Fase de clasificación europea para el Mundial 2018: Grupo H

The players of Belgium mob goal scorer Radja Nainggolan during the UEFA Euro 2016 quarter final match at Stade Pierre-Mauroy, Lille
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
01/07/2016

Bélgica: La destitución de Marc Wilmots ejemplifica perfectamente lo que está ocurriendo alrededor de la selección belga. Con él, el equipo llegó dos veces seguidas a cuartos de final (Mundial 2014 y Eurocopa 2016), los mejores resultados del combinado nacional en una gran cita desde 1986, y pese a ello acabó perdiendo el trabajo al considerarse que no había estado a la altura de unas expectativas elevadísimas debido al potencial de la generación de jugadores que tenía a su disposición. El español Roberto Martínez se va a encontrar con un panorama similar, y sabe que si no alcanza las semifinales (el resultado del 86) su periplo como seleccionador belga se va a considerar negativo. Su elección generó dudas debido a sus dos últimas temporadas en el Everton, en las que el equipo rindió por debajo de lo esperado en la Premier League. En la decisión pesaron sus éxitos anteriores (un ascenso a la Championship con el Swansea, una histórica FA Cup con el Wigan y un quinto puesto con puntuación récord en su primer año en Goodison) y lo que la propia federación definió como “una interesante mezcla entre el fútbol español y el inglés”. En su primera convocatoria, el técnico de Balaguer apostó por dar continuidad al mismo grupo de jugadores que venían siendo llamador por Wilmots.

Roberto Martínez, ex entrenador del Everton (Foto: Focus Images Ltd)
Roberto Martínez dirigirá a la selección belga. Foto: Focus Images Ltd.

Bosnia-Herzegovina: Pese a quedarse fuera de una Eurocopa en la que por potencial debería haber estado presente, la federación renovó el contrato de Mehmed Bazdarevic. De hecho, el ex entrenador del Sochaux llegó al cargo con la fase de clasificación empezada y mejoró el pésimo inicio que había firmado el equipo con un Safet Susic que pareció perder toda su magia tras clasificar a Bosnia para el Mundial 2014, la primera gran cita de su historia. La derrota en la repesca ante la República de Irlanda fue un golpe duro, pero a Bazdarevic, que nunca había dirigido en su país natal -sí en Francia, Túnez y Catar-, se le entrega ahora una segunda oportunidad. Quizá sea éste el último ciclo con Edin Dzeko y Vedad Ibisevic a un buen nivel, y por detrás sólo asoma con fuerza el delantero del Dinamo de Zagreb Armin Hodzic. El objetivo de mínimos para Bosnia debe ser la repesca, y de hecho es el único equipo del grupo que podría competirle a Bélgica la primera plaza. Ambas selecciones coincidieron ya en la fase previa de la Eurocopa 2016: empataron 1-1 en Zenica y vencieron los belgas por 3-1 en Bruselas.

La derrota ante Irlanda en la repesca por la Eurocopa fue un golpe duro para Bosnia. Foto: Focus Images Ltd.
La derrota ante Irlanda en la repesca por la Eurocopa fue un golpe duro para Bosnia. Foto: Focus Images Ltd.

Grecia: Tras la desastrosa fase de clasificación para la Eurocopa 2016 -en la que perdió los dos partidos frente a las Islas Feroe, acabó última de grupo y fueron destituidos Claudio Ranieri y Sergio Markarián-, el alemán Michael Skibbe intentará devolver el prestigio a un equipo se que había caracterizado por competir por encima de sus posibilidades con Otto Rehaggel primero y con Fernando Santos después. Y aunque sus primeros pasos fueron poco alentadores -perdió en Luxemburgo el día que debutaba-, la victoria en Amsterdam en un amistoso a pocas horas de empezar esta fase mundialista hizo cambiar el estado de ánimo de la afición helena por primera vez desde la marcha de Santos. Skibbe apuntaba a técnico prometedor en sus inicios -entrenó al Dortmund y al Leverkusen siendo muy joven-, pero no acabó de triunfar y se tuvo que ir alejando del foco mediático (en los últimos años ha trabajado en las ligas turca y suiza). Ya sin integrantes del mítico equipo campeón de Europa en 2004, Grecia intentará meterse en su tercer Mundial consecutivo. Los octavos de final de 2014 son su mejor resultado histórico en el torneo. No parece sencillo repetirlo.

