Fase de clasificación europea para el Mundial 2018: Grupo C

FIL GERMANY FRANCE 0183

Alemania: La campeona mundial defenderá el título con la intención de alcanzar a Brasil en el palmarés histórico de la máxima competición global futbolística (la canarinha sigue liderándolo con cinco entorchados, por los cuatro que ha logrado el conjunto germánico). Joachim Löw, que participaría en su cuarta Copa del Mundo (la primera, en 2006, la vivió como asistente de Jürgen Klinsmann), deberá intentar repetir el éxito sin varios de sus jugadores campeones: Philip Lahm, Per Mertesacker, Bastian Schweinsteiger, Miroslav Klose y Lukas Podolski dejaron ya la selección. De este modo, los futbolistas que más experiencia acumulan ahora en el equipo son los Manuel Neuer, Sami Khedira, Mesut Özil, Mats Hummels y Thomas Müller. Pero el relevo parece preparado: Löw incorporó en su cuerpo técnico ya antes de la Eurocopa -en la que su equipo cayó de manera cruel frente a Francia en semifinales– a Marcus Sorg, el técnico que moldeó a la generación liderada por Joshua Kimmich en el superlativo Europeo sub-19 que Alemania ganó en 2014. El talento joven es enorme, pero también el listón está altísimo tras el 1-7 de Belo Horizonte y la consagración en Maracaná ante Argentina.

Alemania cayó en las semifinales de la Eurocopa contra Francia. Foto: Focus Images Ltd.
Alemania cayó en las semifinales de la Eurocopa contra Francia. Foto: Focus Images Ltd.

República Checa: Pese a haber acabado líder en el grupo más difícil de la fase de clasificación (el de Islandia, Turquía y Países Bajos), el conjunto centroeuropeo decepcionó en la Eurocopa 2016, en la que sólo sumó un punto ante Croacia y terminó en la última posición del grupo. Pavel Vrba no pudo reproducir los milagros que habían catapultado su reputación como técnico, y dimitió tras la eliminación en Francia. La federación apostó entonces por el veterano Karel Jarolim, que acababa de ganar la Copa Checa con el modesto Mladá Boleslav (el cuarto club con el que conseguía levantar algún título tras haberlo hecho antes con el Slavia de Praga, el Slovan de Bratislava y el Al-Ahli saudí). El nuevo seleccionador tendrá el reto de mejorar el pésimo registro del país en las Copas del Mundo (que contrasta enormemente con su muy buena hoja de servicios en las Eurocopas). Desde la disolución de Checoslovaquia, la República Checa sólo ha estado presente en un Mundial: el de Alemania en 2006, en el que no superó la fase de grupos. El reto se antoja complicado, ya que algunos de los hombres importantes del equipo en los últimos tiempos decidieron dejar la selección tras la Euro: Petr Cech, Jaroslav Plasil, David Limbersky, Roman Hubník y David Lafata. Y la nueva hornada no parece extraordinaria. Da la sensación que firmarían acabar segundos en este grupo y meterse en el play-off.

Petr Cech ya no jugará con la selección de la República Checa. Foto: Focus Images Ltd.
Petr Cech ya no jugará con la selección de la República Checa. Foto: Focus Images Ltd.

Irlanda del Norte: Si ya fue una sorpresa mayúscula que se clasificara para la Eurocopa 2016, que luego alcanzara los octavos de final ganándole a Ucrania aún llamó más la atención. Es por ello que Michael O’Neill ha logrado que ya no se hable del ruido que suscitó su nombramiento en diciembre de 2011 debido a su origen católico y a que la mayor parte de su trabajo lo hubiera realizado en la vecina República de Irlanda (donde ganó dos ligas con el Shamrock Rovers, al que además clasificó para la fase final de la Europa League pocos meses antes de asumir el cargo en la selección). En realidad, ese movimiento se interpretó también como un mensaje de la federación para intentar acabar con el éxodo de futbolistas norirlandeses católicos que preferían jugar con la República (el propio O’Neill había representado a Irlanda del Norte antes de que los tiempos más duros del sectarismo, con Neil Lennon abandonando el equipo en 2002 tras recibir amenazas de muerte, hicieran predominar casi de forma exclusiva a los jugadores protestantes en el combinado nacional). Tras conseguir clasificarse para la primera Eurocopa de su historia, el conjunto de Michael O’Neill buscará volver a un Mundial (no participa desde 1986). Aparentemente no tiene demasiadas opciones, ya que incluso Noruega posee a priori más calidad. Pero si mantiene el nivel de los últimos meses, podría soñar con la segunda plaza.

