suecia: Ciclo absolutamente nuevo tras la pobre participación en la Eurocopa, donde acabaron últimos de grupo sin sumar ni un solo punto y anotando un único gol (que encima se lo metió Irlanda en propia portería). No sólo Zlatan Ibrahimovic se retiró tras la cita francesa: también lo hicieron Andreas Isaksson, Kim Källström, Pontus Wernbloom, Erik Johansson y Erkan Zengin y dimitió el seleccionador Erik Hamrén. El encargo de liderar el proyecto de renovación se le ha hecho a Janne Andersson, el entrenador que logró ganar de forma inesperada la última liga sueca con el IFK Norrköping, que llevaba más de veinte años sin celebrar un título. Su base será la que logró conquistar, también contra todo pronóstico, el Europeo Sub-21 de 2015 -en el que derrotó en la final a la Portugal de Joao Mario, Bernardo Silva, Raphaël Guerreiro y William Carvalho-. Lewicki, Guidetti, Lindelöf, Hiljemark y Augustinsson son los nombres más potentes de esta exitosa generación. De todos modos, y aunque en el palmarés histórico sueco destaquen el subcampeonato de 1958 y la tercera plaza en los Mundiales de 1950 y 1994, clasificarse para la fase final de Rusia ya se observaría como un logro notable después de las ausencias en Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. Y más teniendo en cuenta a las dos potencias con las que comparte grupo.

Daryl Murphy of Republic of Ireland and Zlatan Ibrahimovic of Sweden during the UEFA Euro 2016 match at Stade de France, Paris Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363 13/06/2016
Zlatan ya no jugará con Suecia. Foto: Focus Images Ltd.

Bulgaria: El pésimo arranque en la fase de clasificación para la pasada Eurocopa le costó el puesto a Lubo Penev, que fue sustituido por un Ivaylo Petev que resucitó las opciones del equipo pero que no fue capaz de llegar al final con opciones y tuvo que conformarse con una discreta cuarta posición por detrás de Italia, Croacia y Noruega. El joven entrenador permanece en el cargo para este nuevo reto, y su currículum lo sitúa como uno de los técnicos más prometedores de su país. Con él en el banquillo, el Ludogorets Razgrad ascendió a primera división y ganó sus dos primeros títulos de liga. Cuando más tarde firmó por el Levski de Sofía, las protestas de los hinchas, que boicotearon su presentación al considerar que Petev simpatizaba con el otro gigante de la ciudad, el CSKA, le llevaron a dimitir sólo un día después. Probó fortuna en el AEL Limassol chipriota, donde estuvo muy cerca de quitarle el título al APOEL y le complicó luego una previa de Champions al Zenit. El reto en la selección parece el más difícil de su carrera, ya que la actual generación está muy lejos de aquella que en 1994 firmó el mejor resultado histórico de Bulgaria (un cuarto puesto). Y aunque la prensa local busque trenzar paralelismos al recordar que en la fase previa de aquel Mundial también quedaron emparejados con Suecia y con Francia (echando a los galos en un famosísimo partido en París), repetir aquella gesta suena a ciencia ficción.

Bielorrusia: Tras mejorar ostensiblemente los resultados del equipo en la fase previa de la Eurocopa desde que fue nombrado seleccionador en diciembre de 2014 (ganó tres partidos, empató uno y perdió dos; antes de su llegada se había sumado sólo un punto en cuatro jornadas), Alyaksandr Khatskevich afronta ahora su primer proceso empezando desde cero. Aunque en la clasificación para la Euro 2012 Bielorrusia consiguió sumar cuatro puntos ante Francia (ganando en Saint-Denis en el debut oficial de Laurent Blanc), las expectativas en este grupo tan complicado son bajas para un conjunto que jamás ha alcanzado una fase final en categoría absoluta, y probablemente firmarían un cuarto puesto que les hiciera subir su coeficiente y de este modo partir en el próximo sorteo desde un bombo más alto. La selección puede beneficiarse de las experiencias en el exterior de varios de sus jugadores más importantes: la columna vertebral del BATE Borisov de los últimos años ya no es predominante, ya que muchos de sus integrantes han emprendido aventuras en ligas de mayor nivel (Rusia, Polonia, Israel…). Khatskevich trabajará con el mismo grupo de futbolistas, y en su primera convocatoria sólo llamó a un debutante: el centrocampista de origen peruano Alexei Ríos.

Filipenko abandonó el BATE en 2015 para fichar por el Málaga. Ahora juega en Israel. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Filipenko abandonó el BATE en 2015 para fichar por el Málaga. Ahora juega en Israel. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Luxemburgo: No acabar último en su grupo de la fase de clasificación para la Euro 2016 se celebró como uno de los mayores éxitos históricos del fútbol luxemburgués. La victoria por 1-0 ante Macedonia (con gol en el descuento) supuso ganarle el enfrentamiento directo a los balcánicos (3-2 en Skopje) y de este modo superarlos en la tabla tras acabar igualados a cuatro puntos (un empate en casa ante Bielorrusia, que volverá a ser rival, fue la otra parte del botín). Tras recibir goleadas durante gran parte de su trayectoria, Luxemburgo ya logra competir en la mayoría de sus compromisos internacionales. Los Mario Mutch y Aurélien Joachim, que eran los referentes del equipo y casi los únicos que jugaban a nivel profesional fuera del país, se sienten ahora acompañados por una joven generación de talentos formados en algunas de las mejores academias francesas. Vincent Thill, un chico del Metz nacido en el 2000 que debutó y marcó su primer gol internacional con 16 años, es el máximo exponente de esta nueva hornada, en la que también destaca el canterano del Lyon de origen caboverdiano Christopher Martins Pereira. Pese a que a nivel internacional permanezca en el anonimato, el entrenador Luc Holtz, que lleva ya seis años en el cargo y anteriormente dirigió al combinado sub-21 y fue jugador del equipo nacional entre 1991 y 2002, es uno de los técnicos que más está haciendo progresar a una selección europea.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*