Karagounis posa con la Copa.
Será la primera fase de clasificación mundialista helena sin Giorgos Karagounis. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Estonia: Aunque se quedó lejos de su mejor fase de clasificación de todos los tiempos (aquella repesca que perdió ante la República de Irlanda en la previa de la Euro 2012), el primer ciclo con el joven sueco Magnus Pehrsson en el banquillo fue bastante digno: Estonia acabó cuarta en un grupo de seis, ganó a Eslovenia en Tallín y sólo perdió 0-1 y 2-0 en los dos partidos ante Inglaterra. Pehrsson alcanzó cierta fama en el fútbol escandinavo cuando dirigió a un Aalborg que goleó al Deportivo de la Coruña en la Copa de la UEFA 2008-09 y llevó luego al Manchester City a la tanda de penaltis tras igualarle un 2-0 en el partido de vuelta de octavos de final. De todos modos, parece complicado que pueda mejorar los últimos registros de una Estonia en la que no acaban de salir generaciones destacadas en las categorías inferiores. Repetir cuarto puesto sería un buen resultado.

Konstantin Vassiljev es la gran figura del fútbol estonio. Foto: Focus Images Ltd.
Konstantin Vassiljev es la gran figura del fútbol estonio. Foto: Focus Images Ltd.

Chipre: Otro equipo que repite en el mismo grupo con Gales, Bélgica y Bosnia-Herzegovina. De hecho, a los balcánicos no les traerá buenos recuerdos, ya que la histórica victoria del conjunto isleño en Zenica por 1-2 en la jornada inaugural empezó a torcer su fase clasificatoria para la Euro 2016. Luego los bosnios se vengarían en Nicosia (2-3). Bélgica les ganó los dos partidos (5-0 y 0-1), aunque el duelo disputado en terreno chipriota no se decidió hasta el minuto 86 con un gol de Eden Hazard. Sirven estos precedentes para calibrar el nivel de un combinado de nivel medio que tanto puede ser goleado como sorprender a un cuadro superior. Ya ha llegado a la selección absoluta el joven goleador Andreas Makris, al que descubrimos de casualidad en un torneo al que fuimos para cubrir el debut de Gibraltar en competición oficial en un pre-europeo sub-19. Acaba de ficharlo el Walsall de la League One inglesa. En el banquillo debutará Christakis Christoforou, un técnico que ha trabajado en los dos clubes de Limassol en sus dos últimas experiencias. Con el Apollon ganó una Copa y clasificó al equipo para la fase de grupos de la Europa League dos temporadas consecutivas eliminando a clubes de mayor entidad en la previa (al Niza en 2013 y al Lokomotiv de Moscú en 2014). Sustituye a un Pambos Christodoulou que decidió regresar al fútbol de clubes volviendo al AEL Limassol, con el que ganó la liga en 2012. En su primera convocatoria, Christoforou ha llamado a bastantes jugadores jóvenes. Entre ellos destaca el centrocampista de 18 años de la Juventus de Turín Grigoris Kastanos. Por razones de hermandad cultural, los dos partidos contra Grecia serán muy especiales.

Chipre ya se enfrentó a Gales, Bosnia y Bélgica de camino a la Eurocopa. Foto: Focus Images Ltd.
Chipre ya se enfrentó a Gales, Bosnia y Bélgica de camino a la Eurocopa. Foto: Focus Images Ltd.

Gibraltar: Jeff Wood fue un portero aventurero. En los años ochenta, cuando lo de salir a jugar al extranjero no era tan habitual como ahora, este guardameta inglés probó fortuna tras siete años en el Charlton Athletic y se marchó a las ligas de Malta, Finlandia y Hong-Kong. Quizá ello explica por qué ahora decide embarcarse en un reto sin demasiadas perspectivas de éxito: ser seleccionador gibraltareño. De hecho, llevaba más de diez años alejado del oficio de entrenador principal cuando fichó por el Lions de Gibraltar, el paso previo a convertirse en técnico nacional. Durante toda esa época se había dedicado a ejercer de entrenador de porteros en distintos clubes ingleses. Lo curioso del caso es que su Lions acabó último en la primera división de la liga gibraltareña ganando uno de veintiún partidos -y pese a ello le dieron la selección absoluta al finalizar la temporada-. Su objetivo en su estreno en una fase de clasificación mundialista será mejorar los números de la previa de la Euro 2016, en la que el joven combinado nacional perdió los diez partidos, marcó dos goles y encajó 56. A sus 34 años, Lee Casciaro es el gran referente del equipo: marcó el primer tanto oficial de la historia de la selección y también anotó este verano en la memorable victoria del Lincoln Imps en la previa de la Champions frente al Celtic de Glasgow.

Los jugadores de Gibraltar celebran el primer gol de su selección en partido oficial, en Hampden Park contra Escocia. Foto: Focus Images Ltd.
Los jugadores de Gibraltar celebran el primer gol de su selección en partido oficial, en Hampden Park contra Escocia. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*