Irlanda del Norte no juega un Mundial desde 1986. Foto: Focus Images Ltd.
Irlanda del Norte no juega un Mundial desde 1986. Foto: Focus Images Ltd.

Noruega: Cuando parecía que podía llevarse el segundo puesto del grupo clasificatorio para la Eurocopa 2016 por detrás de Italia, fue adelantada por Croacia en la última jornada y luego perdió sorprendentemente la repesca ante Hungría. Pese a aquella decepción, Per-Mathias Høgmo continúa en un cargo que ocupa desde septiembre de 2013 (llevar al Tromsø a Europa y ganar la medalla de oro con la selección femenina en los Juegos Olímpicos de Sidney en el 2000 son los mayores éxitos de su currículum). Su atrevimiento con los jóvenes, ejemplificado de manera diáfana por el caso de Martin Ødegaard, al que hizo debutar con 15 años con la selección absoluta y lo puso de titular en partidos decisivos en la clasificación para la Euro, justifica que su proyecto requiera tiempo para alcanzar las metas. Noruega no participa en un Mundial desde Francia 98, donde logró meterse en octavos de final (su mejor resultado histórico), y no está presente en una fase final de una gran cita desde la Eurocopa del 2000. Aunque habrá mucha competencia, su objetivo en este grupo debe ser intentar acabar segunda.

La zurda de Stefan Johansen puede ser un recurso clave en Noruega. Foto: Focus Images Ltd.
La zurda de Stefan Johansen puede ser un recurso clave en Noruega. Foto: Focus Images Ltd.

Azerbayán: Robert Prosinecki, que asumió el cargo de seleccionador después de que el conjunto azerí iniciara la fase de clasificación para la Euro con cuatro derrotas en las cuatro primeras jornadas, mejoró ostensiblemente el rendimiento del equipo, logrando seis puntos sobre doce posibles en sus cuatro primeros partidos oficiales (una victoria frente a Malta y tres empates, entre ellos los muy meritorios logrados en Noruega, contra quién volverá a enfrentarse, y en casa ante su país, Croacia). Parece lógico, por lo tanto, que le hayan renovado el contrato que firmó inicialmente hasta después de la cita gala. El preparador balcánico se ha beneficiado del buen trabajo del Qarabağ y el Gabala, últimamente ya habituales en las fases finales de las competiciones europeas de clubes (el primero de ellos aporta nueve jugadores a la selección). Aunque lograr meterse en la primera fase final de un gran torneo suena a utopía, lo cierto es que Azerbayán ha reducido notablemente la diferencia de nivel con varios de los equipos que tiene en el grupo, por lo que, salvo ante Alemania, no parece una locura que se plantee salir a puntuar en el resto de compromisos.

San Marino: Para un equipo que no ha ganado nunca un partido oficial (sí uno amistoso, contra Liechtenstein en 2004), que suma tres puntos (de tres empates) entre todas las fases de clasificación mundialistas y europeas de la historia y que sólo no ha perdido en cinco encuentros en toda su existencia, resulta evidente que no hay otro objetivo que no sea conseguir superarse. De hecho, la última liguilla pre-Euro 2016 resultó productiva en este sentido: marcó fuera de casa tras catorce años sin hacerlo (fue Matteo Vitaioli en una derrota en Lituania por 2-1) y puntuó ante Estonia (0-0) tras 61 partidos consecutivos perdiendo. Con el mítico Andy Selva habiendo dejado la capitanía -tiene ya cuarenta años-, Alessandro Della Valle se encargará ahora de liderar al equipo desde el campo. En el banquillo continuará Pierangelo Manzaroli, que ha logrado mejorar a la escuadra desde que asumió el cargo en febrero de 2014 tras conseguir una histórica victoria dirigiendo a la sub-21 ante Gales.

San Marino espera mejroar. Foto: Focus Images Ltd.
San Marino es la principal candidata a acabar última en el Grupo C. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*